Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Morena, a la baja

Por: Luciano Blanco González

30/04/2021

alcalorpolitico.com

Los trastumbes que sucedieron en la política mexicana durante esta semana, están cambiando los colores partidistas de la geografía nacional. Vivimos en un país formado en una profunda tradición legalista que se ha forjado desde sus orígenes republicanos, trastocados intermitentemente por los intentos monárquicos o la instauración de dictaduras disfrazadas de Agustín de Iturbide, Maximiliano de Habsburgo, en su caso Don Porfirio Díaz, acompañados de los continuos golpes de estado propinados fundamentalmente en el periodo entre la independencia y la reforma.

La historia nos ilustra la tendencia popular, siempre tendiente a fortalecer el sistema de derecho que las pasiones por el poder han derrumbado hasta que aparece en el firmamento el salvador de la patria, el demócrata, el justiciero, como lo fue Antonio López de Santa Ana (de manera retorcida con una serie de reformas a la constitución para legitimar siempre sus ambiciones de poder) en esta línea de manera auténtica Don Benito Juárez y Don Venustiano Carranza.

Don Benito, mientras el joven General Miguel Miramón, aposentado en el Palacio nacional impuesto de manera espuria por su suegro el depuesto Presidente Félix Zuloaga, mediante la designación de una junta de 41 concejales que lo designó Presidente substituto, mientras el hombre de Guelatao, que era Secretario de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y por disposición constitucional legítimo substituto en caso de la falta del Presidente titular, recorría el país en una carreta a salto de mata, en condiciones verdaderamente precarias, sitiado en varias ocasiones, amenazado de muerte por sus enemigos conservadores adictos a Zuloaga, mientras el indio oaxaqueño dignamente, armado con la majestad republicana a cuestas, basado en la constitución proclamaba la legitimidad de Presidente de la República por así disponerlo la carta magna vigente en ese momento.



La cita es en razón de que la fuerza moral del Presidente Juárez emanaba de nuestro sagrado e inviolable código máximo que los más lúcidos hombres de la reforma hicieron valer con valentía y con decoro, apoyados por un pueblo desarrapado y hambriento pero ávido de justicia.

Hay muchos casos descritos en la imborrable memoria oral y escrita de las hazañas realizadas en nuestro pasado, pero sobresale también de manera extraordinaria, el pronunciamiento del Barón de Cuatro Ciénagas, Don Venustiano Carranza, que ante la usurpación de la Presidencia por el traidor Victoriano Huerta, no dudó en revelarse contra el usurpador e ilegítimo presidente, colocándose al frente de una milicia combativa que termina siendo el Ejército Constitucionalista y él, el Jefe Supremo, culminando con el restablecimiento absoluto del orden legal aquel memorable 5 de febrero de 1917, en que fue promulgada nuestra Constitución que hoy se pretende violar de manera indignante, pretendiendo colocar sobre su grandeza y supremacía la basura de un capricho sexenal subsumido en el garabato transitorio de una ley secundaria, que aseguraría la continuidad de un personaje a modo, al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Da la impresión de que ya no hubo tiempo de modificar la Constitución, pero con todo el poder que tiene la seductora fuerza de la transformación debió de promoverse una reforma que asegurara la legitimidad en la extensión o en la reelección inmediata del presidente en funciones, ello se ha hecho siempre, existieron tiempos en que era el Presidente quien nominaba a los magistrados inclusive con facultades para removerlos, pero eran otros tiempos, ahora una mayoría pensante está pendiente de que las cosas se hagan bien y apegadas a las normas, alerta para que no se abuse del poder, que no se cometan violaciones, que se respete la ley, que haya moralidad en el ejercicio del poder público y de la conducta honorable y honesta de los funcionarios.



Este violento e inesperado intento en camino, deja al desnudo todo lo que se puede venir en contra del derecho, del patrimonio y de las personas, lo que ha irritado y puesto muy nervioso al electorado, pues hasta ahora todo lo que brotaba de presidencia, era motivo de debate, de discusión, de confrontación familiar y de amigos, concluyendo la mayoría de las veces en que eran simpáticas ocurrencias verbales del Presidente, pero ahora esta medida ilegal e inconstitucional, hace que se dimensione el futuro como muy peligroso, sobre todo porque el discurso dibuja ya no como adversarios sino como enemigos del cambio a la clase media y poderosa, a los intelectuales y críticos, comunicadores, burocracia y todo lo que esté próximo al ya conocido calificativo de “fifí”.

Argumentar desde la Cámara de Diputados que no es lo mismo justicia que derecho y que la justicia está por encima del derecho, rompe todo concepto de seguridad jurídica y de estado de derecho, por que quien la está definiendo no es un cualquiera, es el mismísimo Presidente de la cámara, diputado Ignacio Mier, desnudando el concepto que para el cambio sustancial del sistema se pretende implantar e instrumentar, restándole todo el valor e importancia al sistema de leyes vigente.

Al parecer, sobre los poderes fácticos de las influencias conservadoras y de la delincuencia, aún prevalece la independencia del poder judicial, pero aun muy superior las decisiones que han impuesto los organismos autónomos como el Instituto Nacional Electoral que se ha atrevido con la insolencia del saberse respaldado por la ley a jugar vencidas con el mismo presidente en el caso Macedonio- Morón, algo insólito e inédito en este país en donde estamos acostumbrados a obedecer y a respetar lo que diga el Señor Presidente, pero en esta ocasión la confrontación permite ver la clara inclinación de la opinión pública nacional a favor del INE, que por esta sola decisión le arrebata gran parte de simpatías al Presidente y las suma en su favor, convirtiéndose en un órgano altamente confiable para llevar adelante el proceso democrático, con claridad y con imparcialidad.



La decisión de las autoridades electorales en el caso comentado, está cargado de una potencial energía que envalentona y crece a las oposiciones frente al poder presidencial y de alguna manera influye para decirle a la gente que sí se puede quebrantar la aparentemente fuerte estructura gubernamental, que ante el hecho da la idea de que también es débil y vulnerable si se unen las voluntades irritadas y que son capaces de influir en las decisiones trascendentes, una decisión en sentido contrario mantendría al electorado desanimado y asaltado por el desconcierto, tal vez hasta dispuesto a doblar las manos y someterse.

El electorado mexicano está compuesto por un gran número de ciudadanos que están muy preocupados con los acercamientos constantes que tiene nuestro Presidente con los gobiernos catalogados como comunistas, populistas o socialistas, como China, Venezuela, Cuba, Argentina, Bolivia, Corea del Norte y Rusia y en este país somos pocos los convencidos de la posibilidad de que un sistema socialista, democrático y humanista podría ser la salvación de gran parte de la humanidad en sus carencias y necesidades personales y sociales, pero históricamente el pueblo repudia esos sistemas sociales que identifican con la esclavitud, con la falta de libertades y la cruel opresión.

Por eso le resta simpatía al Presidente, su actitud despectiva a la invitación personal que le hiciera el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para participar en el foro mundial sobre el cambio climático y sus consecuencias, con la presencia de los principales jefes de estado del mundo, nuestro mandatario le restó importancia a la reunión y se ocupó de su conferencia mañanera que nada aporta a las relaciones internacionales y en una ponencia contradictoria en extremo, planteó la posibilidad de que Estados Unidos apoye su programa de Sembrando Vida (reforestación) para que después los participantes obtengan visas de trabajo y de permanencia en aquel país. ¿que el programa no tiene como principal fin y lo justifica el arraigo que se logra con el trabajo que el programa brinda a sus participantes para que no migren?



El electorado no se crea que es como la generación nuestra que volteaba demasiado hacia los ahora amigos del gobierno mexicano, no, ahora un buen número de mexicanos está volteando hacia el norte, nos dan trabajo tal y como lo reflejan las remesas millonarias de dólares que envían cada mes, nos compran nuestros productos agrícolas y ganaderos, buena parte de la manufactura partes y aparatos eléctricos, automóviles, nos traen divisas y son esplendidos gastando en el sector turístico del país, usan nuestros aviones, nos rentan carros, consumen en los restaurantes. Dan buenas propinas, chulean nuestra comida y además vacunan a los mexicanos sin ninguna restricción y por el número de paisanos que viven y trabajan allá, se dice que han vacunado mas mexicanos que nuestro gobierno, siendo un anhelo para muchos, en este momento poder ir a vacunarse, abonando a la buena disposición de ese país y su gobernante es de celebrarse la magnífica oferta de nacionalizar 14 millones de inmigrantes, medida que sin duda nos favorecerá, sin que por ello haya la cortesía que se tiene con el presidente ruso, Vladimir Putin, a quien se dice es invitado a las fiestas de la independencia, para Biden lo que si ha habido es descortesías.

Por eso este electorado tiene un ánimo despierto más hacia las oposiciones que al partido oficial. Máxime que se proveen represalias amargas a nuestra economía de continuar con el rechazo a la ayuda y colaboración que reiteradamente le solicitan al gobierno en materia de combate al narcotráfico y cooperación en los esfuerzos por atacar el nocivo lavado de dinero. Ojalá y no tengamos que arrepentirnos.

Otro hecho que también ha permeado el ánimo nacional son las repulsivas conductas sexuales que en gran número de sus candidatos y lideres se han hecho públicas en los últimos días siendo parte del escándalo nacional, es cierto que son la excepción, pero pareciere que estuviéramos frente a una cuadrilla de violadores, pederastas, homosexuales, tocadores y una secta de ritualistas sexuales que concurrían al extranjero para disfrutar de los más exquisitos y extravagantes placeres sexuales.



Mis mejores deseos para el Presidente y para su partido en el próximo proceso electoral, pero aunque estoy seguro que nuestro presidente tiene otros datos, la voluntad popular por los recientes desaciertos está volteando hacia otro lado, se registra baja en las encuestas en casi todo el país, pero lo que son Nuevo León, Sonora y Tlaxcala es muy visible el descenso, quedan 36 días para corregir el rumbo, es momento de cambiar el discurso y de instrumentar cambios de actitud que generen en el electorado una visión que motive empatías con los programas y candidatos de la Cuarta Transformación, se está perdiendo demasiado tiempo en pelear con los organismos autónomos, con los fifí y aliados, en perseguir adversarios, porque en este periodo solo hace pensar que se trata de represión oficial y de repulsivas venganzas, inclusive se impone un urgente cambio de líderes, violadores de la ley, empecinados en echar la culpa de sus errores a otros, porque lo único que ganan es que se les cuelgue el mote de mentirosos, de solapadores y de irresponsables. Ellos no valen la pena, en nada ayudan, por el contrario estorban, lo importante es ganar para darle al Presidente López Obrador toda la posibilidad de implantar definitivamente su proyecto.- Por el bien de la causa.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes