Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Riesgoso volado escolar

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

25/05/2021

alcalorpolitico.com

*Expectación financiera
*Otra polémica petrolera
*¿Ahorros en medicinas?
 
Claro que una de las causas que originan prisas en el sector oficial para reactivar las clases presenciales, es que en amplios espacios territoriales del país, el sistema de enseñanza por vía de Internet no ha resultado lo apropiado que se esperaba, ello porque muchas son las familias que en éste México nuestro, ni siquiera radio tienen e incluso carecen de servicio de energía eléctrica, escenarios que por sí mismos refieren y, se amplían aún más, cuando hablamos de computadoras en casa, instrumento vital para la educación a distancia, que millones de niños en nuestro suelo patrio ni siquiera lo conocen.
 
La pandemia ha originado escenarios que resultan “reveladores” (si así los queremos calificar) para un amplio sector de la sociedad y un gobierno, que se encuentra más involucrado en la confrontación partidista, al tiempo que los sectores populares primordialmente en las colonias de las ciudades y en la zona rural, se muestran atentos y en espera de posibles “utilidades” que pudieran obtener de candidatos y partidos políticos, quienes “reparten regalos” tanto en efectivo como en productos, a los que se agregan las eternas promesas que muy raramente se cumplen.
 
Es el sector educativo gubernamental el que afronta el mayor problema en lo referente a impartir clases a la distancia, porque incluso en zonas urbanas se afronta (en un amplio sector) la ausencia de internet y equipos computacionales para que los alumnos reciban sus clases a distancia, lo que se convierte en mayormente complejo cuando los hijos que estudian son varios, porque si no cuentan con una computadora mucho menos van a disponer de dos o de tres, ello sin agregar lo referente a la línea de internet.
 
El panorama en referencia deja en claro la causa o el motivo, por el que las autoridades federales y estatales están apresurando el que las escuelas se reactiven, hecho que para muchos mexicanos es considerado como una determinación “aberrante”, calificación originada porque en los hospitales del país continúan los listados de fallecimientos por causas de la pandemia, derrotas de la ciencia médica en combinación con el Gobierno, porque los escalofriantes índices de mortandad no sólo se han originado por la agresividad del coronavirus, sino también por la falta de suficientes equipos, espacios y medicamentos apropiados para atender a quienes han sido agredidos severamente por el coronavirus.
 
Ahora bien, muchos califican como una tarea imposible de resolver “de la noche a la mañana” para que, todos los escolares de todas las edades, dispongan en sus hogares de los equipos necesarios para aplicarse con eficacia en clases por vía cibernética, es más, por el momento la capacidad financiera del Gobierno no le permite sufragar tales necesidades, incluyendo la dotación de redes de internet en todos los pueblos y rancherías del país, así como en todas las colonias de ciudades e incluso de metrópolis, reto complejo que ha influido en el apresuramiento “artificioso” para determinar que “ha decrecido el riesgo de contagios” y, ello garantiza que los alumnos de todas las escuelas “retornen a sus salones”, pero eso sí, con una carta firmada por sus padres donde liberan de toda responsabilidad a las escuelas y obviamente al Gobierno, de cualquier contagio que se registre precisamente por asistir a clases presenciales.
 
Todo el escenario en referencia se diseña sin la seguridad por parte del sector médico y de las propias autoridades municipales, estatales y federales, así como incluso de los maestros y directivos escolares, en el sentido de que la pandemia ha dejado de ser un riesgo significativo en centros escolares, por lo mismo, no sólo toman acciones para checar temperatura de los alumnos y observar si no registran síntomas de un catarro o gripe, sino que requieren de un documento firmado por los padres, que libere al maestros y la escuela de ser responsables de que los alumnos sean agredidos por la peligrosa pandemia, contagio que al mismo tiempo puede transmitirlo hacia sus amigos, hermanos y familiares en lo general.
 
Así las cosas, la reactivación escolar se encuentra enmarcada en lo relativo a la salud de los alumnos, en la ya tradicional expresión cinematográfica titulada La Guerra de las Galaxias: “Que la suerte te acompañe”.  
 
Lo que se lee
 
De acuerdo a datos difundidos por expertos en el tema, las finanzas al interior del Banco de México, refieren que no se registraron remanentes que pudieran acreditarse a las operaciones del año pasado, lo que obligadamente induce hacia una clara posibilidad de crisis económica, si tal panorama no es corregido en los espacios de la administración federal, para evitar severos efectos en más de 100 fideicomisos cuyos recursos (se asegura por especialistas) han sido utilizados para la adquisición de vacunas, escenario obligado por el desarrollo pandémico en nuestro país.
 
Los apuntes en referencias dejan entrever que existen reacciones de molestia en la Presidencia de la República, así como de preocupación, pese a que las decisiones asumidas por dicha institución, como la utilización de utilidades para la amortización de pérdidas en ejercicio anteriores, pareciera que no son del agrado de la cúpula administrativa del país, lo que hace suponer o predecir, que podrían surgir coletazos derivados de factibles ciclones burocráticos en los más altos niveles de La vida pública del país.
 
Los escenarios en referencia obviamente que atraen la atención de los especialistas en los más altos niveles de la economía mexicana, porque está claro que la institución financiera en referencia como lo es el Banco de México, constituye uno de los cimientos primordiales de la vida económica en todo el territorio nacional... Obviamente se registra expectación.
 
Lo que se ve
 
Cierto... En los ámbitos de la productividad y por los efectos del daño al medio ambiente, se incrementa la atracción de dirigir la mirada, por parte de empresarios petroleros estadunidenses y de otros puntos del mundo, hacia la generación de “energías verdes” e incluso la energía producida por corrientes de aire en regiones apropiadas, lo que ha otorgado curso al despunte de la “energía eólica”, misma que desde años atrás en Europa ha sido impulsada en amplios espacios de distintos países.
 
Sin embargo, para el actual Gobierno de México, el futuro de la economía y el desarrollo se sustenta (en parte) por la producción de petróleo, utilizando plantas tradicionales que requieren de elevado consumo de combustible contaminante, lo que nos podría encajonar en un ámbito de efectos no sólo incosteables por su elevado costo, sino de la misma forma de elevado riesgo para el medio ambiente.
 
Así las cosas y para colmo de males, circula la versión de que el Gobierno Transformador mexicano adquirió esa vieja planta refinadora, que requiere reparaciones de alto costo, misma que la empresa vendedora ya no lo realizaría, porque la demanda de combustible toxico va en picada y dichas plantas ya resultan incosteables... Surge así nueva polémica en los espacios de la sociedad mexicana.
 
Lo que se oye
 
Destaca el Presidente de México el ahorro logrado en la compra de medicinas, mientras innumerables padres de familia refieren constantes protestas por la ausencia de medicamentos para sus hijos... ¿Será que estamos ahorrando en compra de medicinas a costa de la salud y la vida de niños y adultos mexicanos, agredidos por el cáncer y otros padecimientos?... Usted qué opina.

Columnas recientes