Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Riesgoso apostar al petróleo

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

26/05/2021

alcalorpolitico.com

*Cuando el amigo se va
*¿Y la veda electoral?
*Hoy habrá eclipse lunar
 
Cierto... gobiernos anteriores como el encabezado por Carlos Salinas de Gortari, realizaron inversiones para fortalecer la industria petrolera, referencias que se vienen suscitando en nuestro país, desde que Don Lázaro Cárdenas realizara la expropiación petrolera...
 
Pero bien claro nos debe quedar que en la actualidad las perspectivas de crecimiento de la industria petrolera han venido a la baja, escenario vinculado con el rechazo de especialistas hacia los altos, e incluso ya peligrosos, niveles de contaminación que el uso de hidrocarburos genera, agudizando los niveles de contaminación que paralelamente al crecimiento poblacional, conforman dos de los retos realmente complejos de afrontar y superar.
 
Industrias y desarrollo productivo en lo general, en los marcos de la “no contaminación” no refiere una nueva moda en estilos de vida y de productividad, sino que constituye una real y contundente emergencia, misma que obviamente otorga curso a complejidades que conforman un reto sin igual, porque de hecho el transporte y la industrialización prácticamente en su mayoría, registra como cimiento de su operatividad el uso de combustibles derivados del petróleo.
 
En ese contexto, la economía mexicana afronta un severo reto, en tanto que uno de sus pilares fundamentales lo ha sido “la riqueza petrolera”, no del todo bien administrada y, tanto así, que en su seno se registra una historia de abusos y corrupción de las más significativas, tanto en el pasado como en el presente, mismas que se asegura persistirán por un tiempo más.
 
Pero todo hace indicar que el implacable destino está alcanzando a la industria petrolera mexicana, al igual que a las de todo el mundo, tiempos en los que un medio ambiente saturado de contaminación reclama el retiro de prácticas contaminantes, lo que obliga al desarrollo y adopción de energías limpias, como es el uso de energía eléctrica en lugar de gasolina.
 
En ese marco es en el que se ubican operaciones polémicas como son las inversiones del gobierno mexicano, para adquirir el total de las acciones (ya era propietario en un 50%) de una planta procesadora de petróleo que, no tanto por problemas operativos, sino por la tendencia mundial hacia la disminución de los niveles de contaminación, se había determinado en principio cerrarla, agregando al hecho que muchos otros lo consideran como un riesgo financiero a costa de los recursos del pueblo mexicano.
 
Promover por un lado la reforestación para contener los niveles de contaminación, acción aplicada en base a un programa identificado como “sembrando vida”, mientras en otros rubros como la industria petrolera continuamos sembrando contaminación y muerte, se reflejan por los escenarios referidos como espacios de elevada controversia, en tanto que uno con el otro se contraponen.
 
Ciertamente y por muchos escenarios más emergidos de las actuales prácticas gubernamentales, México se está convirtiendo en ámbitos internacionales en uno de los países de mayores controversias, conceptos que por natural lógica desgastan la confianza en los espacios de la economía mundial, en torno a los escenarios financieros y productivos del México de nuestros días y, tales escenarios obviamente que no resultarán positivos ni para la economía ni para la sociedad mexicana, porque claramente continuamos con más de lo mismo.
 
Lo que se lee
 
Se refiere en un pensamiento que me hizo llegar un apreciado lector:
 
“Estoy en un punto en donde prefiero tomar distancia y guardar silencio...
 
No porque otros tengan la razón, sino que para mí es más valioso tener paz que tener la razón”.
 
Claro que resulta singularmente sensata la reflexión en referencia, porque incluso por desacuerdos sin mayor importancia respecto al sentir o pensar de una persona de nuestro aprecio, se llegan a lastimar las relaciones de amistad e incluso familiares, incluso con niveles de inconciliables, lo que en nada resulta positivo para quienes (bajo tales circunstancias) dieron por terminada una añeja amistad...
 
¿Quién gana cuando un amigo se va?
 
Lo que se ve
 
Que muchos añoran aquellos viejos tiempos que no son tan distantes, en los que alcaldes, gobernadores y el Presidente de la República, en gran medida desaparecían de los reflectores y guardaban sepulcral silencio, salvo en casos de emergencia, escenario invariable en todo el transcurrir de la etapa electoral, incluyendo obviamente el día de la elección...
 
Y tales escenarios se añoran porque hoy vivimos todo lo contrario, como si los ordenamientos legales fueran borrados de un tajo, hasta incluso algunos alcaldes rompen la veda electoral, todos emulando a quien todos los días utiliza la más alta tribuna del país incluyendo en el tema referencias sobre el proceso electoral.
 
Tiempos que por tales características ya conforman parte de la historia de México, como es natural en lo referente a conductas negativas, hechos recientes que ya integran varios capítulos de nuestro pasado como Nación y, no precisamente en el sentido positivo, escenarios que en el México actual, ningún mexicano habría imaginado que presenciaría... Son millones los testigos de ese lamentable desenlace en los marcos de la historia nacional.
 
Lo que se oye
 
Ya se comenta en tierras veracruzanas que el día de hoy tendremos (si las nubes lo permiten y los astrólogos aciertan) la oportunidad que nos permita contemplar y admirar en todo su esplendor, un “eclipse lunar” que los especialistas califican como “eclipse total”, escenario al que también se le identifica como “Súper Luna Roja”... Todo ello registrado en espacios muy cercanos a la tierra.
 
Confiamos los veracruzanos en que las nubes no tiendan su manto, cubriendo el muy singular fenómeno espacial, para el cual especialistas en la materia ya prestan singular y entusiasta atención.

Columnas recientes