Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Dramático estancamiento

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

11/06/2021

alcalorpolitico.com

*Objetivos mañaneros
*Adiós a las promesas
*La responsiva escolar
 
Se han filtrado comentarios en determinados círculos de cordobeses y orizabeños del sector empresarial, que de hecho entre los exitosos empresarios Juan Manuel Diez Francos y Guillermo Rivas Díaz, se había acordado un pacto de solidaridad en el cual, el hoy por tercera vez alcalde orizabeño aportaría lo mejor de su elevada experiencia como funcionario público, para fortalecer los resultados en favor del desarrollo urbanístico e incluso empresarial del municipio de Córdoba, ciudades hermanadas tanto familiarmente como desde el punto empresarial, dos factores que obligaban la posibilidad de caminar juntos hacia un mejor desarrollo de los dos municipios, el orizabeño de hecho sin un significativo sector rural y el cordobés, con severa parálisis y pocos avances tanto en lo urbano como en lo rural, obviamente más notorio en lo rural.
 
En los marcos de esa idea de generar frutos positivos, aprovechando “la hermandad” de los dos municipios, al tener como aportador de proyectos para el desarrollo urbano y rural de Córdoba a quien ha sido considerado en tiempos actuales, como el mejor alcalde en tierras veracruzanas, que cambió radicalmente el rostro de la ahora bella ciudad de las aguas alegres y que, por lo mismo, ya es alcalde electo por tercera ocasión, constituyó una oportunidad de reales dimensiones positivas para el municipio cordobés y obviamente para los cordobeses, oportunidad que obviamente se diluye cuando los cordobeses se niegan a tal propuesta e, inesperadamente, ejercen el sufragio mayoritario hacia la propuesta sugerida por el lado gubernamental, en la persona del doctor Juan Martínez Flores.
 
Los escenarios cordobeses con un conglomerado social que de siempre había definido triunfos electorales en favor del PRI o del PAN, sin que nunca antes privaran variaciones en ese sentido, sorpresivamente dio un giro realmente inesperado otorgando el triunfo electoral al doctor Juan Martínez Flores, candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por MoReNa, Verde Ecologista y el Partido del Trabajo... Y la verdad es que sí pasaron a la historia electoral y consecuentemente a la historia cordobesa, misma que habrá de escribirse en los próximos cuatro años.
 
Adelantar juicios sin disponer de escenarios concretos sobre el tema, como lo es un nuevo cuerpo edilicio cordobés, cuya integración formal apenas se encuentra en proceso, nunca ha sido aconsejable, máxime cuando no se conocen, con claridad y puntualidad, el rango de competencias como administradores públicos que pudieran tener los integrantes del nuevo cuerpo edilicio cordobés, pero referir que con tal determinación electoral, Córdoba perdió la oportunidad de contar con un cuerpo edilicio asesorado por quien, por prolongado periodo, ha sido el generador de una real y positiva transformación del municipio orizabeño, al que convirtió en “pueblo mágico” y ha sembrado los cimientos para un extraordinario desarrollo urbanístico, comercial e industrial, incluyendo el comportamiento de la ciudadanía en favor de su terruño, que ha dado curso a una actividad turística inimaginable en el pasado, tal como lo han logrado los últimos cuerpos edilicios orizabeños, todos aplicando con sus personales características la idea progresista sembrada por Juan Manuel Diez Francos, indudablemente que invitan a reflexionar en que posiblemente los cordobeses perdimos una oportunidad para alcanzar niveles de urbanización y desarrollo integral, precisamente como el que actualmente distingue y prestigia al municipio de Orizaba... que de ello, no quede duda alguna.
 
Lo que se lee
 
Quien nos gobierna en el país se ha dedicado a culpar a los medios de comunicación de la escandalosa derrota electoral que registró el partido de los morenos en la multitudinaria Ciudad de México, reacción incorrecta porque los medios de todo informan, incluyendo los que transmiten en vivo las declaraciones mañaneras, mismas que continuaron reproduciéndose en plena veda electoral, hecho que por sí solo refiere que los medios de comunicación informan, comentan y evalúan, pero muy raramente interfieren en cuestiones de tendencias electorales, salvo los datos que formalmente difunden las compañías encuestadoras y lo referente a espacios publicitarios.
 
Está claro que, desde los tiempos de sus campañas electorales, las que por cierto fueron varias, el ahora Presidente de México de siempre se ha manifestado como crítico invariable de los medios de comunicación, postura que asume con regularidad porque sabe que ello distrae la atención de los medios y de la colectividad, sobre otros problemas de mayor envergadura que se originan al interior de la administración pública.
 
De hecho, el Presidente López Obrador practica las ya fastidiosas declaraciones mañaneras, con la idea de imponer los temas del día a los medios de comunicación, tal es el objetivo primordial que persigue y en ello se empeña todos los días al despuntar la mañana, agregando en tal escenario las tácticas distractoras.
 
Lo que se ve
 
Siempre se observa por parte de la población, que precisamente se le acreditan al pueblo los beneficios que pudiera originar una nueva administración municipal, estatal o federal, sin embargo, no siempre la colectividad gana con una elección, sin que resulte extraño que, en lugar de ganar, con el transcurrir de los días sea precisamente el pueblo quien pierda, ante la deficiente actuación de las nuevas autoridades.
 
Muchos e incluso singularmente históricos son los yerros gubernamentales, incompetencias que tienen a la población como blanco de sus nocivos efectos, porque está claro que los alcaldes, los legisladores, gobernadores y presidente de la República, se convierten por lo general en dueños y señores de sus propias acciones, ignorando con regularidad el pensamiento y sentir del pueblo, sector que sólo es atendido en las campañas electorales, pero que después se convierte en núcleo incómodo para el gobernante... (Insisto: Salvo escasas excepciones).
 
Ya veremos dentro de corto tiempo el resultado de nuestra decisión en lo relativo a legisladores y alcaldes, porque debo referir que en éste rango de pronósticos casi nunca se falla.
 
Lo que se oye
 
Esta claramente referenciado el que la posibilidad del retorno a clases presenciales es una determinación que el gobierno evade, dejando que la determinación la asuman los maestros y, primordialmente, los padres de familia... ¿Cuál podría la ser la causa, motivo o razón para tan “democrática” determinación de nuestras instancias gubernamentales?
 
Correr el telón que encubre la realidad no es complicado, porque la simple lógica nos induce hacia la conclusión, en el sentido que nuestras autoridades municipales, estatales y federales, tienen claro que el riesgo de contagio entre los estudiantes existe de manera notoria, contagio que por las características de su desarrollo puede iniciar su proceso en los alumnos y éstos, aun sin síntomas claros, contagiar a sus amigos, a sus hermanos, a sus padres e incluso a sus abuelos, escenarios que pueden ser ampliados tanto en los dramáticos efectos como en nuevas cadenas de contagios, o sea, el rebrote del virus con probables consecuencias fatales, referencias sobre las que el magisterio y el gobierno no quieren ser copartícipes de la responsabilidad, ese temor por la tragedia familiar es el que origina que nuestro “amable” gobierno y nuestros apreciados maestros, soliciten una responsiva familiar para que los alumnos acudan a clases presenciales... Hágame Usted el favor.

Columnas recientes