Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¡Vicente, cómo estás, ya llegué

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

09/07/2021

alcalorpolitico.com

“¿Dejaría de ser útil a la 4T,
Erika Ayala, por qué la echan?”

Yo

¡Vicente, cómo estás, ya llegué!

Hace dos años nos enteramos con mucha pena de la muerte de don Vicente Bonilla, uno de los fundadores del restaurante coatepecano Casa Bonilla, junto con su hermano El Chato. Fundada en 1939 por don

Vicente Bonillay asentada en una casa típica de la región, este restaurante ha sido visita obligada para quienes desean vivir de lleno el sabor de Veracruz.

Más de ocho décadas de trayectoria le han conferido reconocimiento a nivel nacional e internacional, al grado que es punto de reunión

depersonalidadesdel mundo de la política, la cultura, el deporte y la televisión.



Quien esto escribe contaba con 24 años y ya me había embarcado en el mundo de la grilla estatal. Don Teodoro Coutolenc Molina, mi maestro, me había invitado a trabajar como reportero de la agencia INFORMEX la cual vino a inaugurar, por cierto, el titular de esa agencia informativa, don Álvaro Gálvez y Fuentes, conocido con el mote de El Bachiller. Estuvimos participando activamente en el malogrado destape de don Manuel Carbonell de la Hoz y tras esa primera incursión en la vida política de Veracruz, que nos traumó, nos reincorporamos a las actividades del último informe de gobierno de don Rafael Murillo Vidal.

Rafa Junquera Maldonado se encargó de elaborar el documento (el informe), encerrado por varios días en una de las habitaciones del hotel Salmones y, nosotros, montamos la sala de prensa en lo que era el restaurante y bar de ese histórico hotel: escritorios con máquinas mecánicas, hojas tamaño normal suficientes en cada espacio, coñac y café para los periodistas y una larga repisa con tablones forrada de paño rojo, sostenía los veinte teléfonos disponibles para que los periodistas hicieran las llamadas que quisieran. Apenas había terminado el informe y en la puerta de la sala de prensa apareció alguien que preguntó por mi. Fui a encontrarlo y me entregó una caja de zapatos Canadá llena de sobres: Dice el maestro que los repartas, cada uno trae el nombre del destinatario, diles que es una atención del señor Gobernador quien agradece su presencia. Comencé a buscar y rápido aparecieron los propietarios de esos sobres, tan rápido que en cuestión de media hora solo me quedaba uno sin nombre, el cual guardé y más tarde, por la noche lo entregué al maestro Teodoro quien generosamente me dijo: es tuyo Manolius, si no ¿quién te paga?

Estando en la flamante sala de prensa, a eso de las 14:30 un enviado de la Subsecretaría me trajo una importante instrucción; se me indicaba, de parte de “el jefe” que me fuera para Coatepec, al restaurante Bonilla para estar pendiente de lo que se le ofreciera al invitado especial, al dirigente nacional del PRI Jesús Reyes Heroles, quien comería en ese lugar. Dejé a un mesero (el capitán) como encargado del changarro de prensa y salí corriendo hacia un vehículo que me habían asignado, le indiqué al compañero conductor que se fuera hecho la raya hasta el restaurante de los Bonilla en Coatepec porque tenía que estar ahí lo más pronto posible.



Por fortuna llegué ante que don Jesús, quien al entrar, con una estruendosa voz saludó a Vicente Bonilla, su amigo, quien le indicó de inmediato dónde se debería sentar. Nervioso fui hasta donde estaba don Jesús y me presenté: señor me mandaron para estar pendiente por lo que se ofrezca, soy fulano de tal y cualquier cosa aquí estamos.

Don Jesús me dijo: mire joven aquí lo único que hace falta son suficientes acamayas y unos whiskies, siéntese por favor frente a mi y vamos a disfrutar de la buena comida. Y a quién le dan pan que llore, hice lo que el señor me ordenó y de pronto estaba compartiendo los platones de acamayas en verde, al mojo de ajo y enchipotladas ni más ni menos que con el presidente del CEN del PRI, don Jesús Reyes Heroles, el paisano de Tuxpan, orgullo veracruzano, y el último gran ideólogo que este país ha tenido.

Unas tres horas de comer, de beber y de escuchar la amena e ilustrativa plática de don Jesús y salimos, el presidente del CEN rumbo a Veracruz para abordar su avión hacia el DF y nosotros a la sala de prensa a reportarnos con el jefe.



Por eso cuando me enteré de la lamentable muerte de don Vicente Bonilla, tocayo de mi querido padre, experimenté esa rara sensación que ya traemos, de tristeza y melancolía por la extinción de una generación de personas muy cercanas y muy queridas: la pandemia, la edad, la raya, no se, pero nos estamos yendo.

Nos quitaron los baños en Xallitic

El parque o paseo de Xallitic es uno de los más hermosos de la capital del Estado, referente histórico de nuestra bella ciudad, pero da la casualidad de que carece de mingitorios. Y no es que se haya planeado un parque público de este tamaño sin contar con un lugar donde desfogar la vejiga cuando se requiere, no, lo que pasa es que hace muchos años, a principios del siglo pasado, cuando se planeó construir este centro de reunión, quienes lo diseñaron por supuesto que incluyeron los baños, para hombres y mujeres, los cuales se encuentran al terminar los lavaderos subiendo las escaleritas.



Por muchos años los baños funcionaron bien. Los lavadores de carros que ahí trabajan en coordinación con los vecinos del lugar, se ofrecieron a lavarlos y mantenerlos limpios, funcionales, a cambio de que ellos también los pudieran usar, y todo iba bien o fue bien no se, unos cincuenta o más años, hasta que les llegó la última feria del pambazo, una de las actividades culturales impulsadas por el ayuntamiento que preside, para desgracia nuestra, el señor Hipólito Rodríguez Herrero. Resulta que llegó un tal Nereo (creo que así se dijo llamar), de la poderosa dirección de Parques y Jardines y sólo por enchílame ésta, don Nereo que ordena quitar los candados que ahí se encontraban y poner tres seguros con llave cada uno a los dos baños y punto, se acabó, por las barbas del señor, el único lugar donde los paseantes podían echarse una meadita.

Los primeros afectados fueron los asistentes a la feria del pambazo, quienes no pudieron disfrutar del momento porque si se echaban una agüita o un refresco y les daban ganas de orinar tenían que ir a un domicilio particular a pedir permiso para descargar la vejiga solo porque el pucta Nereo, un enviado del alcalde, cerró los baños que son propiedad de los xalapeños y hoy no se usan en nada.

Señor Hipólito, ¿podría dar la instrucción a sus vasallos de liberar estos necesarísimos baños para que la explanada de Xallitic, los lavaderos y todo lo que hay en este sitio tan visitado regrese a la normalidad?... Hágalo por todos los vecinos de esa zona y por los visitantes que con tanta frecuencia se presentan a admirar tan hermoso lugar... De antemano, gracias, y si no lo hace ¿qué culpa tienen sus ancestros de que los recordemos tan mal?



Saquean en Cosoleacaque al INSABI

En tiempos cuando los mexicanos añoran un cambio para decirle adiós a la corrupción, es lamentable que aún existan personas que practican actos típicos del abominable duartismo, al mentir y aprovecharse de la salud de las personas, sobre todo con el programa federal denominado Instituto de Salud para el Bienestar(INSABI) el cual fue creado para brindar servicios de salud gratuitos para las personas que no pertenezcan al Seguro Social, ISSSTE o PEMEX, es decir para aquellas que no cuenten con acceso a los servicios de salud.



Vamos al grano. Entre los hospitales que brindan el servicio del INSABI en Veracruz, se encuentra el hospital civil de Cosoleacaque, donde los servidores públicos practican elarte del engaño para poder aumentar su riqueza y satisfacer su bolsillo; ¿esos son los principios éticos y morales que enseñan en la facultad de medicina?, acaso Veracruz no tuvo ya una experiencia muy amarga cuando usaron la salud del pueblo como negocio.



El hospital general de Cosolecaque es un hospital olvidado por las autoridades, es el lugar perfecto para el saqueo y el uso de un cargo público para beneficio propio, un hospital golpeado por la corrupción, el sitio idóneo para personas carentes de moral.

Este nosocomio bajo la dirección del doctor Guillermo Bellaescusa Rodríguez, quien en tan pocos meses de haber recibido su nombramiento creo un grupo que ha estado beneficiándose económicamente realizando cirugías particulares dentro del hospital y para que esto se pueda llevar a cabo solo necesita modificar unas notas médicas para lo cual se presta por una generosa cantidad los médicos de turno Blas David Santana Pérez con cedula de especialidad6442459, Carlos Orlando de la Cruz Caseros con cedula profesional 10216770, Saúl Culebro Rolón con cedula profesional 7062351, la jefa de enfermería Rosalía González Ramos con cedula profesional 3376862.



Los corruptos médicos antes mencionados, también dan las consultas privadas que ellos mismos realizan, o médicos especialistas que son amistades de este grupo el cual por una visita al hospital y dar una receta particular llegan a cobrar hasta cuatro mil pesos, a personas que están esperanzadas a que su familiar se recupere sin saber que todos los servicios por los cuales ellos pagan precios elevados, son gratuitos, incluso tener citas con un médico de alguna especialidad es responsabilidad del director canalizarlo hacia el hospital que cuente con el recursos para darle valoración o tratamiento al paciente, sin costo alguno.

Si el INSABI regula este tipo de servicios ¿quiénes son las personas encargadas de supervisar las acciones de estos servidores públicos? Alguien debe ser responsable, o se construyen hospitales y clínicas y se entregan sin controles para que sean utilizadas como particulares, como es el caso de la de Cosoleacaque.



Se preguntarán si el personal del hospital no se da cuenta de las irregularidades, lo que es obvio, sin embargo, no olvidemos que a este grupo delincuencial pertenece Rosalía González Ramos, quien ocupa un cargo importante dentro del hospital como jefa de enfermeras, el puesto perfecto para la corrupción. González Ramos sirve como brazo ejecutor y de intimidación hacia el personal con mayor escalafón, su secuaz amenaza a sus subordinados con la cancelación de permisos, de vacaciones, y para que se mantengan ocupados y que su mente se vea cansada los deja doblando y hasta tripleteando turnos sin descansos, todo esto para que al solicitar algunos de sus derechos se vean obligados a callar de todo lo que ven, escuchan y saben del hospital. González Ramos actúa como una jefa que apoya a su autoridad por presuntas relaciones directas con altos mandos de Xalapa, una jefa que amenaza con quitar contratos, rescindir enfermeros de base, y se ostenta como incondicional de Alma Cristina Ballesteros Santiago, Jefa del Departamento de Enfermería del Sector Salud en el Estado.

REFLEXIÓN

Se necesita descaro, para enjuiciar a medios y mantener record de 56 mil informaciones falsas, dice Financial Times a López Obrador. El diario británico aseguró que el presidente López Obrador, es “rico en ironía” al mantener la sección de quien es quien en las mentiras y pronunciar 88 informaciones falsas diariamente, 56 mil en lo que va de su administración.



Escríbanos a [email protected] | [email protected]

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes