Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Conjura en la Legislatura

Por: Luciano Blanco González

16/07/2021

alcalorpolitico.com

En política avizorar el futuro y preverlo es un ejercicio necesario e indispensable, que permite a quien lo hace, desde su ángulo y desde su posición, planear y desarrollar sus estrategias de la manera más aproximada para lograr sus objetivos de continuidad o de empoderamiento.
 
Acabamos de transitar por una borrascosa e intrincada carrera por el poder en que los errores y los aciertos de los aspirantes y de sus cuadros políticos fueron mayúsculos, pero ahora los próximos efectos pueden ser mayores, porque lo que sigue es el reacomodo para la nueva etapa, lo pasado interesa, pero importa más lo que se viene.
 
Se aproximan los premios y los reconocimientos a quienes colaboraron para el éxito, pero también viene el ajuste de cuentas a quienes renuentes se resistieron a colaborar para llevar adelante los proyectos personales y de grupo de quienes participaron.
 
En Veracruz, por ejemplo, siguen inquietando diversos casos que se complicaron por diferentes causas, pero que se definirán con una óptica legal que exige transparencia y respeto absoluto a la democracia y a la ley.
 
Uno de los casos que llama la atención es la elección del municipio de Cazones de Herrera, en que Don Remigio Tovar (René), candidato del partido Movimiento Ciudadano a la alcaldía, fue asesinado horas antes de la elección, lo que provocó una gran confusión entre el electorado, que indignado por la violencia e intuyendo ambiciones e intereses obscuros, al votar lo hizo a favor del partido del mártir que se supone soportó todas las presiones para no declinar y favorecer a otro grupo que, desesperado, compraba candidatos y partidos o bien, por decir no a la delincuencia organizada, ansiosa de controlar aquella plaza vecina de los poderosos municipios de Poza Rica, Papantla y Tuxpan.
 
Afortunadamente, el profesionalismo policiaco veracruzano, guiado por la corazonada, por la suposición o por la sospecha, encontró inmediatamente a los culpables resultando tal, quien fuera subrepticio candidato sustituto y luego presidente electo, que asegún por sus declaraciones contradictorias fue detenido y vinculado a proceso, situación que aún persiste y de ser cierta la imputación, La Legislatura del Estado en su momento decidirá si el suplente legítimo, o el sustituto si resulta inocente, sea quien asuma la alcaldía, ya que el pueblo votó por Don Remigio aun muerto y así como el Cid Campeador, ganó la batalla para su grupo y para su partido.
 
A otro nivel, pero aquí mismo en Veracruz, se encuentra el discutido caso de Don Rogelio Franco Castán, diputado federal electo, que se encuentra actualmente detenido y vinculado a proceso por el delito de Ultrajes a la Autoridad, ya que tuvo la osadía de resistirse cuando iba a ser detenido por un delito del que estaba acusado y se resistió amparo en mano, pero seguramente de manera violenta y salvaje pues ejerciendo su derecho a la resistencia que le otorga la constitución, jaloneó a un inerme agente ministerial, al que le rompió su playera en el jaloneo y debe de haber sido tan severo que lo espantó y le causó un intenso daño psicológico que lo mantiene actualmente en tratamiento.
 
Aquí el problema es que Don Rogelio aun cuando está en la cárcel, goza a la fecha de todos sus derechos políticos, por lo mismo apareció en la boleta y fue electo, los derechos políticos solo pueden ser suspendidos por sentencia judicial que cause estado, de tal manera que si antes de la fecha de toma de protesta no se ha dictado sentencia, tendremos un diputado federal electo en las mazmorras, eso sí, sin fuero ya que éste no lo da la elección, sino la toma de protesta por lo que el cargo lo asumiría su suplente. Veremos.
 
Como también veremos qué sucede en el Puerto de Veracruz, en donde a pesar del triunfo del PAN y de su candidata, Doña Patricia Lobeira, por sus implicaciones de carácter político y por la presencia de pasiones políticas, que causan vértigo por las egolatrías que visiblemente afloran y chocan en todos los frentes como consecuencia de pasadas batallas entre dos hombres irascibles, cuando se trata de cuestiones relacionadas con el poder, hacen sentir que allá en el altiplano se está preparando una verdadera bomba que se arma en el Palacio Nacional y pasa por todos los nichos de poder para reventarla en Xalapa.
 
Otro caso que refleja la lucha interna que se libra al interior de los grupos en el poder, es la intentona que se manipula desde la cúpula política nacional para debilitar el cuadro de operadores del gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, a quien pretenden debilitar mediante guerritas que lo exhiban y lo obliguen a replegarse, la conjura tiene como punto la integración de la próxima Legislatura y, desde luego, su manejo en la asignación de los diputados plurinominales, del que pretenden mediante un procedimiento especial excluir al diputado Javier Gómez Cazarín, quien figura en la lista plurinominal de diputados como reelecto para continuar en el desempeño de sus funciones y desde luego a continuar como Coordinador de La Junta de Coordinación Política de la Cámara, pues bien, con el argumento de la equidad de género, se arguye que al correr las listas su lugar le correspondería a una mujer, con lo que lógicamente el diputado Gómez Cazarín quedaría fuera, para ello sus adversarios presionan fuertemente en el OPLE.
 
Cualquiera que sea el resultado de esta estrategia, el segundo paso para evitar que nuevamente asuma la Junta de Coordinación Política, desde arriba comienzan a integrar otra mini bancada Morenista, que estaría no para coordinarse y acompañar al Gobernador en la gobernabilidad del Estado, sino que asumiría para obstaculizarlo, para crearle problemas y para armar los grupos en el estado que armen el tinglado para prepararle el camino hacia la gubernatura a La secretaria de Energía, Roció Nahle o al Súper Delegado del Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.
 
Preparase para la sucesión en el estado es válido, si en la federación se está haciendo, en Veracruz por qué no, habrá que aceptar que los citados aspirantes son valiosos, el mismo Gómez Cazarín lo es, como también lo es el ahora discreto secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, pero no es el momento, ahora hay que trabajar en torno al Gobernador, que nos representa y tiene el compromiso de sacar a Veracruz adelante.
 
Don Ricardo Ahued merece mención por separado, él no se esfuerza, ya mostró el músculo con el apoyo popular que es el que vale, el barbaja y procura llevarse bien con todos, sabe del valor de la unidad y que ninguna intriga le llegará a mellar en sus aspiraciones, no se va a desgastar en una lucha interna, si hay pleito seguramente los va a dejar con su arguende y no faltará partido que lo postule, de lo que sí estamos seguros es que él figurara en las boletas electorales del 24, no sabemos por cuál partido, pero figurara.
 
Cambiando de tema, y no por recreo sino por preocupación, es momento de ocuparse de un asunto de suma trascendencia para el futuro de Veracruz, quiero referirme a nuestra Universidad y la próxima renovación de la rectoría, no sin antes felicitar ampliamente a Doña Sara Ladrón de Guevara, una mujer erudita que ha sabido dirigir los destinos de nuestra máxima casa de estudios con altura y con dignidad, colocándola en un lugar muy destacado, que nos distingue y nos hace sentir orgullosos de pertenecer como egresados a la gran comunidad que ella ha logrado enriquecer con un contagioso entusiasmo.
 
Sin la intención de convertirnos en críticos de quienes tienen la legítima aspiración de contender por alcanzar tan elevado puesto, debo decir que al hojear los planes de trabajo y las propuestas de cada uno en los portales informativos, me doy cuenta que deben estar elaborados para personas muy calificadas para entenderlos, pues rebozan generalidades que revelan, salvo excepciones, generalidades que no aterrizan en la realidad social, quizás están llenos de subjetivismos, llenos de buena voluntad, pero no reflejan ese lanzamiento estelar que quisiéramos tuviera nuestra Universidad, formando a una juventud responsable para fincar en ellos el desarrollo urgente que reclama el estado.
 
Con los planes así, nuestros candidatos no están pensando en que la Universidad, de por sí rezagada en ciencia y tecnología, pero muy avanzada en humanismo, dé un salto hacia adelante con las nuevas herramientas tecnológicas y con la disposición de estimular la investigación de avanzada, creativa, cimentada en las grandes bases del conocimiento.
 
No queremos que la Junta de Gobierno se sume al menosprecio hacia el conocimiento que esta tan de moda, valga recordarles aquel pensamiento que nos llevaría a la mediocridad y que dice que para destruir una nación no son necesarias bombas atómicas o misiles, sólo se necesita bajar el nivel de la educación y permitir que se copie en los exámenes, con ello los pacientes mueren en manos de tales doctores, los edificios colapsan en manos de tales ingenieros, la justicia muere en manos de tales jueces, etcétera.
 
Es lamentable que todos cuando exponen sobre la descentralización de la universidad la encapsulen a la Rectoría en Xalapa y las 5 vice rectorías regionales, limitando su universo a esos limitados territorios, nadie plantea la posibilidad de crecer mediante la instrumentación de módulos de la universidad en las zonas más alejadas e inaccesibles a miles de jóvenes, pero en las que existe un gran interés por el estudio y como muestra hay ciudades en las que existen 2, 3 y hasta 4 universidades privadas, insisto, no hay quien instrumente una educación a distancia, con una buena validación que la califique, con calidad y accesible a esos jóvenes que aspiran a formarse, me pregunto, si personajes tan estudiados ignoran que la educación presencial en otros países ya es cosa del pasado.
 
En fin, debo de confesar que los planteamientos más objetivos los aprecie en la Plataforma de Designación Rectoral que se publica en las redes y me parecieron todos muy ricos en buenos propósitos y con mucha esencia los que presentan el Doctor Héctor Coronel Brizio, Doctor José Luis Cuevas Gayoso y el Doctor Rafael Vela Martínez, para todos mis mejores deseos y buena suerte, como también los mismos para mi entrañable amigo el maestro Arturo Reyes Isidoro, personaje que todas las mañanas nos platica de manera amena y analítica los acontecimientos que mueven nuestro entorno, él y otros compañeros con un café, nos hacen agradable la vida cada mañana, pronto restablecimiento para mi querido Arturo. Por el bien de la causa.

Columnas recientes