Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El púlpito presidencial

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

21/07/2021

alcalorpolitico.com

*Nueva “delincuencia gasera”
*¿Reforzaron áreas médicas?
*Aborto: prolongada polémica

¿Y México realmente se ha convertido en un territorio de “paz y bienestar”?... Tal y como se predica todas las mañaneras desde el púlpito presidencial, argumentaciones repetitivas que pese a que sobre tales escenarios, privan referencias de la ciudadanía que se destinan a la reprobación y al rechazo, en las áreas palaciegas persiste la cotidiana descalificación, de todo aquello que no coincida con las propuestas o puntos de vista externados en las suntuosas oficinas presidenciales, cuya notoria finalidad ante el pueblo de México, es la de promover prácticas de Gobierno sobre las cuales, son innumerables las que no coinciden con el punto de vista de amplios sectores de la población mexicana.

Acaso no es crear campañas de odio entre los distintos estratos de la sociedad, el atraer la atención del colectivo social hacia escenarios de linchamiento, cuando quien gobierna al país cual emperador romano, convoca a las multitudes para que acudan a las urnas y decidan si se somete a juicio a los expresidentes o se les deja en paz...



La noche del “día de la consulta” y en la siguiente “mañanera” habremos de contemplar al Presidente colocar el dedo pulgar en forma horizontal, “extasiados” los mexicanos ante el anuncio al estilo de los emperadores romanos, si “los indiciados” expresidentes mirarán la luz del sol o tendrán que someterse a la sombra de los tribunales... “Vida o Muerte” política.

Y seguramente el hecho, el penoso escenario en la cúpula del populismo habrá de originar asombro, desconcierto y obviamente extrañeza en los círculos políticos de todos los países, excepto en aquellos a los que podríamos estar en proceso sociocultural y político de parecernos, como lo son los estilos dictatoriales de la amada Cuba, o la que fuera esplendorosa Venezuela, o los espacios de la hoy entristecida Nicaragua, o la apesadumbrada Colombia, cuarteta de países que nos brindan el claro ejemplo de lo que no se debe practicar en un país, lecciones que pareciera ya aprendieron en Rusia y en China, por lo que ya se vislumbran pasos hacia prácticas de mayor libertad y productividad.

En tierras mexicanas pareciera que también, en parte, ya las habíamos aprendido, pero los yerros de arriba que generaron estancamiento socioeconómico de sectores mexicanos, dieron origen a un golpe de timón electoral en la búsqueda de mayores niveles de bienestar, entendida ésta como más y mejores fuentes de trabajo, mayores oportunidades para el sector campesino, fin al derroche gubernamental y, de manera singular, la erradicación de la violencia en todas sus formas (asesinatos escenificados en ámbitos de ejecuciones cotidianas, secuestros, asaltos, violaciones, extorsiones, robos, tráfico de estupefacientes) todas las prácticas del crimen en múltiples regiones del país, panoramas que descalificaron a los candidatos de los partidos tradicionales para abrirle las puertas gubernamentales a quienes, provenientes del mismo listado de organizaciones partidistas, se colgaron de un estribillo transformador pese a formar parte de los mismos orígenes.



Será por ello que actualmente no faltan quienes sostienen que “todo es el mismo gato... Pero revolcado”...

Porque la realidad es que continuamos (luego de tres años de transformación) con agregados en lo que se refiere a estilos políticos, pero con tropezones y yerros muy similares a los anteriores e incluso, algunos peores, como lo es el tema de la barbarie en torno a la atención deficitaria hacia niños con cáncer (lo que no se registraba en administraciones “fifís”) mientras que en materia de plazas laborales y desarrollo económico ya afrontamos severos problemas, lo que agudizó el desempleo y acrecentó el estancamiento financiero en lo general, como nunca antes en las últimas décadas, ya no me acuerdo ni cuántas.

Quien hoy gobierna sostiene que hemos afrontado bien el desarrollo económico y los efectos pandémicos, al tiempo que se le agregan las campanas al vuelo en materia de seguridad, así como de bienestar social, campanas al vuelo que son ensordecidas por “la notoria realidad”, porque económicamente no alcanzamos los niveles que se registraban al inicio de la actual administración gubernamental, ello el pueblo lo sabe y lo vive, porque constituye un escenario imposible de ocultar, pero esos mismos sectores están siendo inducidos hacia los estilos cubanos, venezolanos, nicaragüenses, lo que refleja claro indicador que precisamente hacia rutas nada saludables podría conducirse al país, si insistimos en la necedad y continuamos con más de lo mismo... Por el momento aparecen los “juicios populistas” para que, las muchedumbres inicien el linchamiento y desfoguen sus frustraciones agrediendo a quienes recientemente portaron la Banda Presidencial.



Vientos de tormentas ya se presagian para nuestro país y, no lo ponga en tela de duda, los resultados podrían resultar elevadamente lastimosos para todo el pueblo de México.

Lo que se lee

Frente “al ojo del buen cubero” no puede quedar oculta la realidad de nuestro entorno, panoramas entre los que nuevamente se advierte un imponente número de veracruzanos a las puertas del Instituto Mexicano del Seguro Social, al igual que de los laboratorios de análisis clínicos, referencia clara que los contagios se han vuelto a disparar y que, derivado de ello, nuevamente la demanda de atención médica se está incrementando, reactivando la preocupación tanto del pueblo como del personal hospitalario, en el sentido de que pudiera volverse a presentar lo que ya aconteció en los oleajes pandémicos anteriores, marco en los cuales quedó de manifiesto la incapacidad en el país para atender apropiadamente a todos los afectados por el coronavirus, primordialmente a quienes referían efectos de mayor riesgo...



Y es que a ciencia cierta, no se sabe si en los sistemas de salud de nuestras tierras, se aprovechó el anterior espacio del declive en contagios, para reforzar las instalaciones médicas con suficientes respiradores y equipos en lo general, incluyendo la disponibilidad de camas y de personal médico, porque de no ser así, el riesgo que está originando la tercera ola pandémica podría resultar de incalculables impactos negativos... Confiemos en que los centros médicos fueron equipados apropiadamente por instrucciones gubernamentales, así como que las vacunas cumplan con su cometido, para no recapitular más de lo mismo.

Lo que se ve

En pleno proceso de aparente transformación y mientras autoridades programan encuestas para ver “a quién enjuician”, el transporte de gas en tierras mexicanas, es ahora nuevo blanco de bandas delincuenciales, mismas que ahora roban pipas transportadoras, operativos delincuenciales en los cuales incluso se apropian de vehículos que están al servicio del reparto de gas a domicilio, haciéndose cargo grupos delictivos del reparto y cobro del gas a los usuarios, lo que obligadamente se ha convertido en uno de los notables indicadores, sobre los elevados niveles de inseguridad que privan en nuestro país, tanto así que grupos de bandoleros se están apoderando de la comercialización, tanto de la gasolina, como del gas... Pero hágame Usted el favor.



Está claramente registrado que en México en materia de seguridad seguimos retrocediendo, pero no así en los renglones de politiquerías en búsqueda de mayor control gubernamental.

Lo que se oye

Los ecos del discurso eclesial que invade los templos veracruzanos, de inmediato se replican en cientos de miles de hogares veracruzanos, en los cuales se coincide con la calificación de “criminal” la propuesta de una legisladora integrante del Congreso del Estado de Veracruz, para que en tierras jarochas se legalice el aborto, iniciativa que ha sembrado reacciones hacia la resistencia e incluso de incredulidad por parte de núcleos religiosos, feligresía que en lo general bien podría adoptar aquella célebre expresión del ya para entonces legislador mexicano Porfirio Muñoz Ledo: “Recuerde Usted Señor Presidente, que todos juntos somos más que Usted”.



Bien valdría que en las instancias gubernamentales y legislativas veracruzanas, auto evaluaran si se vale más la propuesta de una legisladora, que la contrapropuesta de millones y, nunca se debería olvidar la referencia de Don Quijote de la Mancha: “Sancho... Hemos topado con la iglesia”.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes