Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Transformar o trastocar?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

26/07/2021

alcalorpolitico.com

*Sufrimiento hospitalario
*Cuba: Rechazar o coincidir
*Persistente la violencia

Como si a su lado dispusiera de un infalible vidente más acertado que el Mago Merlín, el Presidente de México llegó a tierras veracruzanas para insistir (entre otras cosas), en que los niños regresarán a clases presenciales “para finales del mes de agosto” por lo que habrá que poner en condiciones los centros educativos, tanto de las ciudades como de los pueblos y rancherías, anuncio que ya había realizado en la capital del país días atrás, por lo que se acrecienta dicha posibilidad, con la que obviamente se generan comentarios diversos, tanto de los que no se encuentran de acuerdo, como de los que conforman núcleos sociales que todo le aplauden a quien habita el suntuoso Palacio Nacional.

Obligado resulta entre el colectivo social el reconocer que todos estamos de acuerdo en que asistir a la escuela es positivo, pero no bajo el ordenamiento presidencial de “Llueva, Truene o Relampaguee” y aún menos el de “me canso ganso”... Porque no es apropiado que en el mundo actual, la cibernética constituya un espacio ajeno al aprendizaje, sino por el contrario, la tecnología computacional constituye el más sorprendente avance tecnológico en materia escolar en toda nuestra historia, así como también lo ha sido para la medicina, para la comunicación tanto personal como masiva, para el desarrollo industrial en absolutamente todos sus ramos, e incluso hoy es un instrumento de elevado avance para la práctica religiosa, tanto así que en el mismo Vaticano es utilizado para reforzar el consuelo espiritual de los feligreses.



Que en un mundo cibernético en el que una gran y significativa cifra de naciones, están cimentando el avance industrial, comercial, bancario, médico, e incluso educativo, es una realidad innegable, por lo que resulta improcedente que en México se intente en niveles gubernamentales desacreditar a la cibernética, desvalorándola como un instrumento que incluso ya es elemental al interior de los propios espacios educativos, desde los inicios en la formación educativa hasta los niveles de posgrado universitario, tecnología que incluso ha sido trasladada por la ciencia espacial, como equipos sofisticados de comunicación, mismos que ahora utilizamos hasta en nuestras “computadoras de bolsillo”, por lo que se están desplazando las tradicionales líneas telefónicas.

Lo que en México requerimos es mejorar las redes de comunicación y, con rapidez y efectividad, encontrar la forma de dotar con tecnología cibernética a las regiones rurales que carecen de avances, cuyo crecimiento inició su esplendor hace medio siglo, tiempo aproximado en el que el genial investigador Alvin Toffler escribió el afamado libro “El Shock del Futuro”, reconocido mundialmente como un escrito de primer nivel sobre investigación y evaluaciones tecnológicas, en torno lo que la humanidad habría de afrontar ante un escenario (ese sí) irremediablemente “transformador”, como resultado de las nuevas tecnologías, dando paso a las computadoras de bolsillo que actualmente utilizan nuestros nietos para realizar sus tareas, espacios a los cuales muchos son los menores que no tienen acceso, tanto por la desigualdad social, como por la ineficacia gubernamental, agregando (también se debe reconocer) los rasgos de holgazanería e irresponsabilidad que refieren ciudadanos ajenos a sus obligaciones.

La Tercera Ola (no la pandémica) sino la tecnológica, constituye una aportación descrita por Steve Case, quien es fundador de “América Online” donde se expone el impresionante futuro de las redes de Internet, así como su influencia en todos los renglones de la vida cotidiana, refiriendo como uno de los de mayor impacto el vinculado con la educación y enseñanza en lo general... La verdad: No hay vuelta de hoja ni la habrá por muchas décadas más, porque pueblo que se mantenga distante de las redes de Internet, habrá de pronosticarse su estancamiento en materia de desarrollo integral y bienestar en lo general.



Así, conforme la sociedad crece en número de integrantes, menos alcanzan los recursos públicos para poder cumplir con servicios apropiados, si para ello no se dispone del adecuado “auxilio tecnológico”... Porque hemos transitado y de forma contundente tanto hacia la “Revolución Industrial”, como a la “Revolución Cibernética”: Dos “transformaciones” que en México no hemos logrado consolidar con firmeza, pese a que presumimos de una “Cuarta Transformación”.

Que nos quede claro, uno de los sectores que deben de mantenerse más cercanos a las tendencias transformadoras, lo es precisamente “el educativo”, en lo que pareciera existente la insistencia gubernamentalmente en continuar atorados... ¿Acaso nos equivocamos en materia de “transformaciones”?



Lo que se lee

Vuelven miles de enfermos, así como sobrevivientes y obviamente padres de familia, a inundar las calles de la capital mexicana, señalando la persistente inexistencia de medicamentos en los centros médicos del país, incluyendo obviamente la capital de la República, situación infame y desesperante, que ha originado la muerte y el sufrimiento de pacientes “atendidos” en centros médicos del sector público, hecho calificado por los angustiados e irritados manifestantes, no sólo como “desalmado” sino de la misma forma “criminal” y, por lo mismo, que “tarde o temprano debe ser llevado a los tribunales”, ello, con la finalidad de que los funcionarios responsables de “tan injusta y deshumana actitud” respondan de los delitos que les resulten acreditados.

Ciertamente en el transcurrir de la anterior semana, las autoridades federales incluyendo al propio Presidente de México, refirieron que se había dado marcha atrás a la suspensión en la compra de medicamentos, por lo que ya se procedía a la adquisición de los mismos, sin embargo, los familiares de niños con cáncer aún sin la atención requerida, refieren la urgencia de abastecer inmediatamente a los centros hospitalarios de todo el país, reclamando para ello mayor celeridad en los trámites, en tanto que la agonía de los pequeños continúa, sin que el personal médico disponga de la menor alternativa para paliar el terrible sufrimiento que martiriza a miles de pequeños en tierras mexicanas... Hoy más que nunca, las cosas en palacio siguen despacio.



Lo que se ve

Y por qué el Gobierno de México no muestra su extrañamiento hacia el Gobierno de Cuba, por el encarcelamiento, juicio y sentencia “vía rápida”, en contra de quienes se muestran contrarios a un sistema de gobierno claramente dictatorial, que arremetió contra manifestantes, suprimió su libertad de expresión y, de inmediato los condenó a un año de prisión...

Acaso será porque en nuestro país se guarda silencio de lo que resulta aberrante y, más aún cuando en nuestro territorio se acusa de terroristas y golpistas, a quienes reclaman el derecho a la asistencia médica y de sus hijos.



Tiempos son de que recuperemos la serenidad y la equidad en rangos gubernamentales, tanto en lo referente a lo interior de nuestro país, como en lo relativo a nuestras posturas hacia escenarios del exterior, porque ineludiblemente en tales panoramas, el callar es aceptar e incluso la horripilante posibilidad de coincidir.

Lo que se oye

Claro que los xalapeños y los habitantes de los municipios del entorno, muestran su simpatía por la inauguración del Cuartel de la Guardia Nacional de ésa región, pero la realidad es que dicho organismo dotado de facultades policiacas, hasta la fecha no ha reflejado reales avances en materia de seguridad, porque de hecho, los niveles del desamparo en dicho renglón que se percibe entre la ciudadanía, constituyen los de mayor referencia tanto en Xalapa, como en todas las regiones veracruzanas en las que se encuentra operando la Guardia Nacional.



Nos encontramos a la mitad del sexenio en el que apenas se constituyó dicho organismo paramilitar, por lo mismo, es factible que precisamente su condición de formación militar, no refiera experiencia sobre lo vinculado a niveles delincuenciales, característica que podría ser la causa por la que no refleje resultados de mayor reconocimiento por parte de la sociedad... Transite Usted por un excelente inicio de semana.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes