Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Inicio complicado del último tramo

Por: Luciano Blanco González

03/09/2021

alcalorpolitico.com

La transformación que encabeza el presidente de la república, al igual que todo movimiento histórico no puede detenerse, similar a las revoluciones cuyo avance puede pausarse, puede cambiar estrategias, puede deformarse pero invariablemente continuará su avance, a pesar de las caídas estrepitosas, a pesar de las traiciones que la desgastan y la debilitan, a pesar de que su líder por cualquier eventualidad de salud, aunque le revocaran el mandato y tuviere que irse, las bases morales que la sustentan están firmemente ancladas en la sociedad y en la constitución, sin que ello garantice su continuidad.

Por ello el Presidente que está viendo llegar al futuro, en este su ascendente segundo y último periodo de gobierno lo enfoca no como un posible declive, sino como un reto para llegar a la cúspide en esta carrera hacia la meta y entregar la estafeta a su relevo para lo que se prepara percibiendo una cancha sumamente minada.

Para ello ha analizado su cuadro y ha encontrado que parte del equipo no le ha funcionado como era su deseo, no han entendido las estrategias, su rendimiento ha sido muy bajo o posiblemente hasta nulo, de ahí que se imponía quitarlos en algunos casos, en otros enrocarlos para ofrecerles una salida digna y así evitar que estos, ya fuera y sin compromiso se conviertan en sus adversarios.



Él, idealista, soñador, obnubilado y solo acompañado de su noble y leal Sancho Panza que lo acompaña a todos lados en su batalla voto en mano y feroz lenguaje para defenderlo de las lenguas viperinas en custodia de su propio sustento, le da confianza para enfrentarse a sus adversarios reales e imaginarios.

Por ese pueblo al que López Obrador desea hacer feliz es que expone su salud y su prestigio, no le importa que lo critiquen de estar derrochando y repartiendo el dinero público sin provecho, por ese fin y porque lo considera leal lo honra en el discurso en las más elevadas tribunas de la nación, elevándolo a los tronos de la sabiduría y del poder, llamándolo sabio, diciéndole sentir que él es el que manda y que tiene la gran virtud de no traicionar, distrayéndolo con un inacabable espectáculo de villanos que los ofendieron, que los robaron, que abusaron de su poder, insinuándoles en cada caso que él es su vengador, aplicándoles parejo la espada de las llamas ardientes de la ley.

El Presidente pasma a los tecnócratas y economistas que con modelos teóricos importados habían gobernado y repartido la riqueza nacional, ha ahorrado millones de pesos en compras y en obras, no permitiendo que nadie sustraiga un céntimo del erario, ha logrado que ningún contratista obtenga cuantiosas ganancias, o que obtenga contratos sin llenar los requisitos de austeridad, ha evitado los moches, ha ahorrado billones en obras.



Ha rescatado miles de millones de pesos prohibiendo las exenciones, las condonaciones y la devolución de impuestos a los ricos empresarios que estaban acostumbrados a no pagarlos, le ha quitado a los contrabandistas, defraudadores fiscales y a los narcos millones y millones de pesos y lo mejor, gran parte de este caudal que esponjaba de riqueza a los privilegiados, lo ha repartido entre todo el pueblo necesitado en forma de pensiones y becas, en remates colectivos de muebles, inmuebles, joyas, dinero, ropa, carros, aviones, mansiones, ropa, relojes, aretes, anillos, abrigos, ranchos, etc. Devolviendo al pueblo lo robado y en los tianguis del Bienestar, estas acciones reflejan en el Presidente la figura del legendario y adorado héroe popular Jesús Arriaga, o Chucho El Roto.

Pero si todo estuviera bien, si el pueblo respaldara ciegamente al Presidente para que los cambios, si pase lo que pase de todas maneras lograra conservar el poder en el proceso de la revocación de mandato o en la lección del 2024.

No, las cosas no están tan bien como en los primeros 3 años, no se tiene el control total y absoluto de las cámaras del congreso, lo que impedirá reformar la constitución al gusto del Presidente, lo que le impedirá continuar con las grandes reformas transformadoras como la reforma electoral para desaparecer el INE, o la disminución o desaparición de los diputados plurinominales, va a ser difícil sacar adelante la reforma energética entre otras.



Con la conducta declinatoria del honorable ministro Arturo Zaldívar para prorrogar su mandato por dos años como presidente de La Suprema Corte de Justicia de la Nación, declinando la posibilidad que le daba el congreso en base a una reforma en una ley secundaria como eran los repetidos deseos del Presidente López Obrador, se percibe que no es cierto que La Corte esté de rodillas al servicio del Ejecutivo.

La llegada del Notario, consecuentemente perito en derecho y político muy corrido Adán Augusto López Hernández a La Secretaria de Gobernación, con la fresca experiencia de haberse desempeñado como Gobernador de Tabasco y antes como operador de antaño de la hoy Cuarta Transformación, viene a refrescar el estilo de gobernar del poderoso Estado Mexicano.

Adán le puede hablar con toda confianza a su amigo Andrés Manuel y de entrada con un 3% de posibilidades en la carrera presidencial, será un político que se la puede ganar si opera correctamente la futura consulta de revocación de mandato y claro que lo puede hacer, pues por la confianza cantada y otorgada manejará todos los hilos del poder y no se dude se va a montar en toda la estructura de poder que tiene Morena en el país.



A lo mejor no lo vemos tanto en el escaparate, no se debe de distraer en lo artificial, por lo contrario debe de meterse en lo más profundo de las estructuras del poder del Estado y del partido, si lo dejan consolidará alianzas notables, con gobernadores, líderes partidistas, empresariales, sociales, religiosas y con quien sea necesario.

Tenemos que aceptar que Doña Olga Sánchez Cordero era una figura decorativa que al igual que Tatiana Clouthier adornan la Cuarta Transformación, pero en esencia son arribistas, que adoran al Presidente y al partido, lo quieren solo como escalón para conquistar puestos y poder, pero nada más, en un futuro no muy lejano renegarán de haber colaborado, una emerge de la sociedad civil y la otra directamente del PAN.

Claudia, la candidata más fuerte por el supuesto parentesco político con el primer mandatario se ha ido desgastando muy rápido, a partir de su destape comienzan a darse circunstancias adversas que la alejan de su aspiración: El colapso de la línea 12 del metro bajo su administración le desencadenó un drama que no termina y que mucho ha afectado a la ciudad. La lamentable pérdida de 9 alcaldías de la ciudad de México en la pasada elección que exhibe un rechazo de la ciudadanía a su estilo de gobernar y lo último lo más grave, haber utilizado a la policía en contra de los alcaldes electos y su negativa al diálogo que nos muestra una Claudia soberbia y sectaria que no es lo que queremos para el país, a la que hay que patearle la puerta para que la abra.



Ricardo Monreal, que tenía el sartén del senado en su mano, lo que le permitía ser protagónico y dueño de la plaza, con la llegada de doña Olga la imagen del candidato se opaca y con la salida de la Consejería Jurídica del Licenciado Julio Scherer Ibarra se le da un fuerte golpe a la posible candidatura de Marcelo Ebrard.

En fin que todos los cambios realizados por el presidente sean para bien de México, ojalá y Adán Augusto tenga los arreos para promover y practicar una apertura del Estado hacia la ciudadanía, hacia el resto de los poderes y con todas las fuerzas sociales, económicas y políticas del país, pues se observa una agraviante cerrazón para dialogar y para informar, como el caso del Gobernador de Michoacán Silvano Aureoles y la retención del Presidente en Chiapas por parte de los maestros que querían presentar su pliego petitorio, es posible que se tenga que cambiar la interlocución con Los Estados Unidos para buscar una salida digna a la vergonzante política migratoria que mundialmente nos exhibe como un país represor e inhumano en el trato con los migrantes.- Por el bien de la causa.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes