Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Conejillos de Indias?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

15/09/2021

alcalorpolitico.com

*Abrazos y siguen balazos
*Un represor invitado
*Protesta de escolares

¿Y qué necesidad tiene el Gobierno de México de resistir la presión social e incluso de tribunales, ante la negativa para vacunar a menores, disminuyendo con ello los riesgos del contagio?...

Dicen los que todo evalúan, que la actitud gubernamental de resistirse para vacunar a menores, es que tal medida conforma parte de una estrategia gubernamental (al estilo transformador) de no proceder “sin resistirse” ante la solicitud en referencia, con la idea de que tal “resistencia” exima a las autoridades de toda responsabilidad, si es que en los menores vacunados se presentan con el pasar del tiempo, efectos “no deseados” derivados precisamente de haber sido vacunados.



Y ante los panoramas imperantes en el marco de formas y estilos de la Cuarta Transformación, no resultan del todo novedosas tales reflexiones o conclusiones, si para ello tenemos en cuenta que “el operador” más significativo en los espacios gubernamentales, en tono a los programas de salud, tal como lo es el Doctor López Gatell, ha expuesto públicamente reflexiones de lo más inimaginable sobre actitudes de la población, en torno a ineficacias médicas, como la de vincular a las protestas por la prolongada inexistencia (durante tres años) de medicamentos para niños afectados por el terrible cáncer, calificándola como una estrategia golpista contra las instituciones gubernamentales, hecho que por sí sólo refleja un estilo de operar “adelanto vísperas” obviamente ajenas a la realidad.

Pero resulta obvio que el reclamo de vacuna para niños menores de quince años, sí registra cierta incertidumbre en lo referente a la posibilidad de efectos negativos en dicho rango de edad, ello se debe reconocer, lo que también vale decir que las autoridades médicas, al igual que el propio Gobierno de la República, debe otorgar cercano seguimiento a quienes como resultado de un amparo sean vacunados, como lo mismo debe practicarse en los jóvenes y adultos vacunados, porque de hecho, todas la vacunas fueron “aceleradas en su proceso de elaboración y evaluación” incluyendo las últimamente autorizadas.

Tales hechos, que en los mismos espacios de la investigación médica se advierten con claridad, e incluso dejan su clara constancia cuando no existe de manera contundente, una puntual conclusión de los años que un vacunado contra el COVID-19 se encuentre inmunizado contra el virus, hecho que nos coloca a todos los vacunados en claros espacios de incertidumbre.



Así las cosas, es lógico que desde los inicios de la pandemia hasta la fecha, vivamos en México y en el mundo con claros rangos de incertidumbre, misma que en lugar de disminuir tiende hacia el incremento, registrando por momentos la sensación de “que somos conejillos de indias”... Como igualmente lo son los menores que reclaman, con amparo en sus manos, el Derecho a ser vacunados... “Que tiempos vivimos, señor Don Simón”.

Lo que se lee

Y cuál habrá de ser la reacción del gobierno mexicano, ante el rotundo fracaso que registró la “fraternal propuesta” de “abrazos no balazos” expresión que, indudablemente rima en verso como las rimas del “son que canta en el río”, pero que, en el contexto de políticas emergentes aplicadas por el actual gobierno, ha quedado demostrado que no resultaron exitosas.



Y se podría argumentar (de acuerdo a las cifras) que en materia de inseguridad, México sigue atascado pese a las muy notorias determinaciones, como la principal de ellas que ha sido la militarización del país, lo que nos acerca más hacia incertidumbres socio-políticas, que en torno a la ruta de resultados exitosos en materia de orden y seguridad.

Y bien se podría argumentar que en los complejos espacios de restaurar la seguridad “vamos despacio porque llevamos prisa”... Pero nuestra realidad lo que refiere es que las estrategias gubernamentales en tales ámbitos, no han registrado los efectos que México requería, escenarios que preocupan a todos los sectores de la población y que, incuestionablemente, forman parte de los factores que inhiben nuevas y mejores inversiones en el territorio nacional, al tiempo que limitan a las ya existentes... ¿Hasta cuándo?

Lo que se ve



La presencia (como invitado de honor) del Presidente de Cuba: Miguel Díaz-Canel, en las fiestas patrias de México, por las condiciones en las que se encuentra Cuba, derivado de un sistema de gobierno duramente criticado al interior de Cuba y en ámbitos internacionales, no parece que despertará gestos de bienvenida por parte de millones de mexicanos, que bien podrían representar la mayoría, sobre todo cuando se trata de un político “no grato” para la gran mayoría del pueblo cubano, ciudadanos que incuestionablemente merecen mayor respeto que quienes conforman un núcleo de poderío opresor, así como represor de quienes muestran su desacuerdo.

Nada grato es para millones de mexicanos, que el actual Presidente de Cuba reciba honores en México el Día la Independencia de los mexicanos, hecho que de alguna forma podría opacar las festividades en referencia... ¿Pero qué necesidad?

Lo que se oye



Resulta tristemente natural que alumnos de una escuela se resistan al retorno a clases, después de que uno de sus compañeros lamentablemente ha muerto por haberse contagiado del mortífero virus, el escenario es lógico al tiempo que constituyen hechos que se quedan grabados en la mente de los alumnos, e incluso ello pudiera originar trastornos en el comportamiento, secuelas que pareciera no han sido evaluadas y ni siquiera previstas por quienes han ordenado el retorno a clases presenciales, lo que se ha convertido en nuevos espacios de contagios que originan escenarios de inolvidable drama para los pequeños, así como preocupación y severas críticas en el contexto social.

Y que nadie en el sector educativo y en ámbitos oficiales, argumente desconocimiento sobre la posibilidad de que se presentaran tales escenarios de rangos fatales, lo que obviamente no será olvidado por amplios sectores del colectivo social mexicano... Ahí la dejamos.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes