Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Preocupante pronóstico

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

25/10/2021

alcalorpolitico.com

*Pandemia y tradiciones
*Vuelve a brillar Orizaba
*¿Retos sin resultados?

No se trata de introducirnos en ámbitos del catastrofismo y mucho menos en los espacios de la exageración, porque en el contexto de la evaluación sobre la crisis que amenaza a la actividad agrícola veracruzana, el reciente trabajo editorial del investigador Rafael Vela Martínez (quien forma parte del equipo de investigadores de la Universidad Veracruzana) lo que expone constituye el reflejo puntual que se viene registrando con mayor notoriedad en la presenta década, en torno no sólo al estancamiento en la productividad real que se registra en las diversas actividades agrícolas, sino que hoy en día, ya se advierten claros escenarios de preocupante retroceso, escenario que permite pronosticar la cercana posibilidad de un colapso productivo y económico, cuyas dimensiones no registrarían paralelo en la memoria histórica de la agricultura veracruzana.

Ante tales advertencias referidas por Vela Martínez en el estudio sobre el tema agrícola veracruzano, brota en nuestra mente de manera inmediata aquellas emotivas referencias hacia los campos veracruzanos, practicadas por el que fuera uno de los últimos gobernadores claramente convencido de que la potencialidad de los espacios rurales veracruzanos, bien trabajados podrían convertir a las tierras agrícolas y ganaderas de nuestro territorio en “el granero y yunque de la nación”...



En ese objetivo no cedió ni un minuto el entonces Ejecutivo del estado, Don Agustín Acosta Lagunes, cuyo empeño en tal sentido y ante el estancamiento rural que en la actualidad se advierte, pareciera que no logró generar las suficientes semillas para alcanzar tan preciado panorama agrícola.

Y es que los apuntes que refiere en su evaluación el catedrático Vela Martínez, apuntan sobre una actividad agrícola veracruzana que en vasta región no sólo se encuentra deprimida, sino claramente con ruta abierta hacia la posibilidad de la extinción, lo que debería ser contemplado con aguda preocupación y motivar una amplia respuesta colectiva, totalmente ajena al indolente desgano que constituye el “dejar pasar y dejar de hacer”.

Y... ¿Por qué refiero tales escenarios?... Simplemente porque si queremos dimensionar los reales escenarios, en el estudio en referencia el ya citado investigador, apunta con toda claridad los “pasos hacia atrás” que en la actividad agrícola veracruzana se advierten con claridad en diversos renglones de la producción campirana, que de hecho (unos más que otros) refieren por sí mismos que no es un tema menor, lo que ya en sí “acredita un panorama catastrófico” cuyos primeros efectos de rangos emergentes, obviamente abarcan los espacios socioeconómicos que se deben atender en el actual periodo gubernamental...



Los Presidentes Municipales (no me refiero a los que ya se van) también deberían (por sí mismos) ser los primeros en el próximo en los próximos días, en dirigir la mirada hacia cuatro renglones fundamentales para el futuro inmediato de los veracruzanos:

1.- El que la inseguridad persiste en niveles alarmantes, problema latente que no puede esperar, en tanto que los hilos de la tolerancia ciudadanía, prácticamente se encuentran a punto del estallido social.

2.- No se puede aspirar hacia una sociedad con mayores niveles de seguridad y bienestar en lo general, si para ello en los espacios productivos no se registra mayor nivel de ofertas laborales, nuevas plazas que, por su número y referencia salarial, resulten realmente factores determinantes que superen la tentación “del dinero fácil”, mismo que constituye atractiva referencia en los ámbitos delincuenciales.



3.- Es inaplazable que en los espacios gubernamentales se deje de practicar la estigmatización sobre los integrantes del sector productivo del país, así como de investigadores y analistas, sean del ámbito industrial, comercial e incluso el agrícola, el educativo, así como el de investigadores y analistas en todos los sectores de la economía y de la sociedad en lo general, marco en los cuales deben privar actitudes gubernamentales que permitan sumar esfuerzos, evaluar puntos de vista y fomentar el que la actividad productiva sin distinción, encuentre no sólo rangos de entendimiento con el sector gubernamental, sino de clara unidad de esfuerzos en los cuales se deje de estigmatizar a unos, al tiempo de favorecer a otros, que en ocasiones “poco es lo que aportan”.

Se debe tener el estudio sobre el que hacemos referencia, en el caso específico de tierras veracruzanas, en el escritorio de quienes se encuentran vinculados con la economía y la actividad gubernamental, para que abrevemos del conocimiento sobre la realidad en la actividad productiva veracruzana, no hacerlo podría convertirse una mancha histórica de quienes hoy dirigen rumbos en tierras que podrían ser “Granero y Yunque de la Nación”.

Lo que se lee



Claro que el Santo Varón Monseñor Guizar y Valencia, representa una imagen de la bondad y el milagro que los católicos (sobre todo veracruzanos) tienen presente como una referencia que invade de paz y bienestar al espíritu... Las procesiones anuales con motivo de su celebración anual ya se realizaron y ello ha resultado complicado ante la presencia del virus, pandemia que obviamente (por sensatez y porque así está dispuesto por las autoridades sanitarias) obliga a los creyentes a realizar sus festejos en los marcos de la “sana distancia apropiada” evitando en todo lo posible ingresar a templos de manera multitudinaria y, de manera invariable, tener claramente presente que la pandemia se encuentra vigente entre nosotros y, por lo mismo, debemos modificar nuestros hábitos en el marco de nuestras tradiciones con la distancia apropiada, teniendo presente que mientras menor sea el número de peregrinos, así como de aglomeraciones en el templo, menor habrá de ser la posibilidad del contagio... Claro que sin lugar a dudas el tema habrá de originar polémicas, agregando a ello que también ya estamos cercanos al “día de muertos” y, como lo marcan los usos y costumbres, en algunos puntos del país y en tierras veracruzanas, se toman medidas para restringir el número de visitantes a los respectivos camposantos, eso sí, habrá grupos de mariachis y tríos (como ya es tradicional) para entonar melodías en memoria de quienes se nos adelantaron en el camino... Por el bien de todos, respete Usted las instrucciones.

Lo que se ve

Oficialmente en México se reportan cerca de tres millones de contagios originados por el coronavirus, cifra que obviamente refiere primordialmente a quienes fueron atendidos en centros médicos del país, pero muchos son los mexicanos que fueron contagiados y que no forman parte de las estadísticas, en tanto que recibieron atención médica en privado “pacientes” que por miles, lograron en el país superar en sus domicilios la terrible contaminación, lo que regularmente no se reporta a las autoridades correspondientes, por lo que en las cifras oficiales es lógico que no se tengan con exactitud tales datos, con los que en tierras tricolores podrían alcanzar e incluso rebasar los tres millones de contagios, lo que obviamente no es cosa menor.



Mientras tanto en la bella e ingeniosa ciudad de Orizaba, como una aportación a la muy transformada (desde hace ya varios años) Ciudad de las Aguas Alegres, se prepara el atractivo desfile que se identifica como “De Un Jalón Pa’l Panteón” en el que apropiadamente programadas recorrerán calles orizabeñas los cientos de participantes, incluyendo diversas organizaciones musicales que armonizaran el ya esperado espectáculo del “Día de Muertos”, considerado en tierras veracruzanas como uno de los eventos más atractivo en relación a fechas conmemorativas.

Orizaba sigue avanzando como municipio ejemplar, ni dudas caben.

Lo que se oye



Se escucha entre conocidos y prestigiados analistas (como lo es Sergio Rodríguez) que de hecho constituyen cuatro los renglones que refieren mayor nivel de crisis en el territorio mexicano, apuntes que en el otro extremo del escenario nacionales se acreditan como inexactos, por lo que vale la pena que el colectivo social los valore por sí mismos:

1.- La inseguridad, marcos en los cuales recientemente se registran a dos extranjeras que fallecieron en Tulum.

2.- La de salud pública, con serios problemas para la vacunación masiva incluyendo a niños y adolescentes.



3.- La económica, en la cual se registra un incremento en el desempleo y la pobreza.

4.- La de educación, con elevado nivel de niños sin retornar a sus estudios.

Sobre el tema quien refiere los señalamientos, agrega que no se aplican estrategias sólidas para corregir los cuatro renglones que impactan negativamente a todos mexicanos... ¿Usted que opinaría?



"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes