Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Comparar y desacreditar

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

11/11/2021

alcalorpolitico.com

*Vanguardia educativa
*Angustiante inseguridad
*Preocupa la frontera

Sí se puede pero no se debería, el que en los espacios gubernamentales, los males sociales, políticos y económicos, incluyendo los de administración de justicia, mismos que pudieran registrarse en el presente, se acrediten o equiparen en todo a “los padecimientos del pasado”, sin embargo quien gobierna debe actuar en los escenarios del presente y dirigir la mirada hacia el mañana, porque bien refería el intérprete musical José-José “que ya lo pasado-pasado, porque no interesa”... Lo que la sociedad en su mayoría espera de quien gobierna, es el reflejo de la clara determinación para impulsar acciones que superen deficiencias y que, por lo mismo, permitan cimentar más y mejores rutas hacia el bienestar del colectivo social en lo general.

En fecha reciente se escuchó argumentar en el Palacio del Gobierno del Estado de Veracruz, que Miguel Ángel Yunes Linares “no actuó contra uno de sus funcionarios, que fue señalado de golpear a su esposa”... Verdad o mentira, la Justicia y la sentencia se aplica por las vías de las instituciones creadas para ello, pero mientras no exista el apropiado proceso judicial y la consecuente sentencia en los tribunales (hasta sus últimas instancias) resulta de rangos impropios e incluso podría referirse como contrario a los derechos de terceros, el externar puntos de vista a la luz del sol, en el marco de espacios públicos y, aún más allá, ante integrantes de los medios de información.



Moderación y apego a las leyes, pero indudablemente también a las formas, es una característica que el colectivo social de siempre espera en los marcos gubernamentales, espacios en los que los reflectores pareciera que, incluso a la luz del día, de siempre se encuentran encendidos, por lo que siempre ha sido recomendable “hasta en los espacios de su despacho privado” que quien gobierna debe reflejar moderación y discreción, ya no sólo como virtud, sino como una regla de conducta invariable de quien es depositario del poder público, quienes deberían incluso ser ejemplo de moderación, abstención ante los murmullos, así notorio y permanente discreto.

Y que de ninguna manera se acrediten estas líneas a tendencias partidistas, o de núcleos de poder, cuando quien las escribe es más semejante al ermitaño que a quienes diseñan sus textos en los marcos parroquiales de las cafeterías o “en los pasillos en los que abunda la grillería”...

Tiempo es de que, en los espacios de la ya afamada “Cuarta Transformación” se reencuentren “con la sabia virtud de conocer los tiempos”, he identificar con claridad espacios, escenarios y obviamente argumentaciones, acordes con los compromisos ante el colectivo social y ajenos a la ligereza, primordialmente cuando se trata de realizar descalificaciones dirigidas a quienes recientemente, precisamente despacharon en los ámbitos en los que hoy se dirigen los ardientes índices que los señalan.



Debemos los mexicanos (sobre todo en el renglón gubernamental) aprender que desde tiempos ancestrales el culpar a otros de lo que no logramos, de lo que no que no avanzamos, de lo que no contemplamos como meta cumplida, no refieren un distractor efectivo, sino que desenmascaran la búsqueda de encubrir lo que no ha sido posible realizar, pero también es válido el entender lo que ha señalado Baltazar Gracían: “Errar es humano, pero echarle la culpa a los demás es más humano todavía”... Referencia que en mucho forma parte del catálogo de comportamiento en los ámbitos de la administración pública.

Lo que se lee

Ya lo hemos apuntado en otras entregas, la dolorosa y aún preocupante pandemia, entre sus efectos registró que el país se encontrara de manera más seria e incluso drástica, con la urgencia de apoyarse en los sistemas de educación primaria e incluso de enseñanza media y superior, en los ya existentes espacios cibernéticos, mismos que incluso habían trasformado las prácticas en los ámbitos de sistemas informativos, productivos en lo general, escenarios en los que hace dos años México se encontraba apenas vislumbrando tales recursos, pero que obligados por el confinamiento impuesto por los horribles efectos pandémicos, desde los espacios pre-escolares hasta los niveles universitarios e incluso ámbitos de posgrado, se convirtieron en sistemas de enseñanza y aprendizaje a distancia, por vía de los cuales se aplicaron nuevas modalidades que permitieran continuar con el cumplimiento de los respectivos programas de estudios.



Los resultados los expone con claridad en tierras veracruzanas Zenyazen Roberto Escobar García, quién declaró a los medios de comunicación que, debido a los escenarios pandémicos, se aplican programas que favorecieron un avance de 20 años en lo relativo a prácticas, programas, restructuraciones y estrategias en lo general, mismos que amplían las posibilidades educativas de manera destacada.

La realidad es lo que ya habíamos referido hace algunos días en este mismo espacio de comentarios, que en Veracruz y el país sí se ha logrado una nueva evolución sobre el reglón de enseñanza, no sólo en rangos de los niveles de primaria y enseñanza media, sino que tales aportaciones de la educación cibernética llegaron para quedarse también en los espacios universitarios... Tiempos nuevos para maestros y alumnado.

Lo que se ve



Es preocupante que los espacios de notable inseguridad en nuestro país, y específicamente en el Estado de Veracruz, se reconfirmen en tierras jarochas cuando se refiere que en las últimas fechas, en áreas de nuestra Entidad se ha registrado una cifra de 799 secuestros (de acuerdo a los datos difundidos por el colectivo social “Alto al Secuestro”).

La cifra por sí misma ya resulta altamente preocupante y, por lo mismo, debería considerarse el tema del secuestro, por parte de las autoridades municipales, estatales y en especial las federales, como un renglón de elevada emergencia en tierras veracruzanas, en tanto que de acuerdo a los estudios de especialistas, el secuestro constituye uno de los delitos de mayores impactos negativos tanto para las víctimas, como para la familia y el círculos social de quienes son privados de su libertad por grupos delictivos... Ello sin agregar el daño a la tranquilidad social en lo general con efectos negativos en el renglón económico.

¿Hasta cuándo y hasta dónde persistirá la inseguridad?



Lo que se oye

Muy cercano se encuentra México de afrontar una crisis severa, vinculada con la muchedumbre de migrantes provenientes de Centro y Sur-América, que ante la reapertura de la frontera de Estados Unidos para facilitar el paso, tanto de trabajadores mexicanos que laboran en tierras norteamericanas, como para reactivar los niveles de la actividad comercial y turística, escenarios que obviamente preocupan a los mexicanos, dado que podrían nuevamente restringir de manera severa el paso fronterizo, originando incalculables afectaciones a la actividad económica de esa amplia franja norteña, obviamente con mayores dimensiones negativas hacia el lado mexicano... Ya veremos.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes