Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Polémicas pandémicas

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

17/01/2022

alcalorpolitico.com

*Ineficacia... oro político
*La salud en Iglesias
*Comercio y pandemia

De acuerdo a informaciones recientes, el destacado empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego, declaró que ante la pandemia “hay que ser valientes porque a todos nos va a dar”... La referencia refleja de manera natural la posibilidad de polémicas, porque bien es verdad “que a todos nos puede dar” pero la diferencia sobre la serenidad (“valentía”) para afrontarla, no podría ser la misma frente a los escenarios de pobreza, que ante las positivas posibilidades que nos podría ofertar la riqueza...

Porque debe quedarnos claro que quien vive en niveles de recursos económicos escasos, no dispone ni siquiera del dinero que se requiere para efectuarse un examen, que le permita detectar que se ha convertido en portador del virus.



Claro debemos tener que ricos y pobres pueden desafortunadamente encontrar la muerte frente a la agresión pandémica, pero quien dispone de los recursos económicos suficientes tendrá también a su favor (como podría ser el caso del Presidente de la República o del Presidente de un complejo industrial) la suficiente capacidad financiera para ser atendido con los mejores medicamentos existentes, sumando a ello el auxilio de los más talentosos especialistas en el renglón médico y, con el agregado de tener a su alcance los equipos de oxigenación que sean necesarios.

Cierto, tarde o temprano ricos y pobres habremos de morir, porque simplemente la vida no es eterna, pero la posibilidad de disponer de los recursos financieros que fueran necesarios para mejorar nuestra salud, e incluso superar contagios pandémicos, siempre representará una oportunidad de vida, lo que no podrían tener a su alcance quienes no disponen del dinero que se requiere para adquirir con inmediatez, todo aquello que el paciente requiere para recuperar su salud.

Por ello se hace cada día más apremiante (incluso al margen de etapas pandémicas) que efectivamente los centros asistenciales de salud que operan al amparo de recursos gubernamentales, municipales, estatales o federales, representen espacios privilegiados que dispongan “siempre” de los apropiados espacios de atención médica, de suficiente personal médico especializado cada cual en sus respectivas áreas, del necesario número de enfermeras incluso especializadas, agregando a ello la disponibilidad de los medicamentos y equipos que son elementales para salvar vidas, como es el caso de los ventiladores que son insustituibles para brindar oxígeno a pacientes con afectaciones pulmonares de elevada degradación.



Nunca más en nuestro país deberían volverse a presentar dramas aterradores, como los registrados por pequeños y mayores, ante la escasez de equipos auxiliares para reactivar la oxigenación, así como de la misma forma jamás deberemos de afrontar escenarios de niños agredidos por el cáncer, ello como resultado de la irresponsabilidad que ha causado la escasez de medicamentos para paliar su sufrimiento...

Tiempos son en los que entre mexicanos debemos de reencontrarnos con la suma de voluntades, tanto de los de arriba como de los abajo, para superar y dejar atrás las tristes etapas de ineficacia originadas (muchas de ellas) en los espacios de la administración pública, que debe ser el sector más confiable, equitativo y solidario en cualquier país, estado o municipio... De no ser así, seguiremos en la ruta equivocada.

Lo que se lee



Más opacidad e incluso obscuridad que luces sin sombras, es la que al interior de la administración municipal cordobesa ha encontrado el nuevo cuerpo edilicio presidido por el alcalde Juan Martínez Flores, hechos que por sí mismos siembran claras dudas sobre la efectividad y limpieza del anterior cuerpo edilicio, que incluso podría llegar a la creación de expedientes negativos en torno al actuar de dicha administración, lo que no resultaría sino el reflejo de las polémicas prácticas que en la administración pública se han aplicado en tierras veracruzanas y de otras regiones del país.

Cierto, mucho tiene que ver la intención de “ajustar cuentas y crear condiciones” con el tema del pasado y el futuro electoral en el país, en tanto que la línea de la Cuarta Transformación, es demeritar a la oposición para consolidar su prolongación al frente de las instancias gubernamentales, lo que es común en la actividad política, por lo que encontrar factibles irregularidades acreditables a funcionarios propuestos por partidos no aliados a los morenos, como los son PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano, equivale políticamente hablando a toparse con “oro molido” y... ¿A quién le dan pan que llore?

Lo que se ve



Claro que el anuncio dictado al interior del prestigiado Ayuntamiento de Orizaba, en el sentido que se impondrá multa a todo ciudadano que en espacios públicos no porte el cubre bocas, refiere simpatías por parte de las mayorías ciudadanas, incluyendo al sector eclesial, quienes en las ceremonias religiosas dominicales celebradas el día de ayer, apuntan que dicha determinación municipal es recibida con beneplácito en espacios sacerdotales, dado que el “cubre bocas” es beneficioso tanto para el portador, como para quienes se encuentran en su paso.

Ayer mismo trascendió que de inmediato en otros municipios veracruzanos podría aplicarse la misma medida, máxime cuando ya se tiene claro que la nueva variante del coronavirus registra mayores posibilidades de contagiar, lo que incluso ya lo confirma, el impresionante y preocupante disparo de pacientes que la pandemia está originando en gran parte del territorio nacional.

Muy apropiado resulta que el sector eclesial se sume a la campaña para incrementar medidas de autoprotección.



Lo que se oye

No deberíamos de ver inconvenientes en mantener la actividad comercial y económica en lo general, si para ello todos los empresarios en fábricas y comercios, establecen mejores prácticas tanto en beneficio del personal como de atención a los clientes, todas ellas apegadas a la distancia recomendada así como a la práctica permanentes de limpieza, medición de la temperatura, sumando el aseo tanto por parte de los establecimientos como de la clientela en lo general, obviamente todos portando el ya ahora habitual cubre-bocas.

Pero a más de ello debe tenerse muy en cuenta que si el número de contagios sobrepasa cifras que sean motivo de alerta superior, entonces habrá que restringir de alguna forma el número de asistentes en un local comercial, ensanchando la sana distancia e incrementando las prácticas de limpieza de dichos establecimientos, incluyendo el área de estacionamientos y banquetas.



Cuidarnos es una obligación personal y una responsabilidad en lo general del colectivo social.

Que usted inicie una excelente semana.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes