Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La delincuencia en palacio

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

19/01/2022

alcalorpolitico.com

“Los doctorados sirven para
cometer pendejadas más calificadas”

El Filósofo de Güemes

La delincuencia en palacio

¿Desde cuándo bandas de la delincuencia organizada permanecen en Veracruz haciendo de las suyas: invadiendo ranchos, robando ganado, chambeando en el trasiego de la droga hacia los Estados Unidos, secuestrando veracruzanos, extorsionando a cuanta gente se deja, robando autos, cobrando derecho de piso y cometiendo otros delitos, contando con la impunidad y complicidad que les brindan autoridades municipales, estatales y hasta federales?... desde tiempos inmemorables.



No es nuestra intención entrar en detalles porque además ni los conocemos, sobre los personajes que han cobrado fama al amparo de la comisión de delitos, pero sí es necesario en estos momentos que vivimos tratar de poner en contexto este delicado asunto que comenzó desde que narcos colombianos en su chamba de pasar droga rumbo al país con más adictos, pero con muchos dólares para comprar lo que sea, contrataron los servicios de mexicanos que los ayudaban como burreros a transportar los cargamentos de cocaína a la frontera pasando por toda la costa del Golfo, lo que no representaba mucho trabajo pero sí buenas ganancias; también a recargar de combustible las avionetas donde llevaban los paquetes de coca y mariguana. El llamado trasiego que vino a despertar la ambición de mexicanos atraídos por esa productiva actividad.

En algún momento de ese comercio clandestino, las autoridades mexicanas se percataron de la importancia de nuestro territorio y comenzaron a tratar de impedir el trasiego: a punta de cañonazos de dólares policías y militares fueron conminados a no meterse en esas cuestiones y bueno, así por la buena quién no, verdad, les dejaron el paso libre y hasta les recomendaron nuevas rutas para transitar sin ser vistos. Eran los tiempos del gobierno de don Rafael Murillo Vidal, cuando nos enteramos de que algunos municipios comenzaban a ser muy peleados entre los priistas de esos lugares para convertirse en alcaldes.

Cuando se hacen investigaciones periodísticas se da a conocer que la importancia de ser presidente municipal de tal o cual municipio consistía en que se ganaba mucho dinero a cambio de dejar pasar, por sus caminos, los cargamentos colombianos tan requeridos en la Unión Americana por un buen porcentaje de habitantes.



Comenzaron a crecer los grupos mexicanos de poyo a los carteles colombianos, la lucha contra el consumo de drogas en los EEUU se intensificó y para mantener las abultadas nóminas de las pandillas o pequeños cárteles mexicanos, los delincuentes comenzaron a diversificar sus actividades. La siembra de mariguana apareció por muchos lugares del territorio mexicano al igual que la de amapola. Con la llegada del TLC los campesinos perdieron mercado de sus productos en los Estados Unidos y Canadá y los que no emigraron a las grandes ciudades se dedicaron a rentar sus parcelas a los narcos... y así fue creciendo este criminal negocio.

Surgieron bandas de invasores de ranchos, ladrones de ganado, asaltantes en los caminos que se robaban trailers con mercancía, comenzaron también los secuestros y la violencia o la inseguridad se fue extendiendo por todo el territorio mexicano, al que los narcos vieron como una plaza más para vender su mercancía.

Con Acosta Lagunes en Veracruz



Mucho se ha afirmado que fue en el gobierno de don Agustín Acosta Lagunes cuando la violencia se intensificó en Veracruz. La presencia del general Mario Arturo Acosta Chaparro, de triste memoria, como director de Seguridad Pública y la presencia de bandas de invasores de tierras en las que participaban familiares del propio gobernante, respaldan la hipótesis. Esa fue la razón por la que vino don Fernando Gutiérrez Barrios como candidato del PRI al gobierno del Estado, era el único político veracruzano capaz de pacificar al estado.

Con un ejemplar de la Constitución en mano y un discurso en el que incluía la advertencia de que “con la ley en la mano haremos frente y acabaremos con la industria de la invasión”, más un grupo de operadores que se desplazaron por todo el territorio entrevistándose con los jefes de las bandas a los que les leían la cartilla, don Fernando al concluir su campaña ya había corrido al 99 por ciento de los delincuentes que tenían aterrorizado el campo veracruzano. Pacificó Veracruz en un momentito.

Durante la estancia de don Fernando y luego con Dante Delgado al frente del gobierno, no se volvió a saber nada del trasiego de la droga. Lo que no quiere decir, de ninguna manera que haya terminado, no, lo que pasa es que los veracruzanos tuvieron suficientes empleos gracias a la buena administración y al programa Solidaridad que implementó el presidente Carlos Salinas de Gortari y que dejó a Veracruz una buena cantidad de recursos con los que se pudieron hacer las más grandes obras en la historia de Veracruz.



Pero llegó don Patricio Chirinos con Miguel Ángel Yunes Linares como su secretario de Gobierno y el estado, en materia de seguridad retrocedió. Se volvió a tener conocimiento del trasiego de droga, lo mismo que con Miguel Alemán Velasco, que fue cuando apareció el cáncer del “cobro del derecho de piso” a ciertos comerciantes y empresarios, actividad que se intensificó junto con los secuestros en el gobierno de Fidel Herrera Beltrán y ni Javier Duarte ni Miguel Ángel Yunes ni el actual Cuitláhuac García, han podido erradicar el derecho de piso, que es el delito que más daño ha causado al comercio de todo tipo, los que se dedican a esta actividad lo hacen con empresarios, con propietarios de medianos negocios y hasta con vendedores ambulantes. Nadie es capaz de combatirlos.

La delincuencia organizada se asienta y crece con uno, dos y hasta tres cárteles en la medida en que las autoridades en turno les brindan impunidad para sus actividades, no es de que los trajeron los anteriores y no se quieren ir, no, esas son tonterías.

Respuesta de Yunes Linares



Con motivo de los recientes acontecimientos que han costado la vida de más de treinta veracruzanos ejecutados, cuyos cadáveres fueron aventados o embolsados, el gobernador Cuitláhuac García dijo en conferencia de prensa que en el gobierno anterior, el de Miguel Ángel Yunes, se había alentado la presencia de esas bandas delictivas que ellos habían heredado. La respuesta del ex Gobernador no se hizo esperar en los siguientes términos:

“Desde que concluyó mi Gobierno he mantenido una conducta prudente y reservada.

Creo que esa es mi mejor aportación a la estabilidad y desarrollo de Veracruz.”



“Por eso no declaro, ni respondo comentarios ni señalamientos ligeros”.

“Pero no quiero que mi silencio se lea mal, no por callar otorgo, simplemente callo.

Llama la atención que hoy todos los fracasos se quieran justificar responsabilizando al pasado.”



“No debe ser así, cada gobernante tiene su tiempo y su circunstancia: yo lo tuve y traté de cumplir.”

“Hoy Cuitláhuac hizo una afirmación temeraria y absurda en contra nuestra, sin aportar ningún elemento, simplemente por decirlo y tratar de lavar culpas.”

“No Cuitláhuac, durante mi gobierno combatimos con seriedad y energía a los delincuentes, en muy estrecha coordinación con el Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, la Policía Federal, la entonces Procuraduría General de la República, el CISEN y todas las dependencias vinculadas al tema de seguridad pública.



Ni a esas instituciones, ni a mi Gobierno nunca nadie nos acusó de abrirle la puerta a ningún grupo de delincuentes. Al contrario, siempre se reconoció la eficiencia y rectitud con que actuamos.”

“Soy un hombre serio, por eso no me presto a debates sin sentido, pero una acusación así no puede dejarse pasar, por el respeto y cariño que tengo a los veracruzanos y a las Fuerzas Armadas que nos acompañaron en esta lucha contra la delincuencia.”

Inútil guerra epistolar



Con lo anterior a Cuitláhuac le dio Yunes por donde más le gusta: responder señalamientos verbales. Aquí está su versión.

“Fue muy claro el veredicto que dio la sociedad veracruzana durante la elección de 2018, sobre “a quién le cree y a quién no”, reviró el gobernador Cuitláhuac García Jiménez a su antecesor, Miguel Ángel Yunes Linares.”

“Entrevistado por reporteros esta mañana, luego del enlace con el Presidente de la República en la conferencia matutina para dar a conocer la jornada de vacunación a docentes en el estado, el mandatario estatal reconoció que los veracruzanos están muy conscientes y en 2018 eligieron “a quién ya no quiere que siga en Veracruz y a quién le abrieron las puertas para darle cabida a la esperanza y a la transformación”.



Recordó que la Fiscalía General de la República (FGR) debe continuar con su investigación contra los ex servidores públicos acusados de corrupción, entre ellos, Yunes Linares.”

Esperemos que ahí quede este delicado asunto, los veracruzanos queremos ver resultados de un trabajo de gobierno real, serio: menos pandemia, control de precios de los productos de la canasta básica, seguridad en nuestras personas y en nuestros bienes. No más confrontaciones y menos derramamiento de sangre.

REFLEXIÓN



El presidente Andrés Manuel López Obrador nombró cónsul de México en Barcelona a Claudia Pavlovich, ex gobernadora de Sonora, en cuya gestión fueron desviados 140 millones de pesos a una red de empresas fantasma utilizadas en la Operación Safiro del PRI. Ante esto el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno, amenazó con expulsar a la tal Claudia del PRI si acepta el cargo. Este tip es a manera de bajar el estrés.

Escríbanos a [email protected] | [email protected]

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes