Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El Fogón está que arde

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

24/01/2022

alcalorpolitico.com

*Más vale apoyar, que abollar
*Nevadas... polémico paisaje
*Impresionante precio del limón

Está claro que, tal como lo marcan los usos y costumbres en la vida política de nuestro país, después del tercer informe presidencial (al igual que en el tema de gobernadores) al interior de la vida política se agudizan las fricciones, como sucedía años atrás entre los chamacos que practicaban ante su víctima la amenaza de “el parque, liga, ligazo, patada o cocotazo”... Refiero el recordatorio porque así se deben sentir en estos momentos el ya célebre Marcelo Luís Ebrard Casaubón y la imperativa Claudia Sheinbaum Pardo, uno el brazo fuerte de Andrés Manuel López Obrador en lo relativo a la vinculación de México con los países del mundo; otra la altiva funcionaria que despacha en las oficinas más cercanas al Palacio Nacional en la Capital del País.

Los dos funcionarios federales “más lampareados” en el marco de los reflectores de los medios de comunicación (después del Presidente de la República) “ambos dos” de fuerte personalidad y de significativa vinculación con quien gobierna, refieren escenarios que han permitido, desde el inicio del actual sexenio presidencial, calificarlos como “cartas marcadas” claramente viables como aspirantes o suspirantes del sillón presidencial.



Pero nadie podría haber imaginado en los primeros días del Gobierno Transformador, que un mismo escenario de dimensiones espantosas alcanzaría a doña Claudia y a don Marcelo, creando un aparente pecado de irresponsabilidad que, como imaginarios perdigones de doble cañón de escopeta, impactaría a la titular del gobierno en la capital del país y, al quien también (fechas atrás) ocupó el mismo escritorio en la misma instancia gubernamental, “escopetazo informativo” que obviamente infiere la posibilidad de pecados mayores en los espacios de la administración pública, hechos que por sí mismos podrían “opacar el sendero luminoso” hacia el posible arribo al despacho presidencial, en cuanto que en menos de tres años terminará el sexenio del actual Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Posteriores a los fechas de la tragedia en una de las líneas de metro defeño (como muchos aún lo identifican), surgieron interrogantes y hasta señalamientos en el sentido que el origen del mismo pudiera haber sido un error en el proceso de construcción, involucrando con tal argumentación a don Marcelo Ebrard, pero más centelleante que rápido, aparecieron referencias que la responsabilidad también podría ser de la actual “administración defeña”, porque factores del tiempo de uso y escasa atención en lo referente a mantenimiento, así como la corrección oportuna de posibles desperfectos originados por el desgaste (algunos de ellos aparentemente ya reportados) resultaban una amenaza para la seguridad de los viajeros.

Con el paso de los días sobrevinieron los tiempos invernales, agregando a ello, la neblina fue opacando el debate e incluso los dimes y diretes sobre el tema, otorgándose el paso al tema en el sentido que reacomodos de estructuras, así como el excesivo peso y frecuente uso, podrían haber causado la imprevista tragedia, que por sus propias características ya forma parte de la historia negra de nuestro país, al tiempo que tales hechos son analizados por empresas y gobiernos que utilizan el mismo tipo de transporte en otros pueblos del mundo, sin registros de tragedias semejantes.



Pero lo que muchos preveían sobre el complejo tema al interior de los espacios de la política, incuestionablemente ya se registra, primordialmente cuando en las últimas horas se difunde información en la que de las oficinas gubernamentales de la Gran Metrópoli, surgen apuntes que señalan que en la construcción de dicho tramo del Metro, se instalaron rieles cuyas dimensiones no coinciden con los requerimientos de las ruedas.

Lo que en principio es retornar la pelota de los orígenes de la tragedia hacia los tiempos del régimen defeño que presidio Ebrard Casaubón, porque fueron los días en lo que se construyó la línea ahora siniestrada y que sembró el luto entre habitantes de la Ciudad de México, ello pese a que el ahora nuevamente implicado, en su momento declaró que las obras se ajustaron a los proyectos profesionales y fueron certificados en su nivel de calidad.

Así las cosas, la rispidez entre dos de las figuras con mayores referencias como viables a la candidatura presidencial por el actual partido gobernante, se encuentran ante la posibilidad de fricciones que, de ampliarse en sus dimensiones, podrían causar efectos negativos directos hacía “ambos dos”, lo que obviamente debe preocupar a quien hoy habita en el Palacio Nacional, mayormente cuando el fogón podría tomar dimensiones insospechadas.



Lo que se lee

Ni la menor duda nos debe de quedar a los mexicanos, que uno de los programas de nuestro gobierno, presidido por Andrés Manuel López Obrador, que registra dentro y fuera del país mayor reconocimiento, lo constituye la entrega bimestral de apoyos que, por conducto de una tarjeta bancaria, se depositan para beneficiar a los adultos mayores de todo el país.

El programa indudablemente ha reducido niveles de angustias de muchos ancianos (incluso para adquirir el alimento diario) al tiempo que, al distribuirse sin distinción de simpatías partidistas, permite beneficiar a todos los mayores de nuestro país, sin que prive (para bien o para mal) distinción alguna, que no sea las originadas por errores en los registros, pero que ante los trámites apropiados ha sido factible el corregir.



Es indudable que tales depósitos representan verdaderas aportaciones para beneficio de todos los mexicanos en la etapa de “adulto mayor”, acción que realmente se viene aplicando de manera democrática y, por los mismo generalizada, sin que para ello cuenten tendencias partidistas ni desplazamiento de ancianos “no gratos” en los marcos de escenarios o de puntos de vista diferente al estilo actual de gobernar.

Se puede decir que una de las joyas más preciadas que registra en su favor la Cuarta Transformación, lo es precisamente el programa en referencia, que de hecho se convierte en un subsidio permanente, al que tienen derechos todos los adultos mayores sin distinción de niveles sociales, ni de simpatías partidistas.

Ciertamente ante especialistas en los diversos renglones de la economía y la política, se registran puntos de vista diversos, unos descalificando a los otros, sobre los programas que en el renglón de bienestar se aplican por parte del actual gobierno transformador, pero preciso es puntualizar que, específicamente en el tema de referencia se está actuando con notorio espíritu democrático, lo que en sí mismo constituye un pilar que enriquece al programa, dado que todo aquel que efectúe su tramitación y cumple con requisitos de edad, de inmediato es agregado al padrón para que reciba el apoyo gubernamental en referencia.



No es forzoso, pero sí realista, el coincidir con quienes se muestran agradecidos por el programa, acción que, al aplicarse en marcos democráticos, indudablemente favorece la imagen del actual régimen gubernamental y obviamente ello ha estado reflejado tanto en las urnas electorales como en los niveles de simpatías hacia el sector gobernante... bien nos referían nuestros ancestros: “Más vale apoyar, que abollar”.

Lo que se ve

Hermoso es el paisaje que han disfrutados aquellos veracruzanos que registraron la oportunidad de presenciar las recientes nevadas, reportadas en diferentes paisajes en las regiones del Cofre de Perote, el Pico de Orizaba y diversas montañas de la región central veracruzana, sin embargo, como siempre se refiere por el dicharachero mexicano “después de la fiesta viene la peste” y... ya se advierte en el rutinario contrasentido de nuestros entornos, que esa yerba “quemada por el frío” con el paso de las semanas se convierte en combustible natural, para que ante el arribo de los ambientes primaverales, se transformen en “excelente combustible” para estimular la temporada de incendios forestales, devastando áreas verdes a las que “rápidos y furiosos” arriban los depredadores que barren hasta con los retoños, con la idea de negociar con la madera rescatable de troncos que bien podrían reverdecer, panorama que ya no es extraño en las tierras jarochas, ante la impunidad con la que de siempre se han practicado tales aberraciones...



Al tiempo y ya veremos si con la Transformación, tales escenarios desaparecen o persisten igual que siempre.

Lo que se oye

¿Recuerda Usted en alguna ocasión haber pagado hasta más de ochenta pesos por un kilo de limón?... En algunas regiones de nuestras tierras veracruzanas, destacadas productoras del valioso cítrico, esa cifra se está llegando a cobrar por tal cantidad del apreciado producto, que ahora se le agrega su valiosa aportación en favor de la salud frente a las agresiones virales, pero que se justifica el disparo en el precio, como resultado de que la demanda es mucha y la producción, en últimas fechas se ha reducido como sucede con recurrencia en los inicios de cada año.



Ni modo, como no existen normatividades para tales referencias en el mercado mexicano, le costará a Usted un promedio diez pesos el costo del jugo de limón requerido para saborear un vaso de agua limón... Mientras tanto, disfrute Usted la que será la última semana del primer mes del presente año 2022 y gracias por la gentileza de su atención.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes