Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Injustos recortes a los ayuntamientos anuncia el Gobierno Federal panista

Articulista Invitado

Por: Héctor Yunes Landa

05/03/2012

alcalorpolitico.com

Sorpresa e indignación ha causado la reciente noticia de que la Federación, sin previo aviso y sin explicación aparente, redujo arbitrariamente las participaciones federales de varios municipios de diversas entidades del país, entre las que se encuentra Veracruz. Lo preocupante del asunto es que estos ajustes impactarán lo destinado al Fondo de Infraestructura Social Municipal que se utiliza en la realización de obras públicas. Más grave resulta que los recortes fueron aplicados a municipios muy pobres y con grandes necesidades, como Zongolica, al que le recortaron casi 6 millones de pesos, o Ixhuatlán del Sureste, que perdió 2 millones 623 mil pesos.

Acciones como esta reflejan la incongruencia con que se conducen las administraciones del PAN, por un lado nos venden la idea de que sus acciones son para “Vivir mejor” y por otro, le niegan a los municipios los recursos necesarios para mejorar las condiciones de las comunidades. Es de reflexionar que maniobras como estas son uno de los tantos artificios instrumentados por el Gobierno Federal para inculpar a los gobiernos estatales de la carencia de presupuesto y enemistar a la población con ellos de cara a las elecciones de este año, pues no es casual que estos suceda precisamente en este periodo.

Así, están empezando a aflorar desde ahora las mañas que, durante estos dos sexenios, los panistas han utilizado para hacerse de los cargos de elección popular. Ya comenzamos a ver ese intervencionismo desde la federación que no va a hacer otra cosa que dañar aún más la difícil situación de nuestro país. La única explicación para ajustes como tales es la de empobrecer aún más a los municipios vulnerables y posteriormente llevarles programas federales con una clara intención electoral faltando poco tiempo para los comicios. La voz de inconformidad por parte de los municipios afectados se ha alzado ya para reprobar estas acciones que lesionan directamente a la población y que no tienen excusa válida.

La Federación, además de haber fallado en su deber de apoyar a los municipios más pobres para mejorar sus condiciones, ahora pretende quitarles lo poco que reciben, dejándolos peor para después llegar con apoyos “mesiánicos” que lleven implícito el sello de Acción Nacional y de sus candidatos. Esta es una artimaña que merece la condena no sólo de los afectados, sino de todos los veracruzanos. El gobierno que no ayuda a la gente no merece gobernar, pero el gobierno que empobrece intencionalmente a la gente para dominarla es un gobierno que traiciona a sus gobernados.

Esto no es algo nuevo, ha sido un recurso muy usado por el PAN durante las dos lamentables administraciones federales que ha encabezado. Los ejemplos más claros han sido Guerrero y Michoacán, entidades que debieron pasar por prácticamente una sequía financiera, porque Calderón decidió suspender desde tres meses antes de la elección la entrega de las participaciones federales que en justicia debían recibir guerrerenses y michoacanos.

De nada sirven los esfuerzos de los estados de la república por salir adelante si el Gobierno del PAN se empeña en regatear los recursos y seguir lastimando a la población; los gobiernos locales tienen dos alternativas: endeudarse o paralizar las obras y la marcha en general de sus entidades. Esa es la situación que prevalece en todos los estados que son gobernados por partidos distintos al PAN: el primer paso es asfixiarlos para que la población se moleste por la falta de obra pública, el segundo paso es que la molestia se convierta en enojo cuando su gobierno estatal tenga que recurrir a contratar deuda para satisfacer las necesidades de la población.

Esto es apenas una de las muchas mañas que el PAN va a poner en juego en su desesperado afán por mantenerse en el poder. Afortunadamente, la sociedad percibe con claridad el desastre que ha significado para la nación esta década perdida por Acción Nacional y seguramente lo tendrá muy en cuenta a la hora de decidir si permite a este partido seguir lastimando a México.

Columnas recientes