Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Condenados a morirnos…

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

10/03/2012

alcalorpolitico.com

Y mientras aumenta la pestilencia del cochinero en el PAN-Veracruz (a nivel nacional no cantan mal las rancheras); mientras en el PRD se toman la foto con una subametralladora Uzi calibre nueve milímetros dizque de juguete; mientras esto pasa por allá y por acá, en el PRI simplemente se ponen las pilas, trabajan aun en temporada de veda electoral y su dirigente nacional Pedro Joaquín Coldwell declara: “No queremos otro sexenio de muerte y miedo”. Y, pos sí, el miedo no anda en burro, ¿no?

Eduardo Galeano escribió que en las grandes ciudades caminar es un peligro y respirar es una hazaña. “Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen”. Lo cual me recordó que pensamos mucho de lo poco que tenemos, pero gozamos poco de lo mucho que tenemos.

Este mundo, como dice Galeano, “nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela en drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia”.

En suma, que estamos jodidos, en un callejón sin salida… ¿El destino nos alcanzó?

Y esto no es nada. Con mucha razón el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU, en un informe declaró que "un elevado número de secuestros y delitos con similitudes a las desapariciones forzadas son cometidos por grupos del crimen organizado, pero no todas las personas desaparecidas habrían sido secuestradas por grupos del crimen organizado actuando de forma independiente. Por el contrario, la participación del Estado en las desapariciones forzadas también está presente en el país". ¡Sopas!

El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias aseguró contar con "información concreta, detallada y verosímil sobre casos de desapariciones forzadas llevados a cabo por autoridades públicas o por grupos criminales o particulares actuando con el apoyo directo o indirecto de algunos funcionarios públicos". ¡En la máuser!

Y agregan: "Los casos de desapariciones forzadas son eufemística y popularmente denominados levantones". ¿Así o más clarito? Sin embargo, el Grupo de Trabajo reconoció "los esfuerzos del Gobierno para abordar esta compleja situación".

No esperamos menos de nuestras autoridades. Quizás por eso el director de investigación del Secretariado Internacional de Amnistía Internacional (AI), Javier Zúñiga, expresó que hay que luchar contra la “desaparición forzada” de personas en América Latina, sobre todo en México, donde existe “la tentativa de los gobiernos de cometer el crimen perfecto”, pues la mayoría de los casos quedan “impunes” y ni siquiera se abren diligencias. (La Jornada/2 de agosto/ 2011).

Pero bueno, mientras sigamos haciendo más rico a nuestro campeón mundial Carlos Slim, no pasa nada. Por cierto, si la tecnología de la comunicación está cada vez más desarrollada, ¿por qué la gente está cada vez más incomunicada?

Los días y los temas

Celebro la pronta intervención del Gobernador Javier Duarte de Ochoa y el Procurador General de Justicia del Estado, Felipe Amadeo Flores Espinosa, para la localización del joven Mikhele Jalil Jiménez Velazco. Bien…tos huracanes. Es digno de reconocimiento.

Y tiene razón mi Gober Javier: “Muchas veces se inculpa a la autoridad de que no está haciendo su labor, su trabajo en torno a las acciones de seguridad pública, pero también es responsabilidad de los padres saber en qué pasos andan sus hijos”.

Hay que entrarle todos… O nos llevan los pingos. Ahí se ven.

Hasta la próxima
[email protected]

Columnas recientes