Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Filtraciones

Historias de Cosas Pequeñas

Por: Juan Antonio Nemi Dib

19/03/2012

alcalorpolitico.com

I] Wikileaks, dolor de cabeza de muchos, espada pendiendo sobre la cabeza de muchos más, referencia obligada de numerosos siniestros diplomáticos en los últimos tiempos, quizá instrumento del espionaje y el contraespionaje para sembrar en el “inconsciente colectivo” lo que conviene a sus promotores, probablemente un mero instrumento con fines específicos de acopio de poder, eventualmente un verdadero ejercicio de democratización y transparencia que actúa de buena fe contra los truculentos y poderosos intereses políticos y económicos que se disputan el pastelito a que se reduce nuestro planeta. ¿Quién sabe? Pero lo cierto es que Wikileaks ya está en la historia. Y parece que no por poco tiempo.
 
En esta ocasión, la afortunada víctima de las publicaciones es una empresa privada de “inteligencia global” con sede en Texas. Se trata de Stratfor, un consorcio que surte de información estratégica a gobiernos, multinacionales, fabricantes de armas, ejércitos. Con la novedad de que Wikileaks le pepenó de alguna manera unos cinco millones de correos electrónicos internos de Stratfor escritos entre 2004 y 2011, en los que además de sus tareas de inteligencia (léase espionaje, entre otras chambas) se describen las técnicas utilizadas para obtener información (métodos psicológicos para la interrogación, por ejemplo), los montos de su facturación y cobranza, los mecanismos para “blanquear” sus ingresos y hasta las listas de sus informantes.
 
El correo número 412101 del 6 de diciembre del año pasado se refiere específicamente a la salud del Presidente de Venezuela. Se afirma en dicho correo que el tumor canceroso que fue extirpado a Hugo Chávez empezó “cerca de la próstata”, lo que provocó confusiones que llevaron a pensar, en realidad, en un cáncer de colon. Aseguran que, actualmente, el cáncer del Presidente se ha diseminado al sistema linfático, a la médula ósea y a la columna vertebral, considerándosele muy grave.
 
El correo evidenciado asegura que el primer equipo médico que atendió a Chávez -cubano- cometió errores que iniciaron con el diagnóstico (a causa, entre otras cosas, de carencia de los equipos sofisticados de análisis “que posee la derecha”) y que el segundo equipo de médicos, rusos, cuestiona con severidad la estrategia aplicada por los caribeños; agrega que la segunda cirugía tuvo por objeto esencial corregir los errores de la primera pero que Chávez es un pésimo paciente que interrumpe los tratamientos cada vez que debe aparecer en público y que además ha recurrido a las terapias “más naturales” que le recomienda un médico chino, mismas que son calificadas por los galenos rusos como “mierda de caballo”. Aparentemente los cubanos vaticinaban para Chávez dos años de sobrevida y los rusos estarían reduciendo el pronóstico a un año.
 
Mientras tanto y según EL UNIVERSAL de México, “Chávez regresó a Venezuela la noche del viernes, casi tres semanas después de ser operado de un tumor canceroso en La Habana. Chávez, de 57 años, viajó el 24 de febrero a Cuba, donde se sometió a una tercera intervención quirúrgica en ocho meses. Dos días después fue operado en La Habana de una ‘lesión’ cancerosa de dos centímetros en la pelvis, que apareció en el mismo lugar donde en junio de 2011 le operaron un tumor, según dijo, del tamaño de una pelota de béisbol. Entre julio y septiembre del 2011, Chávez fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas.”
 
2] De acuerdo con el diario EL SIGLO, de Durango, “El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que la empresa BizJet International Sales & Support, Inc, acordó pagar una multa por sobornar a funcionarios en América Latina, entre los que destacan empleados de Presidencia y la Policía Federal mexicanas. De acuerdo con documentos judiciales, Bizjet pagó sobornos a funcionarios de la Policía Federal de México, de la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales, la flota aérea del Gobierno del Estado de Sinaloa y la flota aérea para el Gobierno del Estado de Sonora. Por los sobornos de los que es acusada, informa el Departamento de Justicia, el proveedor de mantenimiento de aeronaves, reparación y revisión, con sede en Tulsa, Oklahoma acordó pagar una multa por 11.8 millones de dólares para resolver los cargos relacionados con la Política Exterior Ley de Prácticas Corruptas.”
 
Según distintas fuentes, los hechos ocurrieron durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón. MILENIO dice lo siguiente: “De acuerdo con la queja judicial interpuesta por el gobierno de Estados Unidos, Bizjet realizó pagos en efectivo a cinco funcionarios mexicanos: un coronel y un capitán del Estado Mayor Presidencial, un capitán de la Policía Federal, un funcionario civil de Presidencia y el director general de Servicios Aéreos de Sinaloa. Bizjet entregó 10 pagos a estos funcionarios entre septiembre de 2006 y octubre de 2009 por distintos montos. Según el Departamento de Justicia, el primero ocurrió el 9 de noviembre de 2006, por 2 mil dólares a un capitán del EMP. Después, el 31 de octubre de 2007, se documentó otra entrega por 30 mil dólares a un coronel, mientras que el 21 de febrero de 2008 se pagó 10 mil dólares a un policía federal.”
 
“En noviembre 2 de ese mismo año fueron entregados 18 mil dólares a un funcionario estatal de Sinaloa. Para el 1 de diciembre se elevó la cifra a 50 mil dólares a un civil de la Presidencia ‘con amplia influencia sobre la adjudicación de contratos’. Ya en 2009, el 6 de abril se dieron 176 mil dólares al agente de la PF y el 7 del mismo mes otros 40 mil al funcionario de Los Pinos. Los últimos dos pagos de los que se tiene registro ocurrieron el 6 de octubre de 2009, con 210 mil dólares al policía federal y el 27 de ese mismo mes, 28 mil al funcionario sinaloense. Estados Unidos no dio a conocer la identidad de los funcionarios acusados.”
“A lo largo de la última década, según Compranet y contratos disponibles en el Portal de Obligaciones de Transparencia del gobierno federal, Bizjet ha recibido adjudicaciones de la Secretaría de Agricultura, la de Seguridad Pública y la propia PGR, encargada de investigar la trama de corrupción. La SSP ha mantenido una relación particularmente estrecha con la empresa. Desde 2008 le ha adjudicado al menos ocho contratos para mantenimiento y reparación de distintas aeronaves. Los montos que se ha ganado Bizjet han sido variados: van desde una asignación de 20 millones de pesos para mantenimiento bajo el contrato SSP/PF/CNS/023/2008, hasta 2 millones 854 mil pesos, para la instalación de transmisores de emergencia en dos helicópteros. Otro correo, enviado el 21 de febrero de 2008, desvela parte de la relación especial que tuvieron ejecutivos de Bizjet con la Policía Federal, uno de cuyos mandos recibió varias dádivas. El mensaje está fechado el 21 de febrero de 2008: ‘(uno de nuestros ejecutivos) recientemente compró unas cosas muy caras para el policía federal (…). Su tarjeta está al tope. ¿Podemos depositarle otros 10 mil dólares? Sale de viaje hoy (a México) y los necesita’.”
Manos limpias, sin duda.
 
[email protected]

Columnas recientes