Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Calderón y Duarte

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

19/03/2012

alcalorpolitico.com

Dicen que desde que conoció personalmente a Javier Duarte de Ochoa, el presidente Felipe Calderón hizo muy buen “click” con el joven gobernador priista de Veracruz.
 
Y ha de ser cierto, pues Calderón no mantuvo prolongadamente al mandatario veracruzano en el limbo post-electoral como en cambio sí lo hizo con el septuagenario gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, también del PRI, con quien el mandatario mexicano sólo entabló conversación hasta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó su cuestionado triunfo en las elecciones que fueron impugnadas por la hermana mayor del Presidente, Luisa María Calderón, la ex candidata del PAN derrotada.
 
A Javier Duarte lo legitimó de inmediato Calderón en cuanto el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Veracruz confirmó la validez del triunfo priista, lo que provocó que Miguel Ángel Yunes Linares, quien había sido impuesto como candidato del PAN a la gubernatura desde la Presidencia de la República, hizo un tremendo berrinche porque el TEPJE no había validado aún el resultado electoral que, en su opinión, debió haber sido anulado.
 
Desde entonces, la relación política y personal del jefe del Ejecutivo federal con el joven gobernador veracruzano ha sido bastante solidaria y cordial a pesar de algunas incidencias que podrían hacer suponer lo contrario, como fue el reciente escándalo de los 25 millones de pesos en efectivo que la policía federal incautó a un par de funcionarios menores del gobierno del estado en el aeropuerto de Toluca, los cuales siguen todavía bajo resguardo de la Procuraduría General de la República pese a que la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores ya confirmaron el origen legal de los recursos.
 
Sin embargo, en otros aspectos el apoyo de Calderón al gobierno de Duarte ha sido bastante efectivo, como por ejemplo las acciones del programa “Veracruz Seguro”, con la movilización de más de dos mil efectivos del Ejército y de la Secretaría de Marina que han contenido gradualmente a la delincuencia organizada en la entidad, sobre todo en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.
 
Este domingo 18, el Presidente inició una visita de dos días a la entidad veracruzana. Ayer abanderó el buque “Abasolo” en la Terminal Marítima “Pajaritos” de Pemex, en el puerto de Coatzacoalcos, y posteriormente encabezó en el Complejo Petroquímico “Cangrejera” la ceremonia cívica con motivo del 74 aniversario de la Expropiación Petrolera.
 
Por la tarde, a las 16:00 horas, tenía programado supervisar los avances del Libramiento Perote-Banderilla-Xalapa.
 
Anoche pernoctaría en el puerto de Veracruz y este lunes 19, en lugar de viajar a la ciudad de Orizaba –donde fue cancelado un evento en el Parque del Bicentenario para la celebración del quinto aniversario del programa de Rescate de Espacios Públicos–, Calderón decidió estar en Papantla, donde además de visitar el Parque Temático Takilhsukut tenía previsto supervisar las obras del reclusorio de alta seguridad que la Federación construye en esta zona sobre un terreno donado por el gobierno del estado.
 
El gobernador Duarte pretendía que Calderón inaugurara este sábado 17 la Cumbre Tajín 2012, la cual espera reunir hasta el 21 de marzo próximo arriba de 400 mil visitantes de diversos estados de la República Mexicana y de más de 60 países, con una derrama económica superior a los 200 millones de pesos para los prestadores de servicios turísticos y pobladores de Papantla y otros municipios de la región.
 
Según destacó el jefe del Ejecutivo estatal, en estos trece años el del Tajín se ha consolidado como uno de los cien festivales más importantes del mundo y el segundo más visitado en México.
 
Duarte de Ochoa enfatizó la importancia de la cultura totonaca, que a la fecha ha recibido por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el doble reconocimiento mundial como Patrimonio Cultural de la Humanidad por el valor arqueológico de la ciudad sagrada de El Tajín y por el ritual de Los Voladores, a los cuales estaría por agregarse uno más por la categoría de buenas prácticas al Centro de las Artes Indígenas.
 
Hoy, por la visita de Calderón al Parque Temático Takilhsukut, seguramente habrá un fuerte dispositivo de seguridad en la zona aledaña al recinto ferial de la Cumbre Tajín 2012, donde hasta ayer domingo no se había registrado en su interior ningún incidente violento a pesar de los 80 mil visitantes que en promedio recibe diariamente.
 
En el Tajín el operativo de seguridad montado por el gobierno estatal en coordinación con el Ejército y la Marina Armada de México ha funcionado exitosamente hasta ahora. Así que el único “riesgo” que correría Calderón sería el advertido por la coordinadora general de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Gina Domínguez Colío, quien al presumir que este sábado 17 se habían rebasado todas las expectativas de la décima tercera edición de este festival cultural al agotarse los boletos de entrada al Parque Temático Takilhsukut, se corrobora que “quien viene, se enamora de Tajín, se enamora de Veracruz”.
 
CAIFANES GRILLOS
 
A diferencia del famoso guitarrista jalisciense Carlos Santana, quien la semana antepasada se presentó en la flamante Arena Ciudad de México ante cerca de 12 mil personas con boleto pagado –los cuales lo abuchearon cuando en pleno show se le ocurrió externar a micrófono abierto que “quizá mucha gente no esté de acuerdo con mis pensamientos y está bien, pero yo siento que ya es tiempo de que haya una mujer presidenta”, pues adujo que todos los hombres que han gobernado México han fallado–, la noche de este sábado 17 el cantante y compositor Saúl Hernández, de “Caifanes”, que fue el grupo de rock mexicano que abrió en el Nicho de la Música la serie de conciertos de la Cumbre Tajín 2012, se refirió también al actual proceso electoral e hizo públicamente un fuerte reproche a los representantes de los medios de comunicación y hasta a los invitados especiales que disfrutaban cómodamente sentados en el palco de honor este primer concierto musical.
 
Hernández Estrada, de 48 años de edad, exigió a los medios de comunicación decir las cosas como son y dejar “de hacerse pendejos”. A los aproximadamente 40 mil fans que corearon sus canciones les dijo que “el cambio en México no lo van a hacer los que están detrás de las cámaras ni los que están acá sentados”, sino “ustedes, raza”.
 
La expresión del vocalista de “Caifanes” no fue un exabrupto ni mera pose, ya que desde los inicios de su carrera ha mantenido un activismo en pro de la defensa de los derechos humanos, ya sea a través de Internet o mediante discursos en sus conciertos, apoyando causas como el rechazo a los asesinatos de las mujeres de Ciudad Juárez, el respeto a la vida de los inmigrantes mexicanos a Estados Unidos y su apoyo a organismos como Amnistía Internacional.

Columnas recientes