Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Ahora sí, vienen las campañas en serio

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

11/04/2012

alcalorpolitico.com

Ahora sí, viene la guerra electoral en serio.
 
Hoy hace una semana preguntaba si el candidato del PAN al Senado, Fernando Yunes Márquez, habría contratado alguna empresa consultora para que le diseñara su campaña electoral como lo hizo en su momento su padre Miguel Ángel Yunes Linares cuando fue candidato a la gubernatura; si en todo caso era una empresa patito y si le había aconsejado salir a provocar al candidato priista a diputado federal por Xalapa Urbano, Reynaldo Escobar Pérez, con eso de que se hicieran una prueba antidoping, así como que solo se concretara a dar entrevistas de prensa en lugar de emprender una campaña seria, de contacto y penetración con y entre el electorado, propositiva, novedosa y de interés para los ciudadanos, además teniendo a un progenitor colmilludo y con experiencia política como el que tiene.
 
Dado lo que aconteció una noche antes un poco ya tarde, es decir, el martes de la semana anterior, cuando la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la designación directa de las candidaturas de Yunes Márquez y de Julen Rementería del Puerto por parte de la Comisión Nacional de Elecciones panista, hoy es posible entender mejor que, seguramente dadas las relaciones políticas de Miguel Ángel, éste ya sabía que vendría la revocación y por lo tanto la suspensión de todo acto de campaña hasta que la Comisión Nacional de su partido postulara de nuevo las candidaturas, y que no sería hasta que se reconfirmara la designación cuando sacarían toda la artillería pesada.
 
Tengo entendido que la noche de ese mismo martes cuando empezó a circular “Prosa aprisa” con fecha del miércoles, donde hacía el comentario que aludo arriba, al ser leída en el cuartel de guerra del joven candidato dijeron que calma, que se esperaran unos días, que ya vendría lo bueno, que ya estaba lista una campaña que lo menos que la calificaron fue de “impresionante”. La noche del lunes pasado, como se esperaba –el único que no lo esperaba ni lo deseaba, se entiende, era Alejandro Vázquez Cuevas–, las candidaturas de Fernando y de Julen fueron ratificadas. Y se sabe que, ahora sí, viene la campaña panista en grande y una batalla sin tregua ni cuartel por parte de los azules comandadas por Yunes Linares, con todo el respaldo del Gobierno Federal; qué habrá de todo.
 
Quizá es casual o acaso será por eso, además porque el priismo no puede ignorar ni desestimar que en Tantoyuca el panismo de los Yunes Linares-Márquez tiene su más fuerte bastión, que el próximo sábado el mismísimo candidato presidencial tricolor Enrique Peña Nieto se irá a meter a esa boca de lobo blanquiazul para encabezar por la mañana un acto de mínimo 20 mil priistas, donde además suscribirá compromisos del Programa Oportunidades cuya bandera le arrebató ya en forma inteligente al presidente Felipe Calderón al ofrecer que como próximo Presidente lo sostendrá y continuará. Pero para no dejar que se le vaya vivo ningún panista, el mexiquense viajará luego a El Tajín, en Papantla, para reunirse con el Consejo Supremo Totonaca y los indígenas de esa sierra, luego irá a comer con empresarios y miembros de la sociedad civil en el feudo de Alfredo Gándara Andrade en Poza Rica, para rematar en Tuxpan, la tierra natal del máximo ideólogo que ha tenido el PRI en su historia, Jesús Reyes Heroles, donde firmará el compromiso para construir, por fin (ya se han firmado varios compromisos), la autopista Tuxpan-Tampico. No se descarta una reunión privada, en petit comité, del copetudo candidato con la cúpula tricolor en lujoso hotel para dejar funcionando ya una estrategia electoral con el propósito de recuperar territorios y votos en manos ahora de la oposición blanquiazul.
 
Es por eso que a partir del pasado lunes sacaron de la comodidad de su oficina en Xalapa al presidente del Comité Directivo Estatal priista, Erick Lagos Hernández, y lo enviaron a tener contacto con la militancia para empezar a calentar el ambiente. Allá en el norte también ha estado el coordinador de la campaña de Peña Nieto en Veracruz, Jorge Carvallo Delfín, a quien por cierto felicitó vía twitter el mexiquense la semana pasada luego de su exitosa visita al puerto de Veracruz, así como el candidato al Senado Héctor Yunes Landa, quien realiza una campaña no de candidato a senador sino de candidato a gobernador, que ya comentaré.
 
Vienen, pues, las campañas presidenciales y al Senado en serio. El PAN trae mucho dinero, muchos recursos, todo el Programa Oportunidades y los programas sociales de la Sedesol. Los candidatos priistas, ahora sí, tendrán que invertir de su bolsa y trabajar sin descanso, día y noche, si no se quieren llevar una desagradable sorpresa. Habrá de todo, hasta guerra de lodo salpicada de historias truculentas, grabaciones clandestinas, videos escandalosos, fotos comprometedoras y lo inimaginable. ¡Las mujeres y los niños primero!
 
Que Julen anda desanimado
 
Mientras, a los panistas del puerto de Veracruz llama la atención que Julen no ha organizado mítines o actos de campaña y piensan que se terminará tragando su orgullo y tal vez se colgará de los actos de su archi repudiado correligionario Fernando Yunes Márquez, a quien hasta ahora no saluda y menos le quiere dar un abrazo, menos reconocerlo ni dirigirle la palabra. Al decir de los bullangueros jarochos, su desánimo obedecería a que no logró que lo designaran para encabezar la primer fórmula, en la que aunque perdiera su partido se colaría al Senado como primera minoría, además de que se habría enterado que durante las deliberaciones para ratificar la candidatura de Yunes Márquez hubo voces en el CEN panista que pedían ya no incluirlo y darle su lugar a una mujer, en parte en atención a que según no levanta simpatías entre el electorado y además lo persiguen compromisos que habría adquirido a su paso por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Pero además, porque le golpea en la conciencia el reclamo de su esposa Pamela Molina quien declaró a la compañera Sandra Segura, del diario Notiver, según se publicó el miércoles pasado hace una semana, que ella ya no quería que su esposo participara y menos si no iba en primer lugar, “y cuando vino esto de que quedó en la segunda fórmula hubo bastantes fricciones, porque él me prometió que ya no”. Pudo más la política que ella, aunque si gana tal vez para él valdrá la pena.
 
Sigue repuntando El Peje
 
A punto de que comenzara ayer su metralla contra Enrique Peña Nieto, la candidata panista Josefina Vázquez Mota vio reducida su ventaja ante Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo a la encuesta de seguimiento diario de Milenio: los porcentajes, amanecieron: 26% para ella y 21% para él. 5 puntos son pocos. El tabasqueño avanza y convence a más indecisos mientras la panista trata de bajar a golpes a Enrique Peña Nieto, que le sacaba 26 puntos.
 
A propósito, ya para despedirme por hoy, envío mi abrazo solidario a Sandra Segura Segura, compañera de Notiver, por la pérdida de su señora madre Gabina Segura Gómez.

Columnas recientes