Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los mosqueteros del PAN

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

13/04/2012

alcalorpolitico.com

Este viernes 13 vence el plazo legal para que los aspirantes veracruzanos del PAN al Senado de la República –Julen Rementería del Puerto y Mauricio Duck Núñez– impugnen ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la nueva designación que el Comité Ejecutivo Nacional de su partido ha hecho para imponer, por segunda vez consecutiva, a Fernando Yunes Márquez en la primera candidatura.

En cambio, Alejandro Vázquez Cuevas, “El Pipo” –también aspirante al escaño senatorial y principal impugnante de la nominación del hijo del ex priista Miguel Ángel Yunes Linares–, dispone hasta el sábado 14 para inconformarse, pues a diferencia del ex alcalde porteño y del ex diputado federal y local cordobés, los cuales fueron notificados un día antes por estrados de la resolución del CEN del PAN, el ex dirigente estatal del blanquiazul fue avisado formalmente por el representante jurídico del Comité Ejecutivo Nacional hasta 24 horas después en el domicilio legal que proporcionó en la ciudad de México para recibir notificaciones.

Según ha trascendido, Julen, Duck y “El Pipo” estarían siendo fuertemente presionados tanto por los miembros de la dirigencia nacional como por los operadores de Josefina Vázquez Mota para que dejen firme la designación del CEN del PAN y no la impugnen nuevamente ante el TEPJF, pues ello prolongaría el conflicto interno en el panismo de Veracruz, que es el estado con el tercer padrón electoral del país, y obligaría a aplazar las campañas de los candidatos al Senado que obviamente está afectando también la presidencial, pues por este motivo el sábado 7 tuvo que suspender de última hora la ex titular de la SEP su visita a la entidad veracruzana.

Por eso, el pasado martes 10, en la reunión con los dirigentes estatales de todo el país que encabezó en la sede nacional del PAN para anunciarles el relanzamiento de su errática campaña, Josefina les pidió una “tregua por la unidad” para conseguir la victoria en la elección presidencial de julio próximo, pues les aseguró que en sus encuestas está a sólo un dígito de distancia del candidato puntero Enrique Peña Nieto, del PRI.

En esa reunión a puerta cerrada, los dos principales colaboradores de Vázquez Mota, Roberto Gil Zuarth y Juan Manuel Oliva, presentaron y explicaron los detalles de la operación regional y territorial de la campaña a los dirigentes de los comités estatales del PAN.

Oliva Ramírez, el gobernador yunquista de Guanajuato que inmediatamente después de la visita del Papa Benedicto XVI a su entidad solicitó licencia para separarse de la gubernatura y así poder asumir la Secretaría General Adjunta para Asuntos Electorales del CEN del PAN por invitación de Vázquez Mota, es el mismo que en la sucesión estatal de 2010 viajó en un avión oficial hasta Veracruz para intentar convencer a Gerardo Buganza Salmerón de que se sumara a la candidatura de Yunes Linares, el padre del ahora impugnado candidato a senador.

Para Oliva, electoralmente en Veracruz, el mejor aliado para Josefina es el ex director del ISSSTE, pues presupone que por lo menos Yunes les representa 1.3 millones de votos que son los que obtuvo hace un par de años en la contienda de gobernador. Sin embargo, en la elección interna del 5 de febrero pasado, Yunes no pudo hacer ganar en Veracruz a Ernesto Cordero, su precandidato presidencial, aunque dos semanas después, en las votaciones panistas para elegir a los dos candidatos de mayoría relativa al Senado de la República, logró imponer a su hijo Fernando con una serie de triquiñuelas que obligó a la Comisión Nacional de Elecciones del PAN anular los resultados.

Igual que Oliva, el dirigente nacional panista Gustavo Madero también se ha confabulado con el ex priista para mantener a su hijo en la primera candidatura senatorial, pese a que presuntamente habría acordado con Julen Rementería y Mauricio Duck que ambos serían postulados en la primera y segunda candidaturas para resolver no sólo de manera salomónica la enconada confrontación entre Yunes Linares y “El Pipo” sino para cumplir cabalmente también con el resolutivo de la Sala Regional con sede en Xalapa del TEPJF, el cual ordenó al CEN del PAN, en su fallo del pasado 3 de abril, que volviera a designar a sus dos candidatos de mayoría relativa al Senado que cumplieran con el mejor perfil: trayectoria dentro del partido político, liderazgo social, preparación profesional y/o académica, aptitud para el cargo, y desempeño y trayectoria en anteriores cargos públicos, privados o partidistas, requisitos que no cumplía a plenitud el neopanista Fernando Yunes frente a los otros aspirantes.

Esta decisión evidencia la desesperación que cunde en el CEN del PAN por el rezago de Vázquez Mota en las tendencias electorales. Y es que de perder ante Enrique Peña la elección de julio próximo, Madero pasaría a la historia como el dirigente que facilitó el retorno del PRI a la Presidencia de la República.

Sin embargo, pese a que la mayoría de las encuestas indican un estancamiento en las preferencias electorales hacia la candidata del PAN, Madero cree que todavía pueden remontar la amplia ventaja del abanderado tricolor. “Para los panistas, la adversidad no nos es extraña. La mayoría de todas las campañas las hemos ganado con encuestas adversas, con ataques recurrentes, con un ambiente mediático empeñosamente complaciente con el PRI y con sus gobernantes”, afirmó este martes 10 el dirigente nacional del blanquiazul luego de la reunión con la estructura territorial del país.

Para ello les urge cerrar de una vez el conflicto interno del PAN en Veracruz, la entidad con mayor número de votantes después del Estado de México, que es claramente dominado por el priista Peña Nieto, y del Distrito Federal, donde el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador encabeza las encuestas.

En el nivel local, Julen, Duck y “El Pipo” Vázquez también han recibido presiones para acatar la designación del CEN del PAN a favor de Yunes Márquez. Uno de los más insistentes ha sido el diputado local Francisco Javier Lara Arano, quien expresamente le ha pedido a Vázquez Cuevas que por “amor al PAN” deje atrás los rencores y se sume a las actividades proselitistas de todos los candidatos de Acción Nacional.

“Le quiero pedir al ‘Pipo’ madurez, pedirle que honre su condición de panista, de que dejemos esto y nos metamos a las campañas en el estado para bien de todos”, imploró literalmente Lara Arano, el cual expuso que un partido dividido no conduce al triunfo y eso lo han sufrido el PRI y el PRD en diferentes etapas de su existencia.

Y aunque el diputado de Tierra Blanca reconoció que a Vázquez Cuevas le asiste el derecho a recurrir a los tribunales, también deslizó que “nuestro ex dirigente tiene que demostrar de qué está hecho”.

Igualmente, a través de un comunicado de prensa emitido la misma noche del pasado lunes 9 en que volvió a ser designado por el CEN del PAN en la primera candidatura al Senado, Fernando Yunes convocó a Vázquez Cuevas y a Mauricio Duck a sumarse al esfuerzo por un Veracruz diferente, “a que atendamos al llamado hecho por Josefina Vázquez Mota, nuestra candidata a la Presidencia, a dejar atrás la contienda interna de nuestro partido y trabajar por un México diferente, que con el esfuerzo de todos, sí es posible”.

Pero ese es precisamente el conflicto moral que podría mantener vivo el conflicto en el PAN de Veracruz, cuya crisis por la anulada elección interna y la impugnada designación posterior de candidatos al Senado ha mandado una pésima señal a los votantes que ahora dudan del discurso de Vázquez Mota, cuya propaganda se basa precisamente en la propuesta de un México y un gobierno “diferente”.

Julen, Duck y “El Pipo” tienen ahora la oportunidad histórica de frenar las ambiciones de personajes desplazados del PRI y de corregir las desviaciones que por su pragmatismo electoral están socavando los principios doctrinarios y la tradición democrática que como partido de oposición siempre caracterizó al PAN.

Ya se verá de qué están hechos y si en el futuro estos tres mosqueteros del panismo tradicional merecen pedir el voto de confianza de la ciudadanía veracruzana.

Columnas recientes