Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Poza Rica (18a. Parte)

Por: Luciano Blanco González

27/04/2012

alcalorpolitico.com

Honor a quien honor merece 
 
Ahora que Ignacio Morales Lechuga no es funcionario, no participa en política y se dedica al ejercicio de su profesión, complementada con la practica honesta de un humanismo sincero y leal en beneficio de todos los mexicanos, es momento de decir que Ignacio Morales Lechuga es el pozarricense más culto y mas brillante de la ciudad, y no digo que el más inteligente porque carezco de un inteligentímetro para afirmarlo.
 
¿Por qué lo afirmo? Porque Nacho ha destacado espléndidamente en el complicado mundo del Derecho como profesional de alto rango, ¿alguien sabe algo de la calidad académica de la Escuela Libre de Derecho, del Tecnológico de Monterrey?, ¿Alguien ha escuchado del refinamiento, de la eficiencia y de la delicadeza de la Diplomacia Francesa?, Alguien tiene idea de lo que significa ser el Abogado de la Nación? O detentar el máximo grado de los abogados que es el de ser Notario Publico, Nacho no tan solo es Notario, fue Presidente del Colegio de sus pares allá en el Distrito Federal, de su humanismo no lo reseño, porque el humanismo de él es un humanismo espiritual al que ofenden el halago y la lisonja.
 
Nacho es Abogado y Notario en el Distrito Federal, pero con profundas raíces que enorgullecen a nuestra ciudad. Y entre otros cargos ha sido Rector de la Escuela Libre de Derecho, catedrático del Tecnológico de Monterrey, Embajador de México en Francia, Procurador General de Justicia en el Distrito Federal, Procurador General de la República, Presidente del Colegio de Notarios del Distrito Federal, Secretario Ejecutivo del Programa Nacional de Seguridad Publica (su diseñador) Sub.-Secretario y Secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Presidente de la Fundación Gonzalo Río Arronte que bajo el lema, “Dar a la Vida un poco de lo que la Vida nos ha dado” ha repartido y reparte grandes apoyos en materia de salud, para toda la población.
 
No sé de ningún otro pozarricense que brille o haya brillado con más intensidad, por su carrera es objeto de múltiples homenajes en instituciones educativas y de beneficencia en el país y en el extranjero, donde reconocen sus méritos académicos y su capacidad de gran jurista.
 
Es lamentable que la paisanada oficial, la que administra el Ayuntamiento local, no lo haya incluido ni tan siquiera en la lista de personajes que publica en su portal del Ayuntamiento, pero soy de la idea de que debería de figurar en esa lista junto con Romary Rifka, Adolfo Rendón, Delia Casanova, María Esperanza Morales, Sinesio Capitanachi, Ovidio Hernández, Heriberto Kehoe Vincent y Luis Hernández.
 
Nacho ha sido víctima de grandes traiciones y calumnias, carne fresca de ese nocivo canibalismo político con salsa a la Veracruzana, estuvo a punto de ser candidato a Gobernador Constitucional de Veracruz por el PRI, pero una ola de mentiras y de falsedades periodísticas hicieron que en su tiempo se le objetara, las mejores plumas, inspiradas desde el Palacio de Gobierno en el Estado y desde las oficinas del PRI Estatal se encargaron de difundir la noticia de que Nacho había nacido en Puebla y no en Veracruz y que esto lo inhabilitaba para ser candidato a Gobernador.
 
Lo mismo sucedió después con el hombre fuerte de Miguel Alemán en el Estado, señalando a su candidato, El licenciado Flavino Ríos Alvarado, como originario de un pueblo de Oaxaca, siendo que el licenciado Flavino Ríos es más Veracruzano que la Bamba.
 
Es lo mismo que está sucediendo con el Licenciado Jorge Carballo Delfín, a quien por verle posibilidades a futuro, sus adversarios le instrumentan una sucia campaña periodística de difamación en el que pretenden adjudicarle su origen en el Estado de México, despojándolo de su autentico origen en Lerdo de Tejada, quizás estos perversos obstáculos sean porque no nos gusta que nuestros iguales triunfen, por que sus ascensos mediocremente nos llenan de envidia y hieren certeramente nuestra vanidad, no concebimos que alguien a quien vemos todos los días triunfe y nosotros continuemos en el mismo lugar, quemamos incienso a quienes se encuentran en la cúspide por que los vemos y los sentimos superiores, de Gutiérrez Barrios, se llegó a decir que era centroamericano, de Patricio Chirinos que había nacido en San Luis Potosí, pero ellos ya habían sido consagrados en las alturas de los círculos del poder y por lo mismo sus vestiduras y su presunto origen permanecieron intocados.
 
No concebimos todavía si su postulación como candidato de las Izquierdas a la Gubernatura de Veracruz, fue un intento por democratizar el quehacer político de nuestro Estado, de lo que sí hay seguridad es que fue la confirmación de que Nacho sigue siendo idealista y valiente como en los lejanos tiempos, arriesgo profesión, status social, personalidad, pero como hombre digno mantuvo y mantiene las banderas en alto, fiel a su convicciones.

 

¿ALGUIEN A ESCUCHADO DEL REFINAMIENTO, DE LA EFICIENCIA Y DE LA DELICADEZA DE LA DIPLOMACIA FRANCESA?.

Columnas recientes