Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Lengua mordida

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

15/05/2012

alcalorpolitico.com

Primero en Los Tuxtlas y al día siguiente en la zona conurbada de Boca del Río, la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, arremetió este fin de semana contra los ex gobernadores priistas de Veracruz por haber sido omisos con las organizaciones delictivas cuya violencia hoy azota a la entidad.

“No es casual –dijo este sábado 12 en Santiago Tuxtla, municipio gobernado por el PAN–que Veracruz sea hoy desafortunadamente con Tamaulipas o Coahuila, uno de los estados más violentos del país. Aquí debió haber habido por lo menos una gran omisión, aquí debió haber habido por lo menos una gran indiferencia para que el crimen organizado se fuera apoderando de territorios, se fuera apoderando de todo un negocio, del secuestro, del narcotráfico, de la extorsión”.

En una comida ante empresarios y militantes de esa región, la candidata panista reiteró que los cuatro delitos que más lastiman a la sociedad –robo, homicidio, extorsión y secuestro– son responsabilidad de los gobernadores, y repitiendo lo que ya prometió también el priista Enrique Peña Nieto, dijo que si los gobernantes estatales no cumplen con sus obligaciones, ella enviará a la Policía Nacional que propone crear, como actualmente se ha enviado a la Marina, a la cual no retirará si las corporaciones locales no garantizan la seguridad de la sociedad.

“La Armada está aquí no solamente porque la haya solicitado quien hoy es el Ejecutivo estatal (Javier Duarte de Ochoa), no: la Armada está aquí porque el presidente (Felipe) Calderón decidió hacer por las familias veracruzanas lo que las autoridades locales dejaron de hacer. Ésa es la razón, ésa es la verdad”, aseguró, ignorando que fue el mandatario veracruzano quien en realidad convenció al reacio jefe del Ejecutivo federal de implementar el programa “Veracruz Seguro”.

Luego, Vázquez Mota presumió que los panistas han sido honorables al desempeñar estos cargos de elección popular. “Yo puedo estar frente a ustedes y pedirle a los ex gobernadores del PAN que vengan y me acompañen y estaría orgullosa de esos ex gobernadores. Aquí estaría Carlos Medina y Pancho Barrio y Ernesto Ruffo y (Francisco) Ramírez Acuña. ¿Qué ex gobernadores acompañarían a otros candidatos? Imagínense por un momento qué ex gobernadores acompañarían a otros candidatos”, preguntó cínicamente, apostándole a la desmemoria de su auditorio, pues nadie le recordó los centenares de feminicidios que iniciaron en Ciudad Juárez durante la administración de Francisco Barrio Terrazas ni el auge del narcotráfico en Baja California con Ruffo Appel, en cuyo fin de su sexenio, en marzo de 1994, se dio el homicidio del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, en la colonia Lomas Taurinas, de Tijuana.

Actualmente, en Jalisco, estado gobernado desde hace tres sexenios por el PAN, se está dando una pugna entre los cárteles del narcotráfico por la disputa de la plaza. Hace cinco días, por ejemplo, fueron encontrados los cadáveres de 18 personas en el interior de dos vehículos abandonados en una brecha cercana a la carretera Guadalajara-Chapala. Pero el ex gobernador jalisciense Francisco Ramírez Acuña, del que tanto se enorgullece Vázquez Mota, acaba de ser nombrado embajador de México en España luego de retirarse de la campaña presidencial panista.

Josefina aludió a los ex gobernadores del PRI pasando por alto que a su lado estaba Miguel Ángel Yunes Linares, quien como secretario de Gobierno fue el hombre fuerte en el régimen priista de Patricio Chirinos (1992-1998), en cuya administración se avecindó en Veracruz el capo norteño Albino Quintero Meraz, detenido por el Ejército hasta mayo de 2002.

Al salir del encuentro en la Finca Villa Serena, Vázquez Mota abordó también el caso de cuatro periodistas asesinados recientemente en Veracruz. Tras condenar los hechos, dijo que ella siempre ha estado del lado de la libertad de expresión, y prometió fortalecer el marco legal para el trabajo de los comunicadores.

“Lo que los criminales están buscando es acallar con balas las voces de los periodistas y no podemos permitir que esto suceda. Como presidenta yo voy a convocar no solamente al Congreso sino a todos los actores que sean indispensables para proteger la vida de los periodistas, protegerlos en toda la extensión de la palabra: en el ejercicio de su profesión, en su margen de libertad que tiene que ser absoluto, en su vida.

“Y particularmente a aquellos que con gran valentía han decidido abordar agendas que desnudan al crimen organizado y lo ponen en evidencia”, comentó.

Pero lo que Vázquez Mota no dijo es que desde que el PAN llegó a la Presidencia de la República, en el año 2000, en México han desaparecido y muerto impunemente más de cien comunicadores, según las estadísticas de diversas organizaciones nacionales y extranjeras de periodistas.

La madrugada de este domingo 13, por ejemplo, en Morelos –otro estado en poder del PAN, cuyo gobernador ha sido motejado como “Narco” Antonio Adame Castillo– fue hallado el cadáver de René Orta Salgado, reportero de nota policiaca.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano informaron que el cuerpo del periodista fue encontrado dentro de la cajuela de una camioneta, atado de manos, en el norte de la ciudad de Cuernavaca.

“El Gobierno del Estado, a través de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, informa que desde el día de ayer (sábado) en que trascendió la desaparición de René Orta Salgado, reportero del estado, se llevó a cabo un despliegue para su localización, confirmando el hallazgo sin vida del conocido ciudadano este domingo, al interior de una camioneta en la que se transportaba en la ciudad de Cuernavaca”, señala el comunicado gubernamental.

Orta Salgado era colaborador de un periódico local en la entidad, en el cual solicitó licencia en diciembre de 2011 para encabezar un grupo denominado “Emprendedores por la Nación” (EPN), que promueve el voto a favor del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

“Ante estos hechos, el gobernador del estado instruyó a la Procuraduría General de Justicia para que se lleven a cabo las investigaciones correspondientes a fin de determinar las causas de su fallecimiento y las circunstancias en las que se registró este hecho.

“En este contexto, el gobierno del estado lamenta el fallecimiento del reportero René Orta Salgado, y reitera su compromiso a favor de la legalidad y justicia, realizando las acciones que le faculta la ley, para dar con el o los responsables de este condenable daño, que enluta a su familia y a la sociedad morelense”, se consignó en el boletín oficial.

En otro comunicado, la asociación civil Comisión Independiente de Derechos Humanos condenó el homicidio y exigió su esclarecimiento. “Este crimen ocurre cuatro días después de haber entrado el Operativo Morelos Seguro y luego de que hace una semana cerca de un centenar de periodistas protestaran en Cuernavaca por los asesinatos de periodistas en Veracruz y exigieran un protocolo de seguridad en Morelos”, se dio a conocer en el texto.

¿Qué dirá ahora doña Josefina?

Columnas recientes