Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

En San Juan también hace aire…

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

24/05/2012

alcalorpolitico.com

“Este es el primer precepto de la amistad: Pedir a los amigos sólo lo honesto, y sólo lo honesto hacer por ellos”.-Marco Tulio Cicerón.-

Erick Lagos Hernández puede, en una de esas vueltas de la rueda de la fortuna, estar sentado en la parte media; inferior o superior del arco metálico imaginario conque solemos culpar al destino, de la suerte que nos toca en la vida.

El joven dirigente del PRIismo veracruzano, sin embargo, no quiere ayudar a empujar el arco metálico que decide la vida de hombres y mujeres que pueblan la política; por lo pronto, aquí en Veracruz.

Quizá le ha hecho daño estar rodeado de tanto “tatiasca” del quehacer político, a grado tal, que mientras uno le dice camina, hay otro que le dice no te muevas. Y así la lleva, nadando con flotadores en favor de la corriente.

Quizá Erick no ha dimensionado el tamaño de la rudeza con que le han disparado al candidato presidencial Enrique Peña Nieto, y de allí que su reacción pareciera de un hombre de sesenta años. Lagos Hernández no es un joven viejo, ni un viejo joven. Está en el justo medio que le puede abrir en serio la puerta de la política del esfuerzo; no la que muchos viven; la del cuatachismo; la del amigo de generación escolar que jala a los remisos.

Pero todo en la vida tiene un costo: Para Lagos Hernández, dedicarse en serio y de lleno, al trabajo. Erick tiene la oportunidad ahora que los urgidos andan detrás de los votos y quieren aprovechar el ímpetu de los jóvenes para ir de cosecha.

Encabezar aspiraciones y acciones juveniles le viene bien.

Debe recordarse que están floreciendo las protestas: Unas reales y seguramente habrá otras que se impulsen.

Si Lagos Hernández quiere dar color, que busque al trabajo porque el caldo del cultivo irá creciendo en la media que no haya respuestas válidas.

Que las marchas de exigencia a la equidad y al trato justo y democrático, es para los medios son y son válidas. Pero que éstas se dirijan en contra de un aspirante a la presidencia de la república, no las valida en ciento por ciento.

Las urnas siguen siendo el mejor juez, hasta ahora.

Pero equilibrio y libertad no es válido que los haya para unos y se les niegue a otros.

Hoy en México todos cabemos y los errores y yerros del pasado, podrán tener destinatarios genéricos: Gobierno infértiles, pero no destinatarios en particular como en el caso se quiere derivar para perjudicar sólo a uno de ellos, a Enrique Peña Nieto.

Pero en realidad la bandería es por la <<democratización de los medios>> y no por la candidatura de Peña Nieto.

A él pueden ganarle en las urnas, no en el barullo callejero.

Si así no lo entiende Erick Lagos Hernández, el Presidente del CDE del PRI, debiera voltear la vista hacia otra parte.

PD. Ayer se poblaron las calles de las mismas protestas, pero aparecieron “líderes” de todas las reclamaciones. Todavía tienen vigente al gobierno para sus reclamos no atendidos.

PD. Tomás Yarrington conocerá ahora el precio de su traición al partido que lo hizo gobernador. Y aunque en USA no lo criminalicen, será echado del partido que ayudó a perder. Le queda el recurso de pedir apoyo a sus favorecidos.

Columnas recientes