Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El espinoso Espino

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

24/05/2012

alcalorpolitico.com

La adhesión del ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, a la candidatura presidencial del priista Enrique Peña Nieto tendrá varios impactos, pero no todos positivos para el Partido Revolucionario Institucional y su abanderado.

Ya se verá después de la elección qué tan conveniente o desfavorable resultó.

Por lo mientras, hay que reconocer que se trató de un buen golpe propagandístico que mediáticamente viene a desinflar aún más la alicaída campaña de la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota.

Sin embargo, con esta alianza, Peña Nieto parece haber cancelado cualquier acuerdo bajo la mesa con el presidente Felipe Calderón, tal como algunos líderes priistas llegaron a insinuar, de que al mandatario mexicano le convenía más pactar con el ex gobernador del Estado de México que con el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, su enconado rival desde la polémica elección presidencial de 2006, aunque el perredista tabasqueño declaró hace un par de meses que ya lo perdonó.

Con Espino, en cambio, Calderón mantiene fuertes diferencias políticas y personales desde el sexenio anterior, cuando el michoacano se le atravesó al presidente Vicente Fox y le echó abajo la fallida candidatura del secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda.

A Espino, como presidente del CEN del PAN, se le vio alejado de la campaña calderonista. Inclusive se dirigía al candidato presidencial de manera peyorativa, describiéndolo como el “chaparrito, pelón, de lentes”.

En cuanto asumió el poder, Calderón aceleró la salida de Espino de la dirigencia del partido blanquiazul. En su lugar impuso a Germán Martínez Cázares, quien despachaba como titular de la Secretaría de la Función Pública. Pero su actuación resultó un fiasco, pues en la elección federal intermedia, la de julio de 2009, el PAN fue avasallado por el PRI.

Cázares, por vergüenza, renunció de inmediato como dirigente. Calderón mandó entonces a su ex secretario particular César Nava, a quien le tocó encausar a finales de 2010 el proceso de expulsión de Espino iniciado en la instancia partidista del estado de Sonora. Cinco meses después, en mayo de 2011, la Comisión de Orden del Consejo Nacional panista notificó a Espino su expulsión definitiva de las filas del PAN, al dar por totalmente archivado y concluido el caso.

La adhesión de Espino a la candidatura priista de Peña no debió sorprender a nadie, pues el ex dirigente del PAN ya había apoyado al PRI en varias elecciones estatales. En Veracruz, por ejemplo, fue un factor importante para debilitar al partido blanquiazul en la sucesión gubernamental de 2010. Mediante una carta dirigida a los panistas veracruzanos, Espino descalificó la postulación del ex director del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares, impuesto por el presidente Calderón.

En correspondencia, sus recomendados obtuvieron algunos espacios en el gabinete del gobernador priista Javier Duarte de Ochoa, entre ellos su ex secretario particular Erik Porres Blesa, quien actualmente despacha como secretario de Desarrollo Económico del gobierno del estado.

Con la adhesión de Espino a Peña se corrobora también que el apoyo manifestado recientemente por el ex presidente Fox a Vázquez Mota sólo fue mera simulación y que contrario al optimismo de la candidata panista, en política “los milagros no existen”. Fox, al igual que Espino, también mantiene fuertes diferencias políticas y personales con Calderón y, al parecer, sigue apoyando al ex gobernador mexiquense.

La suma de Espino a la candidatura de Peña se da, coincidentemente, cuatro días después del arraigo por presuntos nexos con el narco de tres generales retirados, entre ellos Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Defensa Nacional que estaba participando en la campaña priista.

Por otro lado, con esta alianza del ex dirigente del PAN, Peña no sólo rompe lanzas con el presidente Calderón sino que hace explícito que la contienda real será contra el abanderado de la izquierda López Obrador, quien sigue acortando la desventaja, pues los últimos sondeos de casas encuestadoras afines al PRD –levantados antes de la accidentada visita del mexiquense a la Universidad Iberoamericana y de la posterior movilización estudiantil– ubican al tabasqueño entre 8 y 9 puntos abajo del candidato puntero del PRI.

Habrá que esperar la reacción de Calderón, que cada vez hace más evidente su acendrado antipriismo. No hay que descartar un coletazo presidencial antes de la elección del 1 de julio próximo. Por lo mientras, ha sido bastante sintomático que ayer los más allegados a Peña hayan comenzado a deslindarse públicamente del ex gobernador priista de Tamaulipas, Tomás Yarrington, investigado en Estados Unidos por presunto lavado de dinero procedente del narcotráfico.

¿Habrá otros ex gobernadores del PRI que estén en la mira también de Calderón?

LA CHAVIZA

En Veracruz, los candidatos del PRI al Senado de la República, José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, han propiciado desde el inicio de sus campañas acercamientos con estudiantes de nivel superior.

Yunes Landa, por ejemplo, además de comer ayer con empresarios de la región de Tuxpan y de convivir con mil mujeres de Pánuco, se reunió también con los alumnos del Instituto Tecnológico de Álamo.

Candidatos y algunos líderes del PRI en la entidad –entre ellos Fernando Sánchez García, de la Fundación Colosio Veracruz– buscan revertir los efectos de las marchas que después de la accidentada visita de Enrique Peña a la Universidad Iberoamericana se han registrado en varias ciudades del país en contra del abanderado presidencial del partido tricolor.

Por cierto, ¿alguien sabe qué hace y dónde anda el dirigente estatal del Frente Juvenil Revolucionario, de quien muchos desconocen su nombre ya que ni siquiera veracruzano es?

Seguramente va rumbo a Querétaro, donde este jueves por la tarde, en el estadio municipal, alrededor de 15 mil jóvenes priistas procedentes de diversas entidades de la República Mexicana arroparán a Peña Nieto en el evento denominado “Diálogos con la juventud”.

Puro turismo político, pues los votos de los jóvenes electores que son apartidistas o aún están indecisos deberían buscarlos en otro lado y conseguirlos de otra manera.

REVISTA IPE

Pero en Veracruz no todo está contaminado por el proceso electoral federal.

Por ejemplo, el Instituto de Pensiones del Estado (IPE), dirigido por Armando Adriano Fabre, está por concluir el primer periodo del Programa de la Revista de Supervivencia Sistematizada, mediante el cual se está verificando que los jubilados, pensionados y beneficiarios de pensión por orfandad derechohabientes de este organismo de seguridad social, aún se encuentren vigentes para seguir cobrando su pensión de manera oportuna.

Basado en el artículo 9º de la Ley de Pensiones en el Estado, este primer periodo que inició el pasado 16 de abril, arroja a la fecha un total de 97.7% de pensionados y jubilados que han pasado su Revista de Supervivencia satisfactoriamente en los diferentes módulos itinerantes distribuidos en todo el territorio veracruzano, incluyendo el instalado en la Representación del Gobierno del Estado de Veracruz en el Distrito Federal, así como los que radican en otras entidades de la República Mexicana o el extranjero que acreditaron por documentación.

A los pensionados o jubilados que aún no acreditan su revista de supervivencia, el IPE los está exhortando a que antes del próximo 31 de mayo acudan al módulo de sus oficinas centrales ubicadas en Av. Arco Sur número 730, colonia Lomas Verdes, en esta ciudad de Xalapa, para evitar que proceda la retención de pago de pensión.

Ahora sí que sobre aviso no hay engaño.

Columnas recientes