Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las Redes movimiento para una conciencia social

Metrópoli

Por: Francisco L. Carranco

28/05/2012

alcalorpolitico.com

Las campañas presidenciales en busca del voto ciudadano siguen en marcha, los candidatos han ido a los estados de la republica a proponer su planes de trabajo y se encuentran con los integrantes de su militancia con los que, según ellos, cuentan como voto duro que, de entrada, son la base de las preferencias electorales.

También en sus recorridos se encuentran con los simpatizantes, con los indecisos y con los antagónicos, todos ellos, también votarán el primero de julio y cualquiera de esos segmentos puede inclinar la balanza hacia cualquiera de los tres candidatos punteros.

Pero, paralelamente, las campañas presidenciales van acompañadas del movimiento gestado en las redes sociales, un punto de referencia en donde convergen los jóvenes mexicanos y que, a través de las tecnologías de la información, están creando un verdadero clima con el fin de conmover la conciencia social hacia la ruptura del bloque dominante del poder para un México mejor, en un movimiento que rememora la última participación estudiantil hace mas o menos cuarenta y tantos años cuando fueron reprimidos violentamente.

Los jóvenes universitarios, se declaran apartidistas, evidencian un total repudio al Gobierno, los partidos, los medios de comunicación y todo lo que tenga que ver con la corrupción e imposición de sistemas fallidos.

Esta participación juvenil había sido considerada como un movimiento marginal, un movimiento desorganizado y, por lo tanto, denostado por los partidos políticos, principalmente, por el que hasta ahora mantiene la ventaja en la intención del voto, según, las encuestadoras que operan dentro para y por la estructura del poder político y económico del país.

Sin embargo, las redes sociales extienden su visibilidad y, los jóvenes que las integran, ya han salido a las calles a manifestarse con los principios de no a la corrupción, de no al despotismo de las estructuras gubernamentales y del no a la manipulación ideológica que pretenden algunos medios electrónicos.

En las redes sociales los jóvenes estudiantes explican las demandas, posiciones y principios personales, esas individualidades del pensamiento se transforman en una conciencia colectiva homogénea a pesar de las preferencias o simpatías ideológicas o partidistas de los propios jóvenes, esa, quizás, es la fuerza política que convierte a las redes sociales en un movimiento social con reconocimiento nacional.

Los ciudadanos comunes y corrientes, ahora se están informando de todo lo que pasa en la red y se inclinan a favor y, también algunos contra, sobre la información vertida en torno a las campañas presidenciales y el proceso electoral, las evidencias y testimonios., así, como traer al presente la memoria histórica que da cuenta de las hegemonías que han prevalecido y sumido al país en crisis económicas por actos de corrupción en el pasado.

Las redes sociales no transgreden los límites democráticos, ni promueven la violencia, estas han reflexionado acerca de su propia situación social y comprenden que por sí mismas no puede alterar a su favor la correlación de fuerzas políticas.

Por ello, las propuestas y sus demandas quedan ahí para que el resto de los ciudadanos reflexionen su participación en el proceso electoral desde sus mejores ópticas de que es lo que necesita el país para sobrevivir, para salir de una crisis social que ha sumido en la pobreza y marginación a este bondadoso México nuestro.

Las propuestas de los candidatos cualesquiera que cada elector escoja debe ser el mejor para el país, para el bienestar de la economía y aquellas que puedan abatir el rezago económico, intelectual y social.

Los ciudadanos, como siempre, están desorganizados, pero de todas maneras, ya se ha dado la primera respuesta estudiantil que consiste en "ir al pueblo", buscándolo justo ahí donde viven su miseria: el barrio, la colonia proletaria, el mundo marginal, para que sufraguen y junto con todos los jóvenes del país voten por el México nuevo, si no todo esfuerzo quedará en el estigma de la juventud es políticamente apática.

Las redes sociales serán el nuevo laboratorio político donde los estudiantes activistas templarán sus fuerzas. Sin embargo, hay que repetirlo, el pueblo de los barrios, en esta etapa proceso de conciencia social, no es algo definido: es masa y no clase.

Suburbio 1

Réquiem para, Roberto Bravo Garzón, el último rector de nuestra máxima casa de estudios que sostuvo la importancia de la Universidad Veracruzana como líder indiscutible del arte, la ciencia y la cultura, descanse en paz.

[email protected]

Columnas recientes