Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

AMLO: ¡otra vez!

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

13/06/2012

alcalorpolitico.com

Hace seis años, Andrés Manuel López Obrador arrancó la campaña presidencial con más de 20 puntos de ventaja en las encuestas sobre el priista Roberto Madrazo y Felipe Calderón, del PAN.

Pero en aquél entonces, el candidato de la izquierda no supo administrar ni mantener esa amplia brecha en las preferencias electorales.

López Obrador se creía tan sobrado que se negó a pactar con gobernadores priistas y líderes sindicales como la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo. A todos les mandó a decir, a través de diversos interlocutores, que sí dialogaría con ellos pero hasta después del 2 de julio, día de las elecciones.

Al inicio rechazó también tratos con las televisoras, y hasta que se dio cuenta de su costoso error buscó acercamientos y entrevistas en los principales noticieros pero ya Calderón lo había alcanzado en la intención del voto.

Otro yerro determinante fue su ausencia en el primer debate televisivo organizado por el Instituto Federal Electoral (IFE).

Sus enemigos, que encabezan a los grupos de mayor poder político y económico en México, lo estuvieron cazando para aprovechar cualquier desliz. No debieron esperar mucho. En un arranque de intolerancia, en un mitin López Obrador le gritó al presidente Vicente Fox: “¡Cállate, chachalaca!”.

Seis años después, en su segunda y quizá la última campaña presidencial, Andrés Manuel se conduce de manera diametralmente opuesta. Ahora, ante el revire del presidente Calderón por la cifra estratosférica que manejó el candidato del Movimiento Progresista en el debate del domingo pasado sobre el supuesto ahorro que representaría un ajuste de sueldos de la alta burocracia federal, López Obrador le ha pedido muy comedidamente a su ex contendiente, a quien llamaba “espurio” e “ilegítimo”, que se tranquilice y se serene.

El ex jefe de gobierno del Distrito Federal parece estar muy confiado y convencido de que ganará la elección presidencial.

Sin embargo, ayer, a 18 días de que se efectúen los comicios, el presidente Calderón aseguró que la elección aún no está decidida y que cualquiera de los tres candidatos más fuertes puede ganar.

“Soy demócrata y como demócrata creo en el voto de los ciudadanos y, en ese sentido, yo veo que esta elección está por decidirse, esta elección no está decidida, se va a decidir el primero de julio entre tres (...), bueno, entre cuatro candidatos, por lo menos tres de ellos muy competitivos, y creo que va a ser una elección muy competida donde cada voto va a contar”, auguró el mandatario mexicano, quien este martes habló sobre el proceso electoral después de ofrecer un mensaje alusivo a la Cumbre del G20 que México presidirá en Los Cabos la próxima semana.

Enfático, seguro de que la moneda aún está en el aire, Calderón afirmó que los electores no deben ser subestimados. “A mi juicio, dijo, cualquiera de los candidatos, en este momento, especialmente los tres punteros, puede ganar la elección porque los márgenes de diferencia entre uno y otro, en algunas encuestas los marcan muy altos, pero en otras realmente son muy estrechos.

“Pero eso no es lo más importante para mí en el análisis, lo interesante es la enorme variación que tienen las preferencias electorales conforme a eventos que se presentan en la campaña”, explicó.

En ese tono, Calderón señaló que las preferencias electorales han tenido una clara variación después del primer debate que sostuvieron los candidatos, por ello, consideró que los números también se moverán en las encuestas que se publiquen en los próximos días, después del segundo debate realizado el domingo pasado.

“La elección está por decidirse (...) no subestimamos a los votantes: tenemos ciudadanos, desde los jóvenes que van a votar por primera vez a los 18 años, hasta los mayores de edad que votarán en la plenitud de su vida capaces de discernir quién les conviene, quién es la candidata o candidato que le conviene a México y esa es la maravilla de la democracia”.

¿A qué tipo de “eventos” se referirá Calderón, que en su opinión todavía podrían hacer variar las preferencias electorales que actualmente siguen favoreciendo en la mayoría de las encuestas al priista Enrique Peña Nieto?

Bueno, un caso visible es el del movimiento estudiantil surgido a mediados de mayo en la Universidad Iberoamericana durante la accidentada visita de Peña, y que luego se expandió a otros centros universitarios públicos y privados del país.

Ciertamente, a raíz de ese movimiento juvenil identificado como #YoSoy132, las encuestas se movieron a favor de López Obrador quien acortó la ventaja en las preferencias electorales que aún le saca Peña.

El candidato del Movimiento Progresista buscó capitalizar de inmediato este movimiento estudiantil, al difundir un spot para contrastar cómo los habían recibido a él y a Peña en la Ibero.

Sin embargo, desde este lunes 11 –a un mes exactamente del incidente ocurrido en esa universidad privada dirigida por sacerdotes jesuitas– comenzó a circular un video titulado “Yo fui 132” en el que jóvenes que dicen haber sido integrantes de #YoSoy132 se deslindan de la agrupación por considerar que perdió el rumbo y que se dejó asaltar por la izquierda para actuar a favor de López Obrador. Por ello, indican, fundarán su propio movimiento llamado “Generación Mx”.

En este video, los jóvenes, quienes no se identifican como alumnos de alguna escuela, dicen que “yo fui 132 porque vi en el movimiento una oportunidad para cambiar mi país. Yo fui 132 porque creo en la fuerza de los jóvenes. Yo fui 132 porque representó una oportunidad para que la voz de los jóvenes fuera escuchada.

“Estoy orgulloso de haber sido 132 porque marcó un antes y un después en la historia de esta elección, logramos que el debate se transmitiera en el canal 2 y el canal 13, lo que nunca había pasado en la historia.

“Ya no soy 132... porque me di cuenta que el movimiento no tiene dirección; porque me di cuenta que se ha convertido en un recurso electoral para los partidos; porque me indigna que muchos jóvenes estén dejando ir esta oportunidad histórica.

“Porque no quiero participar en una competencia de trayectorias políticas y protagonismos; porque el movimiento ha generado muchas discusiones y muy pocas acciones. Yo ya no soy 132 porque la izquierda no respetó nuestro movimiento, lo ha hecho suyo.

“Somos totalmente apartidistas, no atacaremos ni apoyaremos a ningún candidato... No se trata de democratizar los medios, se trata de maximizar la disponibilidad, la información clara y objetiva para que la sociedad esté bien informada y pueda decidir”, dicen las distintas voces.

Como cabeza visible de este nuevo movimiento estudiantil figura Rodrigo Ocampo Soria, estudiante de Ciencia Política del ITAM, quien tuvo que solicitar seguridad policiaca para la conferencia de prensa que dio ayer, pues denunció que luego de su separación de #YoSoy132 él y otros estudiantes agrupados ahora en el movimiento “Generación Mx” han recibido diversos ataques y amenazas.

Así que más que pedirle al presidente Calderón que se serene, AMLO debería tranquilizar primero a sus seguidores.

Columnas recientes