Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Para el PRI, 16

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

03/07/2012

alcalorpolitico.com

“Soy simplemente el conducto
de una expresión ciudadana”
Uriel Flores Aguayo
 
PARA EL PRI, 16
 
Este lunes a temprana hora, el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Erick Lagos Hernández, ratificó con cifras y copias certificadas de las actas de escrutinio lo que había expresado el domingo por la noche respecto al triunfo de Enrique Peña Nieto en Veracruz, de quien dijo, presenta una diferencia superior a los 150 mil votos con relación al segundo lugar nacional.
 
Además, el líder priista aseguró que su partido se encontraba en condiciones de ratificar su triunfo en 16 distritos electorales, mientras en los cinco restantes continúa el análisis de los resultados, sin que hasta el momento exista una tendencia definitiva.
 
Con una actitud responsable y de respeto al mismo proceso electoral que este miércoles continúa con la apertura de los paquetes electorales, Lagos Hernández evitó dar los nombres de aquellos distritos donde su partido obtuvo la victoria y de aquellos donde presenta en estos momentos una alta competencia.
 
Cayó bien en los representantes de los medios de comunicación que el dirigente tricolor evitara hablar de manera triunfalista pues, en todo momento, su encuentro con los colegas fue cordial y sumamente humilde.
 
JORGE CARVALLO
PRIMER SACRIFICADO
 
Tal como lo dijimos en este espacio hace quince días, todos los actores políticos (operadores) con encomiendas específicas en el proceso electoral federal tienen la obligación de entregar buenas cuentas de lo contrario, deben entregar el cargo.
 
Y es que Veracruz se jugó el todo por el todo en este proceso electoral.
 
El primer sacrificado será sin duda el diputado Jorge Carvallo Delfín quien desempeñó el cargo de coordinador general de la campaña de Enrique Peña Nieto, sin que el priismo estatal se haya enterado en qué consistió su chamba por que ni se notó y menos se sintió en los resultados.
 
Pero eso sí Carvallo utilizó esa posición para tratar de afectar al gobernador Javier Duarte de Ochoa, y aquí tienen un pasaje, uno solo, de las peripecias del mexiquense:
 
Casi a finales de la campaña presidencial ocurrió un incidente durante la penúltima visita al estado de Enrique Peña Nieto. Un selecto grupo de veracruzanos encabezados por el gobernador Javier Duarte de Ochoa, tendrían una comida privada con el candidato en un domicilio particular de la ciudad de Minatitlán. Sabiendo de este compromiso Carvallo Delfín aprovechó un pequeño retraso en sus compromisos del abanderado priista para sugerirle, al oído, que en vez de asistir a la comida se fuera derechito al mitin donde la gente ya lo estaba esperando.
 
Y como el candidato no sabía quiénes estaban aguardando para compartir con él el pan y la sal atendió la sugerencia de “El toluco” dejando plantados a los comensales.
 
Este incidente, producto de la mala leche del mexiquense, más los resultados catastróficos en la elección del domingo, permiten pensar que esto ha sido todo para el choricero quien más le vale dejar el Congreso Local e irse a su estado, el de México, arguyendo que el presidente electo lo ha llamado a formar parte de su gabinete y por eso mejor se va a prepararse para servirle a la patria desde una oficialía mayor, cuando mucho.
 
Ejemplos que deben ponderarse de cómo hacer las cosas bien para que le vaya bien al gobernador priista Javier Duarte de Ochoa y en consecuencia a los miembros de su gabinete, colaboradores en general y a los veracruzanos, podemos mencionar dos: uno el alcalde de Tuxpan Alberto Silva, quien ganó en su municipio la presidencia para Enrique Peña con el porcentaje de votación municipal más alto, ganó las senadurías de los Yunes (Héctor y José) y ganó la diputación federal… carro completo para El Cisne; otro caso es el del Secretario General de Gobierno a quien le encomendaron sacar la diputación de Pánuco, con la maestra Zita Pazzi, en su momento la más difícil de todas, pero la ganó calladito, sin estridencias no alborotos, esos son buenos resultados.
 
Otro que debe estar satisfecho de lo hecho como dirigente estatal de su partido es Erick Lagos Hernández, quien con su trabajo hizo que su partido le sumara un millón 200 mil votos a la causa peñista; ganó 16 distritos federales electorales y las dos senadurías. Pensamos que está en condiciones de decir: misión cumplida y permanecer al frente del instituto político para operar las presidencias municipales y las diputaciones locales del año entrante.
 
En materia electoral para los políticos lo único que cuentan son los resultados, las poses de iluminados, la arrogancia y el desprecio a los demás siempre llevan al precipicio.
 
INCONGRUENCIAS
 
Este lunes, como consecuencia de la jornada electoral del domingo anterior, simpatizantes del movimiento #YoSoy132 se manifestaron por algunas calles del centro de esta ciudad –en la Plaza Lerdo hicieron plantón, luego se bajaron al arroyo vehicular de la céntrica Avenida Enríquez y después partieron hacia las oficinas del Instituto Federal Electoral- para protestar contra lo que llamaron “fraude electoral”. 
 
Lo curioso del asunto es que el candidato del Partido de la Revolución Democrática, Uriel Flores Aguayo, ganó la elección y así, no se entiende entonces por qué dijeron que había fraude; a menos que ahora resulte que en realidad apoyaron al priista Reynaldo Escobar.
 
PORQUÉ TAN CERRADA
LA VOTACIÓN EN VERACRUZ
 
Haciendo el análisis de los resultados que el PRI obtuvo en Veracruz, hay que decir que si el PRI logró ganar 16 diputaciones, dos senadurías y un millón 200 mil votos para Enrique Peña Nieto, en unas elecciones de tanta participación ciudadana, es producto de dos factores: el trabajo del gobernador Javier Duarte de Ochoa y la inercia mediática de la campaña peñista que tuvo a los mexicanos más de seis años viendo en las pantallas televisivas al virtual presidente electo.
 
El PRI en Veracruz arrastra un rezago muy fuerte en términos de agravios ciudadanos. El sexenio de Fidel Herrera Beltrán dejó en la miseria miles de paisanos, endeudado al estado, a muchos engañados, a miles de trabajadores del volante (taxistas) quebrados, padeciendo una terrible violencia que ha dejado una estela de muertos por todos los rincones de la geografía veracruzana y una serie de fraudes electorales que tenían a los votantes con la credencial de elector bien afilada para votar en contra del PRI como única forma de tomar debida venganza ante tanto agravio.
 
Ante este escenario, lo que muchos vaticinaban era la derrota, sobre todo cuando nombran a Jorge Carvallo Delfín como coordinador general de campaña de Enrique Peña Nieto, sin embargo el gobernador Javier Duarte con el apoyo del dirigente estatal priista Erick Lagos y un grupo de eficiente operadores políticos, de la vieja clase priista, lograron convencer al electorado de votar por sus candidatos con los resultados antes mencionados.
 
PEÑA TIENE QUE
SACUDIRSE A LOS MALOS
 
La historia ya se está escribiendo: En una histórica votación en la que 49 millones de mexicanos acudieron a las urnas, el PRI volverá a Los Pinos el 1 de diciembre cuando Enrique Peña Nieto, candidato de la Coalición Compromiso por México, asumirá la Presidencia de la República de confirmarse la tendencia del Instituto Federal Electoral (IFE), que le dio una ventaja de siete puntos en su conteo preliminar sobre Andrés Manuel López Obrador, que representan 3.3 millones de sufragios.
 
El nuevo presidente ha dicho que el PRI ya no es el mismo de antes, que el viejo PRI quedó atrás y que gobernará con una nueva mística de servicio muy distinta a la de los últimos presidentes emanados de su instituto político.
 
Entusiasma escuchar esto de quien va a conducir los destinos de México a partir del mes de diciembre del presente año, porque entendemos que lo hará rodeado de un equipo de colaboradores jóvenes, con suficientes méritos académicos y políticos para ocupar cada uno de los puestos del gabinete presidencial, con una visión diferente y que se prescindirá de los servicios de los dinosaurios del viejo priismo. Pero además que jubilará a personajes tan nefastos como la profesora Elba Esther Gordillo y el senador Carlos Romero Deschamps, beneficiario único de los beneficios de la paraestatal PEMEX, entre otras cosas.
 
Y algo que lo reivindicaría con sus detractores es que se faje los pantalones y enjuicie a los políticos –priistas y no priistas- ex gobernadores, que han dejado en la ruina los estados donde han hecho sus megafortunas…. ¿Algún ciudadano vería mal una acción de estas?. Al contrario Peña se ganaría la simpatía de todos los mexicanos.
 
FERNANDO YUNES
HABLA DE SU TRIUNFO
 
Como Senador de la República, ganador de los comicios del pasado domingo, en que por segunda ocasión consecutiva el estado se pinto de azul, Fernando Yunes Márquez habló ayer de su triunfo y de lo que hará desde la tribuna más alta del país.
 
Hay que aclarar que Fernando Yunes Márquez alcanzó una votación de un millón, 146 mil votos, frente a un millón 195 mil de los priistas, y esto es parte de lo que dijo ayer: Enrique Peña Nieto ganó democráticamente la Presidencia de la Republica. Tendrá todo mi apoyo como Senador cuando proponga iniciativas que sean para el avance de nuestra patria. Con la misma firmeza me opondré cuando sus actos de gobierno, o sus propuestas al Congreso, no beneficien a los mexicanos y en particular a los veracruzanos.
 
Hace tiempo que mantengo una relación institucional, de mutuo respeto, con el Gobernador del Estado Javier Duarte de Ochoa. Esta relación se mantendrá y él podrá contar con mi apoyo desde el Senado cuando sus actos de gobierno sean positivos para los veracruzanos.
 
REFLEXIÓN
 
Ya vemos a José Yunes Zorrilla, por el PRI, y a Fernando Yunes Márquez, por el PAN, peleando la gubernatura de Veracruz en el 2016. Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes