Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Una sociedad de idiotas

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

04/07/2012

alcalorpolitico.com

Año nuevo, vida… Perdón, con eso de las votaciones y que es de suponerse que ahora sí habrá un cambio (¿?), ya hasta me la creí que el futuro de México y de nuestros hijos, nietos y etcétera lo tenemos resuelto. Ajá.
 
Ahora es cuando viene lo bueno. Ahora sí, dijeran por ahí, a ver de qué lado masca la iguana. No celebremos nada, a lo mucho que salimos a ejercer nuestro derecho. De ahí pal real, pos a ponernos buzo, porque si no, nos comen el mandado.
 
Es decir, a reclamar y estar pendientes de que nos cumplan, tienen seis años pa’ no hacerse y ni que nos hagan pendejos. Hay que insistir y diariamente recordarles: aquí estamos.
 
Por cierto, Eduardo Galeano escribió que “en las cercanías de la Universidad de Stanford, pude conocer otra universidad, más chiquita, que dicta cursos de obediencia. Los alumnos, perros de todas las razas, colores y tamaños, aprenden a no ser perros. Cuando ladran, la profesora los castiga apretándoles el hocico con el puño y pegando un doloroso tirón al collar de pinchos de acero. Cuando callan, la profesora les recompensa el silencio con golosinas. Así se enseña el olvido de ladrar”.
 
¿Entienden Méndez o les explico Federico? Claro, nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.
 
En fin, que han de recordar que este 2 de julio se cumplieron 12 años de la primera elección presidencial en la que el PRI fue derrotado y 6 años de la contienda entre Felipe Calderón y Andrés López Obrador.
 
Recordarán también que este 6 de julio se cumplen 24 años de la caída del sistema que recibía los resultados de las votaciones para la Presidencia de la República en 1988.
 
¿Y ahora qué tal, eh? ¿Hacia a donde vamos? Parafraseando a Javier Sicilia, no escucho el corazón de nuestros gobernantes… ¿Algún día lo escucharemos?
 
René Drucker ha dicho que “en la clase política hay muchísima corrupción, ineficiencia e incapacidad para gobernar, además de poco interés en resolver realmente los problemas, pues se privilegian los intereses de ciertos grupos de poder, por encima del interés de la sociedad en general y de la nación”. ¿Será?
 
Autor, junto con Rosalba Namihira Guerrero, del libro México país: éxito o fracaso, Drucker ha expresado que “a veces uno se pregunta ¿a qué hora se nos perdió la nación, en qué momento hubo ese quiebre en el cual el país está cada vez en peores condiciones, con una corrupción localizada a todos los niveles de la actividad pública? Y todo eso pasa porque en México hay impunidad”.
 
Bien, en los próximos meses tendremos a nuestro futuro presidente. Y yo quisiera que Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, se haya equivocado y nomás haya hablado por hablar, porque él percibe en México un intento de “adormecer” a los ciudadanos para que no tengan “capacidad crítica suficiente” y crear así una “sociedad de idiotas”. ¡Madre mía! ¿En serio?
 
Sinceramente, creo que eso ya no es noticia. Noticia es que en Jerusalén, una serpiente se salve de una mordida de bebé. Sí, porque el pequeño Imad, de 13 meses y seis dientes, casi se comía viva una serpiente. Dice su madre: "Le estaba preparando su biberón, y al echarle una mirada, descubrí que tenía una serpiente en la boca. Me puse a gritar de terror".
 
Aquí en México no pasa nada. ¿O sí, Quimosabi?
 
De cinismo u anexas
 
El poeta William Deer escribió: “Muchos años/ Buscándome viví/ Hasta que un día/ Cuenta me di/ Que la vida/ Sin mí/ Es, la verdad/ A toda madre”.
 
Ahí se ven.
 
Hasta la próxima
 
[email protected]

Columnas recientes