Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El gran pedo de México

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

09/07/2012

alcalorpolitico.com

Crisóforo, mi amigo el taxista que de vez en cuando me encuentro en la calles atestadas de impacientes y muchas veces imprudentes conductores, me dice: “A mí la verdad me vale gorro quien haya ganado como presidente, total, al menos yo seguiré igual, chingándole bonito pa’ llevar los frijoles a la casa”. Sí, le digo, desde luego, así es para la mayoría de los mexicanos.

Y Crisóforo me comenta, entre molesto y encabronado: “La verdad es que voté por uno de esos güeyes que nomás estuvieron prometiendo en las campañas, pero ahora, la verdad, ese que ganó espero que nos cumpla, me vale cacahuate cómo se llame aunque claro que sé su nombre, pero ni lo conozco, pero ahora que nos cumpla, ¿o no, patrón?” Sí, le digo, creo que así debe ser y debe de ser.

Y Crisóforo arremete: “Sí, ahora que se chingue bonito, se ponga las pilas y nos cumpla el cabrón, ¿o no, patrón? Es como el chiste ese de la vieja que le dice a su viejo ‘Aquí se coge a tal hora, estés o no estés’. Pos algo parecido, patrón, ahora que nos cumplan, él y los diputados que nomás andan levantando el dedo y extendiendo la mano pa’ los billetes”. Le digo que tiene razón y que pos sí, hay que estar atento para que nos cumplan y exigirles lo que nos prometieron, pero siempre con respeto y tolerancia, en el marco de la ley.

Porque la realidad de México y sus problemas ahí están, persistentes y lacerantes. Ya lo mencionó el investigador del CEIDAS, Mario Luis Fuentes, que “México vive una verdadera premura social: hay 52 millones de mexicanos en pobreza –11.7 millones de ellos padecen hambre-; hay 2.4 millones de desocupados. En la década de 2001 a 2010 fallecieron diariamente 100 personas a causa de accidentes; 36 decesos diarios fueron causados por los homicidios; y en promedio 24 personas murieron por desnutrición cada día. Esta es sólo parte de la cuestión social que la nueva administración federal deberá resolver”.

Claro, además de considerar los 6.4 millones de mexicanos que perciben el salario mínimo que vale máuser ante el incremento del costo de la canasta básica, y el 64.5 por ciento de los mexicanos que trabaja no tiene acceso a servicios de salud –ya pa’ que hablar de la malísima calidad de servicios que brindan las instituciones responsables.
Como dicen por ahí, la cuestión no es llegar, sino mantenerse. El problema no es haber ganado, haiga sido como haiga sido, sino cumplir. ¿O no, mi estimado Crisóforo?

Los días y los temas

Los integrantes del grupo Maná andan de gira por Europa. No pudieron votar, pero hablaron y dijeron “Muuuu…”. No, no es cierto… El vocalista Fher Olvera expresó que gane quien gane “lo primero que tiene que cambiar es la corrupción, que es el cáncer de México”. Antes mencionó: “El México de ahora es diferente al que gobernó el PRI durante tantos años y también el que gobernó el PAN. Ese era un México más sumiso. Ahora la gente se ha metido más en la escena política, está mucho más alerta de lo que pasa, es mucho más observadora, está más informada y puede opinar. Puede expresarse como hizo el movimiento #yosoy132. Y eso es lo que a mí me da esperanza”. Eso, la esperanza muere al último, pero ya chole, ¿no?

Y su compañero Sergio Vallín no se quedó atrás y señaló que lo primero que le pediría al nuevo presidente es “que nos regrese nuestro país. Hay que exigirlo. México era un país donde viajábamos, donde teníamos sueños, donde caminábamos por la calle sin problemas. Y ahora a nuestros hijos no les podemos dejar hacer eso. El gran pedo de México es que no le han hecho caso a la pobreza extrema, y el hambre y la pobreza generan otros problemas. Hay que darle a la gente oportunidades para ganarse la vida”.

¿Así o más clarito, mi estimado Crisóforo?
Ahí se ven.

Hasta la próxima
[email protected]

Columnas recientes