Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Morelli ya desvaría

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

11/07/2012

alcalorpolitico.com

No cabe duda que el señor Humberto Alonso Morelli se sacó la lotería ganando la diputación federal como candidato panista por el distrito 4 de Veracruz. Ahora no estaría mal que se echara una plática con su correligionario, paisano y vecino, Julen Rementería del Puerto, por la experiencia que acaba de vivir, pues apenas ha recibido su constancia que lo declara como diputado electo y ya empezó a desvariar. Le dijo una serie de lindezas al reportero Manuel Hernández, de Notiver, que no lo muestran más que como alguien que no sabe a dónde va ni para qué, desconocedor total de las reglas no escritas de la política legislativa. Según el señor Morelli ya se le queman las habas por llegar a San Lázaro –“anunció que está ansioso por llegar al Congreso”– “y la primera acción que impulsará será sacar adelante la Reforma Política que incluye la fiscalización de recursos que llegan a los estados y municipios, reducción de legisladores y la segunda vuelta electoral en la elección de Presidente de la República”. Qué ingenuo, o qué iluso. Ya en la Cámara no solo no sacará adelante nada sino incluso ni siquiera lo dejarán hablar si así lo dispone su líder camaral. Según él, no será un diputado levantadedos ni tampoco aceptará líneas más que las que dicte la misma ciudadanía. ¡Por favor, diputado Morelli! Mejor espérese a llegar al Congreso. Le aseguro que lo veré levantando el dedo a favor de lo que le ordenen así sea en contra de los intereses ciudadanos. Pero no paró ahí. Según él, va a ser un diputado de a pie, de calle, no de helicópteros ni de suburbans, visitará a la gente en sus casas, tendrá reuniones periódicas con empresarios, trabajadores, sindicalizados, maestros y aparte, como para copetear todo, tendrá casas de enlace en distintos puntos del distrito. Señor Morelli, cuando cobre su primera jugosa dieta, le den para sus casetas, para sus boletos de avión, su biyuyo extra, cuando le regalen su suburban nuevecita y le paguen chofer, el servicio de teléfono celular, le asignen o usted se asigne una atractiva secretaria, cuando le den otra lana por meterlo a comisiones (si tiene un buen padrino que lo ayude) los jarochos no lo van a volver a ver ya no a pie por las calles del puerto sino ni siquiera en persona. Sí, tiene razón, usted no va a ser de helicóptero, será de avión; a menos que a usted así le convenga nunca volverá a viajar a la Ciudad de México por tierra y menos en el democrático ADO, ¡horror!, y se va a engolosinar cada vez que llegue al aeropuerto y los chicos de la prensa le pongan los micrófonos y las grabadoras enfrente. Manuel le preguntó: “¿Y si tu coordinador de bancada te dice que votes por algo que va en contra de la gente?”. “Respetuosamente le diré a mi coordinador de campaña, a quien sea, que no lo puedo hacer muy respetuosamente, que lo siento mucho”. ¡Y basta! Los vecinos del puerto serán los que tendrán que reclamarle si no cumple todo lo que sigue ofreciendo.
 
Y para todo esto, ¿dónde está el Pipo? Según se sabe, el ex dirigente estatal del PAN y frustrado candidato al Senado Víctor Alejandro Vázquez Cuevas se retiró por un tiempo de la política y decidió seguir el consejo, de, ¿quién cree?, ¡Carlos Hank González!, una especie de abuelo político priista de Enrique Peña Nieto, quien acuñó aquélla famosa frase de que político pobre, pobre político. Así, Pipo está por ahora dedicado de tiempo completo a los negocios, a sus empresas, una de ellas inmobiliarias. Lo cierto es que Vázquez Cuevas no ganó la senaduría pero cómo hizo fortuna mientras administró la franquicia blanquiazul en el estado. Ahora sólo ha enviado decir a los miembros de la dirigencia estatal que tienen su apoyo moral para la lucha que viene contra los Yunes de Boca del Río, pero que se dedicará a hacer más capital para tener un fondo que le permita en el futuro volver a la política con más holgura económica, pues acabó de comprobar que la política se hace con dinero, con mucho dinero si se quiere ser exitoso y no depender de nadie. Ya va aprendiendo el muchacho, pero, además, sabe bien que sin Presidente de la República del PAN en el poder no habrá de dónde para movilizarse. A los panistas se les acabó Oportunidades y las oportunidades. Eso sí, pese al trato que recibió en el pasado reciente, le da la razón a Felipe Calderón cuando dice que acabó con la pobreza… por lo menos con la de él.
 
Tiene muchas lecturas el anuncio, pero por lo pronto lo importante es la noticia en sí: Marcelo Ebrard Casaubón ya le puso número a la casa, como dicen en el beisbol y anunció ayer que a partir del próximo 6 de diciembre, una vez que concluya su mandato en la Ciudad de México, iniciará su campaña en busca de la candidatura presidencial para el 2018. ¿El Peje hará un tercer intento? Hay una gran corriente de opinión que opinó que esta vez las izquierdas hubieran ganado con Marcelo y no con Andrés Manuel. Pero su anuncio es importante porque con tal anticipación puede aglutinar en torno suyo a los millones de inconformes por los resultados del 1 de julio y comenzar una jornada que, por qué no, lo puede llevar a Los Pinos. Van por la revancha.
 
¡Vaya respiro en Xalapa! Esta semana se vive más en calma con las vacaciones que gozan los escolares y a partir de ayer los empleados de la Universidad Veracruzana. La vida se vuelve vivible y respirable. El tráfico vehicular se descongestiona un poco y se agiliza. Seguramente el ambiente quedará más relajado la próxima semana una vez que también salga a vacacionar la burocracia estatal y municipal. Lo único lamentable es que no se advierten acciones de las autoridades de turismo estatales y locales para el disfrute de quienes no salen y de los que llegan a visitarnos. El Ayuntamiento local se ha dormido y que se sepa no desarrolló ninguna campaña entre los vecinos de Puebla, Tlaxcala, el Distrito Federal y el Estado de México anunciándoles que ya hay nueva autopista para llegar a la capital de Veracruz. A ver si no nos sale la alcaldesa con que también se va Europa y por eso no tuvo tiempo de hacer nada.
 
El ingenio, dentro de lo delicado del caso. A Juan Pablo Franzoni Martínez, la persona que amenazó con una pistola a un grupo manifestante AntiPeña en Xalapa, le dicen ahora San Pedro porque ¡todos lo niegan!, lo mismo a través de mensajes de twitter que por escrito o mediante declaraciones. También le dicen “La brasa”, porque ¡a todos quema! y ahora ni sus compañeros de banca de la escuela aceptan haber estudiado con él. Me sorprendió el tiempo que le dedicó Joaquín López Dóriga en su noticiero la noche del lunes. Habrá que estar atentos para ver si al final el juez federal que conoce de su caso lo deja en completa libertad o lo sentencia. No se puede dejar de considerar que su agresión fue para defender el triunfo priista y que el priismo ha vuelto al poder. Ya veremos si estamos ante el primer caso de impunidad de la nueva era tricolor.

Columnas recientes