Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La maldita mentira

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

30/07/2012

alcalorpolitico.com

En estos tiempos que corren –y vaya si corren tan de prisa que ni nos damos cuenta del paso de nuestras propias vidas-, ya no sabe uno si creer o no creer, si confiar o no.

A veces parece que vamos pa’ tras, en lugar de construir y crear, mulos que somos, destruimos y nos quedamos nomás milando los sufrimientos.

Mientras unos disfrutan y otros ahí la vamos pasando, ¿cuántos están ahora sufriendo? El asunto no es tan simple. Ya lo dijo Albert Einstein, la palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices. ¿Cómo remediarlo? Entrándole con ganas y sin mentiras, reconociendo realmente la magnitud del problema.

México ha logrado mucho, sin duda, pero todos sabemos que podríamos estar mejor. ¿Por qué no ha sido así? ¿Será por aquello de “a qué le tiras cuando sueñas mexicano”?

Entretanto, lo digo con Henry F. Amiel, no niego los derechos de la democracia; pero no me hago ilusiones respecto al uso que se hará de esos derechos mientras escasee la sabiduría y abunde el orgullo.

A propósito, el escritor estadounidense Erskine Caldwell mencionó que un buen gobierno es como una buena digestión; mientras funciona, casi no la percibimos. ¿Qué tal nuestros gobiernos mexicanos? Mejor ahí la dejamos.

Pero como escribiera Mark Twain, hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas. Y entonces recuerdo a muchos de nuestros políticos, gobernantes y autoridades que pa’ que mencionarlos. Sólo les comento que en el mes de marzo de este año, la empresa Parametría dio a conocer una encuesta donde presentó información respecto a las frases de campaña utilizadas durante el 2006.

Publicada en animalpolitico.com, esta “evaluación destaca que las campañas presidenciales de la última contienda electoral siguen presentes en la mente de gran parte de los mexicanos, quienes seis años después, consideran que algunas frases de esa competencia resultaron falsas.

“La frase más recordada (64% de los encuestados) es: “Para que vivamos mejor, Felipe Calderón, Presidente del empleo”, con la que se promocionó el entonces aspirante. 

57 % de quienes recuerdan este slogan hoy creen que resultó falsa y apenas el 23% opina que Calderón, en efecto, fue el “presidente del empleo”. Esta percepción mayoritaria que ve falsa la promoción de Calderón como Presidente del empleo es consistente con la evaluación que recibe el mandatario de su trabajo en la generación de empleo.

“Otra frase similar, que 62% de los encuestados recuerdan es “López Obrador es un peligro para México”. 45% de las personas que recordaron esta frase opinan hoy que la afirmación fue y sigue siendo falsa. Un tercio (33%) opina que resultó cierto que el tabasqueño era un peligro para el país”.

En fin. Yo creo que vamos como los cangrejos, un pasito pa’ delante y dos pa’ tras. Pero reza el refrán que mientras haya vida hay esperanza.

Por eso pienso, con el poeta William Deer, que “Mientras la vida siga/ Jugando/ Contigo/ Tú detente/ A jugar con ella/ Seguro que le ganas/ La partida”.

De cinismo y anexas

En esto de lo de “mientras”, les dejo unas palabras de John Lennon: “La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes”.
Ahí se ven.

Hasta la próxima
[email protected]

Columnas recientes