Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Lenta recuperación de la economía veracruzana

Economía y sociedad

Por: Hilario Barcelata Chávez

13/08/2012

alcalorpolitico.com

La economía veracruzana registró un crecimiento del 3.7% durante el primer trimestre de 2012, lo que parece indicar una recuperación luego de la depresión económica que se vivió desde el cuarto trimestre de 2010 y que se profundizó en el primer semestre de 2011. A partir de ese momento el Producto Interno Bruto Estatal (PIB) muestra tasas positivas de crecimiento lo que hace pensar que 2012 será un año de mejoría para el estado.

Si se considera que en etapas de expansión económica la producción se expande más durante el segundo trimestre que durante el primero, y que cuando eso sucede, el promedio anual de crecimiento es positivo, es muy probable que Veracruz registre un crecimiento entre el 2.5 y el 3.5% anual, luego del débil aumento que registró durante 2011 que fue de 0.8%.


El aumento mostrado por la economía veracruzana durante el presente año, es menor que el de la economía nacional, que tuvo una tasa de expansión del 4.7%. Esta diferencia es muestra de una debilidad estructural que no ha podido resolver el estado, que desde 2010 crece a un ritmo menor que la economía nacional, lo que contrasta con el comportamiento durante el período 2004-2007, cuando aumentó a un ritmo mayor que el promedio nacional. Es probable que la crisis de 2008-2009 haya trastocado la estructura productiva del estado debilitándola, de tal manera que ahora le resulta más difícil el impulso de expansión.

Al comparar el comportamiento de Veracruz con el resto de los estados, se observa que su crecimiento económico durante 2012 es uno de los más bajos, ubicándose en el lugar 23º, superado ampliamente por otros estados como Aguascalientes que creció 9.2%, Sinaloa 8.4 y Querétaro 7.9% en el mismo período.


Es necesario identificar los sectores y regiones más débiles de la economía estatal con el fin de establecer medidas que permitan su fortalecimiento, particularmente a través de la identificación de la vocación productiva de cada una de las regiones con el fin de impulsar la producción en todos los ámbitos y con énfasis en los pequeños productores y empresarios, que son los que se encuentran en peor situación.

[email protected]

Columnas recientes