Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las “fichas de cambio”, según Javier Lozano…

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

16/08/2012

alcalorpolitico.com

Las aguas van retomando su nivel y cauce…

Ya antes, con motivo de la caída de la presunta alianza que formarían PRD y PAN en el Estado de México, con motivo de las elecciones en aquélla entidad, celebradas el año pasado, y el “congelamiento” de la reforma laboral en las cámaras del Congreso de la Unión, Javier Lozano Alarcón <<el bocazas>>, había usado esa frase: <<ficha de cambio>>, que la adjudicaba a un supuesto pacto entre el PRI y las huestes de AMLO, quien derribó aquélla aspiración política para enfrentar al PRI y al entonces gobernador, Enrique Peña Nieto.

Siempre según quien será senador de gratificación, a AMLO no convendría la aprobación de la reforma laboral, y el PRI beneficiaría la caída de la alianza PAN-PRD.

Ahora la frase es usada, nuevamente por el mismo actor, Javier Lozano Alarcón, para “aclarar” lo que Joaquín Vargas Guajardo, del corporativo MVS, había señalado ayer por la mañana: “…Afirmó y reiteró en repetidas ocasiones que fueron objeto de múltiples amenazas, la más fuerte realizada por el ex secretario del Trabajo, Javier Lozano, quien les dijo que si recontrataba a la periodista Carmen Aristegui todo su proyecto de la banda de 2.5 se iría "a la chingada"…”

“Todos los integrantes del consejo que presido estuvimos de acuerdo en que la amenaza del gobierno federal en voz del secretario Javier Lozano, era un chantaje inaceptable, por lo que decidimos restablecer la relación laboral con Aristegui”, dijo Vargas.

Por su parte, el virtual senador <<hoy electo>> Javier Lozano refutó las acusaciones del empresario Joaquín Vargas y reveló que fue “el dueño”de MVS, quien quiso negociar la concesión de la banda de 2.5 Ghz., a cambio de la permanencia de Carmen Aristegui en su noticiario estelar.

Entrevistado <<por Milenio>> en el Senado, Lozano relató el encuentro que sostuvo con Vargas y dijo:

“No es un chantaje del gobierno a Joaquín Vargas, es exactamente al revés, de utilizar a Aristegui como ficha de cambio, como un auténtico chantaje frente al gobierno, para decir '¿qué crees?, tengo una gran presión en las redes sociales, en los medios, incluso a nivel internacional, es un trending topic y tengo esa presión y la única forma en que puedo aguantar esa presión es que rápidamente se resuelva lo de la banda del 2.5' y entonces todos contentos”, dijo el senador electo…”

“…Lozano aclaró que cuando tuvo esta plática con el empresario no fue como secretario del Trabajo, sino como amigo personal y que sólo le dio un consejo de “amigos” no un mensaje del gobierno federal.

“Él dice (Joaquín Vargas): fíjense que es Javier Lozano el que me advierte que si la recontratamos nos va a llevar la chingada y es exactamente al revés. Él me dice, a título personal, como amigos que somos, que éramos desde 1995: ‘fíjate que tengo una gran presión y si no tengo una respuesta pronta de Dionisio Pérez-Jácome, me veré obligado a recontratar a Carmen (Aristegui)’.

"Entonces le dije, ‘esto que estás haciendo, Joaquín, es un auténtico chantaje y no lo puedo permitir. Entiéndelo, con este gobierno no se chantajea, te sugiero que no sigas negociando como ficha de cambio, porque si no entonces sí te va a llevar la chingada”, declaró el senador.

El <<ahora>>panista poblano cerró, diciendo: "Entonces le dije, ‘esto que estás haciendo, Joaquín, es un auténtico chantaje y no lo puedo permitir. Entiéndelo, con este gobierno no se chantajea, te sugiero que no sigas negociando como ficha de cambio <<a la comunicadora Carmen Aristegui>>, porque si no entonces sí te va a llevar la chingada”.

Quienes traten con el senador que viene, el de finísimo lenguaje, deberán tener mucho cuidado, y si es posible, que graben sus conversaciones con él, no sean que vayan a ser usados como “ficha de cambio” para lo que surja en el futuro.

PD.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, negó al candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, “..comparecer en calidad de coadyuvante ante los ministros de la comisión encargada de calificar la elección presidencial…”.

En sesión pública celebrada al medio día de ayer, los siete magistrados de la Sala Superior coincidieron en que dicha petición es improcedente, “…toda vez que el candidato de las izquierdas presentó su <<decálogo>> fuera de los tiempos establecidos en la ley.

Lo anterior porque si bien es cierto el candidato tiene el derecho de participar para presentar sus argumentos en torno a las pruebas presentadas, las que forman parte del juicio de nulidad que presentó la coalición Movimiento Progresista, éste <<el jefe de las izquierdas>> debió realizar su solicitud antes del 12 de julio.

Y claro, la presentación extemporánea del <<decálogo>> fue deliberada: Para que le negaran la coadyuvancia y hacerse “víctima” de los togados electorales. Todo fríamente calculado…

PD. ¿Y porqué le quitarán al PRI 14 diputaciones?

Columnas recientes