Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Jóvenes: X, Y o Z ¿cuál es tu generación?

Por: Eduardo de la Torre Jaramillo

24/08/2012

alcalorpolitico.com

Desde hace un año hemos observado una movilización juvenil en el mundo, empezando por Chile con la hermosa comunista Camila Vallejo, en Medio Oriente, los “indignados” en España, el #YoSoy132 en México o el “Movimiento del 4%” en República Dominicana, en fin, creo que desde el movimiento del 68 no se había movilizado tanto la juventud a una escala global, como hoy lo hicieron a través de las redes sociales, aquella generación Octavio Paz la describió como la “erotización de los cuerpos”, los que por supuesto enfrentaban al autoritarismo de la época.

Dado lo anterior, es importante reflexionar sobre los jóvenes y los ya no tan jóvenes, desde el punto de vista sociológico y político, independientemente de los psicólogos norteamericanos, a quienes les gusta hacer este tipo de cortes generacionales, aquí no tocaré a los famosos Baby Boomers, quienes nacieron entre 1945 y 1965.

Por supuesto que empiezo con los de mi generación “X”, los nacidos entre 1961 y 1981; en la literatura norteamericana, uno de sus representantes más visibles de esa generación fue Bret Eston Ellis, cuyas novelas más exitosas fueron: “Menos que Cero” y “American Pyscho”; pero regresando a esa generación, es conflictiva, escéptica, realista, informal, desconfiados de las instituciones y pragmáticos, sólo confían en sí mismos. Le otorga cierta importancia a los celulares, las computadoras y al Internet, aunque no están cómodos con el avance de la Web 2.0 (muchos amigos de mi generación están fuera del Facebook, Twitter). No viven ni tienen proyecto de largo alcance.

Es la primera generación sin ideales.

La generación “Y” son los nacidos entre 1982 y 1992, altamente pragmáticos, no les interesa el liderazgo, la tecnología deja de ser un medio para convertirse en un fin, su espacio laboral es de alta conectividad, valoran el tiempo libre, a la familia, se adaptan rápidamente al cambio, son funcionales, valoran la calidad de vida, así como el trabajo en equipo, aprecian la experiencia, son propensos al consumo. Buscan la utilidad, el confort y la independencia.

Por otra parte, la generación “Z” o llamados millenians son los que nacieron entre 1993 y 2004, se gestaron con el Internet, por eso se les conoce como “nativos digitales”, su mundo es virtual, por eso su sociedad es Internet, su característica es que poseen y manejan toda su tecnología: Internet, SMS, móviles, IPOD, IPAD, Notebook, etc.; su individualismo los lleva a no respetar las normas sociales; no ven a la educación como un factor de movilidad social, ya que el único medio que les puede ser útil es el virtual para sobrevivir. Es la generación wiki, son adictos a las redes sociales (Facebook, Twitter, YouTube, Blog); además son multifuncionales, laboralmente no creen en una vida laboral larga, son colaborativos, creativos, y conectados.

Finalmente, irrumpió la generación “Einstein”, la que nació en 2006 y aún no hay nada escrito, sólo su denominación.

En esta ocasión escribo sobre este tema por 3 cosas que me hicieron pensar un rato acerca de los jóvenes: a) la semana pasada en un Foro de Consultores Políticos, Joe Trippi, quien es el padre de las campañas electorales en Internet dijo: “los celulares serán los partidos políticos del futuro”, b) ¿por qué un alto porcentaje del voto joven lo hizo por AMLO?, y c) las nuevas interpretaciones (que más parecen un retroceso) para entender como vota cualquier ciudadano son a través de la neuropolítica.

Respondiendo a mis propias dudas y para el caso mexicano, donde los 3 partidos políticos están en una crisis interna, tanto el PRI, el PAN y el PRD, y no necesariamente por el poder político, ni por su crisis de identidad, si no porque la mayoría de los políticos mexicanos son analfabetas digitales y ya no saben a que sociedad van a gobernar o desgobernar, y eso frente a sociedades que cada día son más individualistas y metidas en la red, fue así como lo político tradicional ya no le dice nada a los ciudadanos, y es allí con todas las funciones que tiene un celular inteligente, que seguramente si se podrán hacer cosas muy interesantes en la conformación de una especie de partido político a través del celular, muy ad hoc con la generación “Z”.

Lo anterior si lo comparo y combino a los jóvenes españoles con los mexicanos, “los indignados” desaparecieron en España porque no tuvieron una causa por la cual luchar después de la elección, lo mismo le puede pasar al #YoSoy132, quienes fueron devorados por la propia dinámica de la campaña electoral: ¿cuál será su salida?, la vía radical podría ser la guerrilla (que no la veo) o la sentimental, que será alejarse de la vida pública mexicana y refugiarse en el desencanto con impacto en la abstención electoral futura.

Tuve que acercarme a esa nueva disciplina de la neuropolítica y al revisar las funciones del cerebro que descubrió el Doc. M. C. Lean que son: 1.- Reptilíneo (donde esta el voto), es la parte instintiva, donde se actúa, se hace y se adecua, es el presente. 2.- Límbico es el desarrollo sentimental, el sentir y desear, son las motivaciones básicas, es el pasado. 3.- Neocortex es el entendimiento, el del proceso racional e intelectual, es el futuro.

Continuando la línea de dudas anterior, y concretando hacia el caso mexicana en definitiva el voto rural y del nivel de primaria fue el voto mayoritario que tuvo Peña Nieto, es decir fue un voto instintivo, el cual se encuentra en la parte primaria del cerebro (reptilínea); en el caso de AMLO el voto afectivo lo tuvo de esos jóvenes y ubicado tanto en el límbico y en el neocortex, porque le votaron también los de mayor educación y de sectores urbanos. En el caso de Josefina Vázquez fue un buen producto político que no se supo vender. En fin, hay que continuar reflexionando sobre los jóvenes y su participación en la política.

Columnas recientes