Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Dos visiones frente a una misma acción

Por: Helí Herrera Hernández

27/08/2012

alcalorpolitico.com

Twitter: HELIHERRERA.es
 
El 28 de diciembre de 2006 el presidente de Venezuela Hugo Chávez pronunció un discurso ante la alta oficialidad del Ejército de aquella nación, cuando concluido el vencimiento que tenia Radio Caracas Televisión RCTV para operar radiodifusoras en AM y FM, así como señal de Televisión, decidió no refrendársela: "Ya está redactada la medida (de recesión de licencia), así que vayan apagando los equipos porque el Estado se hará cargo de ese medio" dijo.
 
No había concluido el día cuando empezaron a surgir voces en varias partes del mundo, principalmente de los gobiernos neoliberales de Europa y Norteamérica criticando la decisión de Chávez, acusándolo de Dictador, de golpista contra la libertad de expresión. El Senado de los Estados Unidos voto una resolución calificando la revocación de la licencia como "Un asalto contra la libertad de pensamiento y de expresión que no puede ser aceptada por los países democráticos", e instó " a la Organización de los Estados Americanos a intervenir inmediatamente en el caso".
 
El Parlamento Europeo también emitió una resolución condenatoria contra Chávez y, al igual que el Senado Estadounidense, exigió a los diputados impulsar con sus gobiernos acciones contra la República Bolivariana de Venezuela que por cierto, la mayoría desechó (43 de 65 diputados, dado que es facultad de cualquier Estado refrendar o no las concesiones para operar radiodifusoras o canales de televisión. Algo similar ocurrió con la OEA en nuestro Continente.
 
En México ya gobernaba Felipe Calderón cuando sucedió este hecho, y como fiel alfil del imperio no dudó un solo instante en calificar a Hugo Chávez de “fascista”, de ser un personaje “antidemocrático” que “iba en sentido contrario a la marcha del mundo globalizado de abrir cada vez más todos los mercados, incluyendo desde luego el de las telecomunicaciones”. Su compañero de partido y Expresidente de México Vicente Fox se le fue más a la yugular. Los priístas y demás líderes partidarios fueron más cautos.
 
Ninguno de estos dos políticos llegaron siquiera a pensar en aquellos años que más temprano que tarde se iban a encontrar en situación idéntica, precisamente cuando Calderón Hinojosa a través del Secretario de Comunicaciones y Transportes les hace saber al grupo MVS el NO REFRENDO de las concesiones otorgadas en el año 1998 para operar una banda de 2.5 Gigahertz, que le permitió dar servicios bidireccionales de datos y de transporte para las telecomunicaciones móviles internacionales, y para dar servicios de doble y triple play, porque ya estaban vencidas.
 
Aunque la inmensa mayoría de los mexicanos sabemos, que la negativa del gobierno federal para no refrendar dichas concesiones se debe a la presión que el grupo televisa viene haciendo desde hace mucho tiempo, principalmente porque en el año 2008 MVS lanzó DISH, empresa de televisión restringida vía satélite, que en tan solo cuatro años le arrebató 2 millones de suscriptores a SKY, la filial más prospera de televisa, en una alianza con ECHOSTAR y con TELMEX. Los actores políticos domésticos y extranjeros se han quedado callados, cuando apenas hace 6 se desgañitaban criticando a Hugo Chávez por haber ejecutado una acción legal, similar a la que dispuso Calderón.
 
Nadie del Gobierno Norteamericano ni del parlamento europeo, ni los que se dicen ser extremadamente democráticos en este país han abierto la boca para emitir una opinión frente a esta acción del gobierno mexicano de recuperar esa banda, que por voz de Dionisio Pérez Jácome titular de la SCT vale 2 mil millones de dólares, 27 mil millones de pesos mexicanos al tipo de cambio del día que escribo este artículo, mismos que Joaquín Vargas, representante y copropietario de MVS dice no tener para pagarlos.
 
Contra Hugo Chávez que realizó una acción idéntica, legal y similar a la que hizo Calderón todo un alud de epítetos, pero contra Calderón ninguno. Cuando Chávez anuncia el NO REFRENDO a radio Caracas Televisión los conductores de los noticiarios de televisa y TV-azteca lo hicieron polvo; pero hoy callan, hacen mutis, se pusieron un zipper en la boca y la libertad de prensa, de pensamiento y de ideas les es ajena, están divorciados totalmente de ella.
 
Y como no, si durante los gobiernos panistas Televisa ha sido una de las 2,550 empresas que han sido favorecidas con PRIVILEGIOS FISCALES, devolviéndoles más de 174 mil 228 millones de pesos de impuestos pagados, según denunció la Auditoría Superior de la Federación, en un documento que le entregó a la Cámara de diputados del Congreso de la Unión en el año 2010.
 
Por si eso resultara poco, vale la pena recordar la serie de irregularidades y favoritismos para beneficiar a TELEVISA-NEXTEL en la licitación 21, correspondiente a la banda 1.7 Gigahertz de telefonía móvil, por la cual solo pagaron 180.3 millones de pesos, lo cual fue considerado por expertos de México y el mundo como "una ganga", y "un quebranto al patrimonio nacional", ya que las otras compañías pagaron hasta 5 mil millones de pesos, por un espectro equivalente.
 
Tales datos y hechos confirman que el gobierno federal se ha convertido en rehén del grupo televisa primordialmente, a quien le ha dado el “oro y el moro”; convirtiéndose en la práctica en alfil de dicho monopolio, ejecutando las acciones que se le ordenan para eliminar a su competencia.
 
Por algo televisa se ha convertido en el “hacedor de presidentes”, o como su dueño lo dice, en "una fabrica de sueños".
 
Dos visiones distintas, lejanas y oficiosas sobre un mismo problema. Todo depende del cristal con que se mire.

Columnas recientes