Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El proceso electoral local: ratificar o ratificar…

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

29/08/2012

alcalorpolitico.com

Y como nadie es perfecto, los genios también se equivocan….

Si el PRI local ya ha tomado una decisión <<no creíble porque falta septiembre/diciembre>> respecto al proceso electoral para renovar el Congreso Local y los 212 ayuntamientos municipales, la alternativa para que las cosas sucedan con normalidad en julio del 2013, será la de ratificar lo que hoy hayan decidido, o rectificar las decisiones tomadas con excesiva anticipación, habida cuenta de que en política suceden las cosas cuando se debe, no cuando se quiere.

Con independencia de lo que pudiera suceder en un presunto Consejo Político Estatal, a celebrarse cuando las consultas hayan terminado, lo cierto; lo único cierto que ya sucedió, fueron las elecciones del primero de julio último, y de cuyos resultados no quiere recordarse. Pero allí están, como la mítica Puerta de Alcalá, siendo testigos ante lo que ahora está sucediendo: La resolución que legitimará la llegada de Enrique Peña Nieto a Los Pinos y Palacio Nacional.

El proceso federal en el estado estuvo agujereado, más allá de los quince distritos ganados y las dos senadurías reconquistadas. Los hoyos tienen espacio en la geografía política y, por supuesto, hubo políticos <<o aprendices>> que descuidaron sus tareas bajo el supuesto de que el imán barrería con todo. Y no fue así. Aquí la inercia de una campaña vigorosa en el país, no bastó.

Ese es el reto del PRI local: Enfrentarse a una realidad que se irá modificando en la media que los adversarios de enfrente también tienen papel y lápiz; y más ahora que estarán en la orfandad federal con todas sus delegaciones, de las que extraían información y otras cosas para ayudar a su causa.

Analizarán distrito por distrito; municipio por municipio y no llegarán a los seccionales porque también cojean de información trunca ya que no les gusta ni han invertido tiempo en trabajos a ras de suelo.

Pero allí siguen, sin explicarse como una candidata que no fue carismática; que no hizo una campaña profunda en el estado; con una dirigencia dividida y disminuida, con poca propaganda en la presidencial y, en fin, con operadores políticos que sólo regionalizaron su interés por conseguir algunas posiciones, como en Huatusco, por citar un distrito cuyo candidato que no se atuvo a la inercia de los colores.

Si el PRI aspira a mantener en su esfera de poder los principales municipios <<que son cabeceras distritales en algunos casos>> y más de 20 distritos locales, tendrá que modificar en serio su estrategia. Deberá prescindir de quienes no dieron ni darán resultados porque no vienen de la cultura de la militancia, y apoyarse más en quienes dan resultados y no les dan resultados.

Si prescinden también, de “líderes regionales”, propios y renegados, que bajo el argumento de “control” de votantes, ponen precio y pedimentos al presunto trabajo entre la base, estarían yendo a la postulación de caras nuevas y con posibilidades de triunfo.

Que no haya “candidatos de ocasión”; de esos que resultan de acomodos por ineficaces o por pago de servicios que la base ni aprecia, ni acepta.

Si alguna experiencia puede servir de base, que se revise que sucedió en los distritos electorales de Xalapa, Córdoba, Cosamaloapan y Veracruz-Boca conurbado.

Que analicen también, porque ahora el norte del estado resistió la embestida de los adversarios y se vistió de tricolor.

Y también, si quien, que se sacudan el árbol de las dirigencias sectoriales y partidistas.

El presidente de la república que tomará posesión el primero de diciembre <<previa aprobación de las autoridades electorales>>, sabe que su partido, el PRI, no tiene la mayoría absoluta, pero aun teniéndola, sabe también que debe construir una agenda común, constructiva para toda la nación, sin colores ni siglas.

Y en ese propósito, en Veracruz debe abrirse a la realidad política. Hay asuntos que funcionaron y otros no. Y sobre éstos deben tomarse decisiones serias; fuertes; necesarias.

El primero de diciembre, cuando ya esté el proceso electoral local en marcha, quedaría poco tiempo para trazar los mejores planos de construcción.

La obra política comienza en los cimientos, como los grandes edificios.

Allí debe estar la mira. Los adornos y los arreglos, necesarios o vanos, no entorpecen la marcha.

P.D. En todo proceso jurisdiccional sólo cuentan los hechos; las pruebas. Los Magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolverán, más allá de presiones y “amenazas” <<que terminarán, finalmente, por desalentar los procesos eleccionarios>>, en favor de quien ganó con votos, las elecciones. El trabajo de zapa de los derrotados, como AMLO y su flota, no prosperará.

P.D..- Las bancadas del PRI y PAN en el Congreso de la Unión exigen una investigación “puntual”, “seria” y “detallada sobre el Gobierno capitalino y su titular, en relación de un presunto beneficio que el Gobierno del DF, encabezado por Marcelo Ebrard Casaubón, otorgó a algunas empresas, a cambio de financiar la campaña de Andrés Manuel López Obrador, por una cantidad aproximada a los 100 millones de pesos.- ¿Y la honestidad valiente de la patraña llamada AMLO?

P.D.-Hoy, nuevos diputados federales hay.

Columnas recientes