Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• ¿Dónde quedó la honestidad y austeridad? • El presidente 33

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

29/08/2012

alcalorpolitico.com

Vaya enredos financieros en los que están metidos el gobierno del Distrito Federal y empresarios cercanos a Andrés Manuel López Obrador. Con lo publicado, me queda claro que la política mexicana tiende a ser geomética: todos triangulan…

Si no sabe de qué le hablo, le hago un resumen: ayer EL UNIVERSAL publicó una singular red de empresas creadas por ex funcionarios del gobierno capitalino en tiempos de AMLO, que hoy pertenecen a las organizaciones Honestidad Valiente y Austeridad Republicana, las cuales prestan servicios a la actual administración encabezada por Marcelo Ebrard, y tienen contratos millonarios. Y lo que no se ha probado, pero se implica —además, con los mismos supuestos en los que AMLO ha hecho otras denuncias con respecto al PRI— es que este dinero habría acabado en la larga precampaña presidencial del candidato de las izquierdas.

Las tres empresas son: 1.— SAD Desarrollo y Transparencia, fundada por Héctor Muñoz Ibarra (integrante de Austeridad Republicana) y Victoria Guillén Álvarez (ex funcionaria capitalina, con una acusación penal por el ocultamiento de información pública). 2.— AFK Comunicación Creativa SA de CV, donde aparece Maricela García, contadora de Honestidad Valiente. Y finalmente ARR Consultores,integrada por Eréndira Álvarez del Castillo Gallardo, Óscar Daniel Ramos Flores y Gustavo Álvarez, todos ellos perredistas.

La primera empresa, SAD, se fundó en 2007, y en 2008 las demás. ¿Sabe cuánto ganaron estas tres compañías entre 2007 y 2011? Más de 111 millones de pesos. La más ganona en este reparto de licitaciones, algunas de manera directa, es SAD, con 93 millones, 252 mil 706 pesos con 19 centavos.

La Secretaría de Finanzas fue la que le otorgó el mayor número de contratos: 24, por un monto de más de 77 millones de pesos. AFK se ha llevado más de 18 millones de pesos.

Y sí, comienza la defensa de autoridades ante esta exhibición financiera. Tanto Marcelo Ebrard como Mario Delgado coinciden, o se ponen de acuerdo, en que todo se trata de un factor para distraer a la población sobre el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respecto a la calificación presidencial y a las denuncias por la triangulación de recursos para la campaña de Peña Nieto.

Pero Delgado, senador electo, defiende los contratos otorgados por la Secretaría de Finanzas, de la que él fue titular, argumentando que en el caso de los asignados de manera directa, para la digitalización de archivos administrativos, realizados por SAD Desarrollo, se hizo de esa forma por cuestiones de seguridad, y también por ser los postores con la cotización más baja. (Por cierto, esta idea de digitalizar fue de Octavio Ramírez Oropeza, oficial mayor durante la gestión de AMLO, secretario de Honestidad Valiente, y uno de sus amigos más cercanos).

Les doy el beneficio de la duda, pero me quedo con algunas dudas, entre ellas: ¿neta no había más empresas para hacer la jugosa digitalización de esos archivos?


Como diría López Obrador: ¡al diablo las instituciones! Lo digo luego de enterarmede que hay una empresa editorial, llamada Bob, que es pitonisa y sabe qué sucederá en estos días en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Sucede que imprimió su más reciente monografía, ésas que utilizan los estudiantes, con el nombre de los 33 últimos presidentes de la República Mexicana.

Y lo más extraño es que el último de ellos es… ¡Enrique Peña Nieto! Así de rápidos son. Ni se esperaron al dictamen del TEPJF. Caray, tanto que nos hubiéramos ahorrado, incluida la alimentación y cuidado de los chivos, cerdos y gallinas que presentó el Movimiento Progresista como prueba de posible compra de votos por parte del PRI.


"Ir hasta el fondo de las investigaciones". Eso prometió ayer el Presidente Felipe Calderón al embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne sobre el -por decir lo menos-extraño caso de los agentes de la CIA "emboscados" o "confundidos" (¿con quiénes?) en Tres Marías, Morelos.

Calderón consideró que este tipo de hecho no se pueden permitir "sea por negligencia, por falta de capacitación, sea por falta de confiabilidad, por complicidad".

Ahora sabemos que el marino mexicano que viajaba en la camioneta no era el chofer, sino el intérprete traductor de los "capacitadores" estadounidenses.

Lo cierto es que el ¿incidente? provoca mil preguntas: ¿Qué tanto sabemos de la cooperación de fuerzas de EU en nuestro país? ¿cuántos elementos de las principales agencias de seguridad estadounidense están adscritos en el país?

¿Recuerdan el asesinato del agente del Servicio de Inmigración Control de Aduanas de Estados Unidos, en San Luis Potosí en febrero del 2011?

Y hablando de confiabilidad, por Wikileaks nos enteramos que un cónsul en asuntos legales y políticos adscrito al consultado de México en Phoenix, Fernando De la Mora Salcedo, filtraba información a la agencia de inteligencia Stratfor sobre --¡precisamente!-operaciones encubiertas de soldados estadounidenses en México.

Conocido como "MX1" él habría escrito: "La opinión pública mexicana estaría indignada si hubiera soldados de Estados Unidos involucrados en un rol operacional en México".


Mal la están pasando los hermanos González Torres, Jorge (ex fundador y líder nacional del Partido Verde), Enrique (sacerdote jesuita y ex rector de la Universidad Iberoamericana), Javier (dueño de las farmacias Dr. Ahorro) y Víctor (El Dr. Simi).

Falleció Margarita Torres de González, su madre y abuela del próximo coordinador de los senadores del Partido Verde, Jorge Emilio González Martínez.

Quizás esta muerte sirva para limar asperezas entre los González Torres. Más entre Javier y Víctor. Ambos dedicados al rubro farmacéutico, cuyos negocios se extienden hasta el sur de nuestro continente.

Por un lado las Farmacias del Dr. Ahorro comenzaron a expandirse rápidamente, seguida por las Farmacias de Similares, que tuvo un gran auge en nuestro país, al iniciar la ventea de medicinas genéricas.

Esta situación provocó una crisis familiar entre Javier y su hermano, el ex pre candidato presidencial.

Con decirle que en una ocasión, durante su campaña por la presidencia de la República, entrevisté a Víctor, quien reconoció que no se llevaba bien con él. Que había una distancia "como de 10 kilómetros".


La publicación se titula "Diccionario Escolar Básico Hidalgo" y lo repartió el gobierno de ese estado a los alumnos de 4º de Primaria. Usted pensaría que es un buen detalle y apoyo por parte del gobernador Paco Olvera a sus gobernados.

Pero hay un detalle que hasta haría obsoleta esa publicación.

Sucede que el diccionario... ¡tiene faltas ortográficas!

Para comenzar, cambiaron "cebada" no la encontrará, fue cambiada por "cevada".

Si usted busca algunas de las empresas instaladas en territorio hidalguense, y busca cementos "Tolteca", no la encontrará, fue cambiado por "Toteca". Y la firma constructora de autos de ferrocarril "Bombardier", la cambiaron por "Bonbardier".

Aun hay más. Lamentablemente los errores ortográficos también abarcaron los atractivos turísticos. Será por tanta la invasión asiática, que "Mineral del Chico" según este diccionario ahora se llama "Mineral del Chino". O también el nombre de Santiago de Anaya ya es "San Tiago de Anaya".

Eso sí, Grupo Hico DF, se embolsó un millón 27 mil 856 pesos por imprimirlos.


Algo le pasa al panista Fernando Larrazábal. Sí, el ex alcalde de Monterrey durante los lamentables sucesos del Casino Royale. ¿Lo recuerda?

Bueno, le va otro dato, su hermano es un próspero empresario de quesos Oaxaca mismo que grabaron cuando iba a cobrar un presunto queso-Borno a un casino en esa norteña ciudad.

Bueno, pues este personaje es ya parte de la nueva legislatura en la Cámara de diputados. Y acaba de tirar -declarativamente, al menos-por tierra una de las instituciones de este país.

Que dice Larrazábal:

-El fuero es un mito.

Oh Dios, dijo un mito. Haberlo dicho antes. Cuántas posiciones plurinominales se hubieran ahorrado todos los partidos.

Columnas recientes