Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Fobaproa estatal: ocurrencia legislativa

Por: Eduardo de la Torre Jaramillo

21/09/2012

alcalorpolitico.com

Es increíble que cuando no se tiene idea de lo que significa legislar, se abren paso las ocurrencias y en este caso fue en el Senado de la República donde el representante del PRD, Raúl Morón propuso un Punto de Acuerdo para que el presidente Felipe Calderón instruyera a la SHCP para que diseñe un Fobaproa para atender las deudas estatales y municipales.

Es pertinente mencionar que los famosos “Puntos de Acuerdo” no tienen validez legislativa alguna, porque sólo sirven para emitir opiniones o mejor dicho ocurrencias estatales, lamentablemente es una práctica legislativa que se ha popularizado por su fácil exposición política más no jurídica y menos que tengan una aplicación legislativa, ésta se toma como una patología del Congreso, la cual evidencia su pobreza intelectual, como lo es esta ocurrencia.

Para hacer algo de historia, hay que recordar la vieja y dura discusión en la época de Ernesto Zedillo cuando se produjo esa figura para el rescate de los bancos en 1994-1995, posteriormente se le llamó IPAB; en ese tiempo el PRD afirmó: "ese mecanismo sirve para privatizar las ganancias y socializar las pérdidas", es decir los banqueros que compraron a precio de abarrote los bancos y que los administraron pésimamente, el gobierno los rescató y por supuesto repartió las cargas fiscales a la sociedad, aumentando el IVA del 10 al 15%.

Al parecer en el PRD ya no hay memoria histórica, porque resulta sorprendente que el Senador Morón no pidió castigar a esos gobernadores que endeudaron a sus entidades como lo fueron: Humberto Moreira, Fidel Herrera, Luis Femat, Natividad González, Ulises Ruiz, Mario Marín, Leonel Godoy, Juan Sabines, entre los más representativos. Lo que desconoce el Senador Morón es que la sociedad indudablemente paga cualquier rescate, porque el gobierno siempre reparte los costos hacia la sociedad mexicana.

Si bien, los gobiernos panistas permitieron el endeudamiento de las entidades federativas y municipios desde el año 2000, también hubo una acción gubernamental perversa e irresponsable, como lo fue el anterior gobierno de Veracruz que provocó e impulsó el endeudamiento de cerca de 200 Ayuntamientos, con la actitud cómplice del extitular del Orfis.

En Veracruz tenemos que recordar el endeudamiento estatal en la historia moderna, por ejemplo a Patricio Chirinos le tocó pagar la deuda del neopopulista Dante Delgado, posteriormente Miguel Alemán recurrió nuevamente al endeudamiento con 3.5 MMP, ya con el depredador Fidel Herrera la deuda se fue a 29 MMP, y ahora continua el endeudamiento; con esto podemos observar la enorme pobreza política al gobernar de la clase política veracruzana, ya que la única forma de gobernar ha sido el endeudamiento a lo largo de estos últimos 25 años, dicho sea de paso desde esa fecha Veracruz mantiene el persistente lugar 4 de pobreza en el país.

La pregunta obligada es hacia dónde se fueron esos recursos públicos, pues de acuerdo al estilo personal de gobernar se compacta con los usos y costumbres del viejo régimen: ese dinero se fue a los bolsillos de los políticos, y no a beneficiar a los veracruzanos, por supuesto dejando hipotecadas a las próximas generaciones de jarochos

Finalmente, veremos de que está hecho el ¿nuevo? PRI, quienes afirman que ellos si saben gobernar, como las crisis económicas sistémicas que provocaron en 1976, 1982, 1988 y 1994, las cuales dejaron una deuda externa e interna (Fobaproa), las cuales fueron parte estructural que posibilitó un crecimiento mediocre en los últimos 12 años, algo que le criticaron a los gobiernos del PAN pero que la gestación de ese resultado estuvo en el pasado priista.

Columnas recientes