Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• La batalla de Lujambio • La otra reforma laboral

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

26/09/2012

alcalorpolitico.com

Dura y valiente batalla la que libró Alonso Lujambio contra el cáncer. Lamentablemente ayer la perdió.

Hace apenas unas semanas, en Los Pinos lo agasajaron con una fiesta para festejarle sus 50 años de vida, los cuales cumplió el pasado 2 de septiembre. En un año su vida cambió de manera radical. Hace apenas 12 meses aún era un viable precandidato panista a la Presidencia.

Fue licenciado en Ciencias Políticas por el ITAM, facultad que luego habría de dirigir formando a jóvenes politólogos que hoy están muy cerca del poder. Fue consejero electoral de 1996 a 2003, el primero en la necesaria y dura tarea de fiscalizar partidos por primera vez y durante cuatro años, del 2005 a 2009, fue comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, IFAI, organismo que también dirigió.

Otro de los cargos que ocupó durante la actual administración federal fue el de secretario de Educación Pública —menuda chamba—, desde 2009 hasta marzo pasado. Se encargó de los festejos del Bicentenario, entre ellos del proyecto de la Estela de Luz.

En noviembre de 2011 se dio a conocer que tenía mieloma múltiple; se lo detectaron tras estar internado por una falla renal grave. Estuvo alejado de la escena política. Fue internado en Estados Unidos, pero a finales de agosto pasado reapareció para rendir protesta como senador de la República.

Su cuerpo ya presentaba estragos de sus tratamientos médicos. Pero aun así quiso hacer su labor legislativa; dar sus últimas entrevistas que quedan ahora en la memoria y muestran a un hombre inteligente, con visión de Estado, que también dio testimonio de cómo el cáncer le cambió la perspectiva de vida.

Recuerdo bien una entrevista que tuve con él para Shalalá. Hablamos de su visión del panismo, del país y luego coincidió con uno de los partidos de la Selección Nacional dentro del Mundial Sudáfrica 2010. Al finalizar la charla, como había un monitor en el estudio, pidió permiso para poder ver un poco de la repetición.

Había pocas personas en el estudio y no se incomodó, es más, hasta comentaba con ellos las jugadas. Se sentó y lo disfrutó. También tuve el privilegio de ver a ese otro Lujambio, no el intelectual, sino el hombre que disfrutó del futbol y que le gustaba bailar chachachá.

Envío un abrazo a toda su familia, en especial a su esposa, María Teresa Toca, y a sus hijos Íñigo, Tomás y Sebastián, quienes ayer, al igual que sus compañeros legisladores, le rindieron una guardia de honor en el Senado de la República.


Con cambios que quizá favorezcan que los sindicatos permanezcan como están, parece que la reforma laboral enviada por el presidente Calderón sí va. Qué lastima… mal empiezo para el peñanietismo, pero veremos. Lo digo por lo que se discute, por las presiones y también por el uso de un verbo que no compromete de parte de Luis Videgaray: “Alentará reforma democracia sindical”. Mmm, “alentará”. No es lo mismo que comprometerá, logrará, hará…

En fin, que con tanta discusión sobre el trabajo, ayer me surgió una inquietud: ¿qué pasaría si se enviara una reforma en materia laboral para nuestros legisladores, diputados senadores? Esta columna, interesada en disminuir la carga de trabajo de los asesores legislativos, tiene algunas ideas, que pone a consideración de este pleno de lectores:

I Para los integrantes del Congreso.
1.1.— Que cada legislador esté a prueba durante el primer periodo de sesiones de la Cámara a la que pertenece. Seis meses: si no sirve, no lo contratamos otra vez.
1.2.— Que les aplique el pago de jornada laboral comprobada.
1.3.— Adiós a los servicios médicos particulares. Como cualquier trabajador al servicio del Estado, cotizarán en el ISSSTE; sin embargo, su pago será mediante recibo de honorarios.
1.4.— Se les dejará de cotizar en su seguro de retiro.
1.5.— Tendrán derecho a un bono legislativo, basado en la presentación-aprobación de reformas legislativas viables y bien evaluadas por nosotros, los ciudadanos.

II Para legisladores—líderes sindicales.
2.1— La edad máxima para dejar el cargo será máximo a los 10 años de estar al frente de su organización.
2.2— Queda prohibido heredar el liderazgo a familiares en 1ª, 2ª, 3ª y hasta 4ª generación.
2.3— Instaurar la medalla Rafael Riva Palacio al mérito sindical masculino (para motivarlos al retiro y que no se perpetúen como él, que lleva 35 años como líder de los trabajadores del Infonavit) y la presea Elba Esther Gordillo para aquellas líderes que piensen de manera vitalicia en su cargo sindical.

¿Alguna otra propuesta que quieran hacer?


Que va de nuez. Eso dice el Consejo Estatal Electoral de Sonora. Convocará a elecciones extraordinarias para la elección de un nuevo diputado por el distrito XVII, de Cajeme, el cual correspondió a Eduardo Castro Luque, asesinado hace unos días.

Ahora, falta que el Congreso local declare la ausencia definitiva del legislador (su suplente, presunto responsable del homicidio, está prófugo) y se convoque a nuevas elecciones por ese distrito. Esto tiene al menos un plazo de seis meses.
En los pasados comicios, la alianza PAN-PANAL obtuvo el segundo lugar en las preferencias electorales.


En México no explotamos lo suficiente todo el potencial científico y las herramientas que tenemos a la mano para hacer verdaderos cambios en la humanidad.

Esta conclusión nuevamente viene a mi cabeza luego de leer el reto al que se enfrentará Hwang Woo-suk, un científico de Corea del Sur, de lo mejor que hay en el mundo en materia de uso de células madres.

Intentará realizar la clonación de un mamut, tomando células madres de un mamut ubicado hace poco en Siberia, congelado, y óvulos de una elefanta india. En México, ¿qué especie podríamos clonar y volver a la vida? Sin duda un dinosaurio, más ahora que regresó el PRI.

Le sugiero que primero pensemos en un personaje que ha estado alejado del bullicio y de la política. Que lo tengan casi casi en la banca o congeladora. ¿Dulce María Sauri Riancho? (así hasta lima asperezas con el partido que ella presidió), ¿Le hacemos honor a su apellido? ¿Los Figueroa? ¿Los Cervera?
¡Se imaginan!


Al cierre de este espacio me dio gusto saber que Aleph Jiménez, vocero del #Yosoy132 en Ensenada, Baja California, había sido localizado con vida, luego de que su familia denunciara su desaparición, incluso desaparición forzada.

Apareció en La Paz, Baja California Sur. Dice que se fue allá porque temía por las amenazas en su contra y por eso incluso se desconectó de todo.

Su familia insiste y hace bien, que se investiguen las amenazas en su contra.

Columnas recientes