Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Festival seguro

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

08/10/2012

alcalorpolitico.com

Escritores, intelectuales, hombres de letras, académicos, dos premios Nobel y una pléyade de periodistas internacionales, cronistas de guerra, todos reconocidos y de gran trayectoria, vinieron a Xalapa, la casa del escritor Sergio Pitol, a imaginar el mundo, a transformarlo, a crearlo y recrearlo en el Hay Festival, un encuentro que cuenta con diez sedes en todo el planeta y en donde los hombres y mujeres de la cultura pueden exponer a sus anchas su visión intelectualizada, realista, objetiva y subjetiva del mundo.

En Xalapa, durante estos días, que cerraron con un apoteósico concierto del grupo de rock mexicano Café Tacvba, estos personajes del intelecto caminaron por las calles de la capital veracruzana, convivieron con sus paisajes, con sus lectores, con estudiantes, periodistas locales y venidos del Distrito Federal, y pudieron decir lo que quisieron con plena libertad, disfrutar la cerveza y el vino de los restaurantes, la comida, las conversaciones, etcétera.

Hace un año, en la primera edición del Hay Festival, como el propio gobernador Javier Duarte lo dijo en su discurso inaugural, Veracruz vivió una circunstancia difícil y dramática provocada por la delincuencia que pretendía quitar la tranquilidad a los veracruzanos.

En 2011, el español Manuel Vicent, que estuvo por estas tierras, escribió en su gustada columna de diario madrileño “El País” que en medio de un festín de sangre se celebró el Hay Festival Xalapa.

“Un grupo de escritores, poetas, artistas y críticos, establecidos en un hotel de la ciudad, cada uno con su ego a cuestas, tuvimos que hablar de literatura, cine y periodismo… En la incontaminada colina de Xalapa algunos escritores sacaban la cola de pavo real, otros se deprimían por no obtener gloria suficiente, otros se entregaban al alcohol lírico, todos trataban de reconocerse en los versos y las bellas páginas escritas, pero a pocos metros de distancia de esta fiesta literaria, en un motel costroso llamado ‘Eros’ hubo un ajuste de cuentas de madrugada que rindió varios muertos y un incendio”.

Todos recordamos esos pasajes difíciles de hace un año en nuestra capital.

Vicent terminó su artículo diciendo que frente al festín cultural, frente al festival de cultura, “en medio, un grupo de escritores y artistas tocaba el violín sobre un barrizal de sangre”.

Algo hubo de eso hace un año, pero hoy, insistimos, como el propio gobernador Javier Duarte lo señaló, la circunstancia de Veracruz es otra, gracias justamente no al mundo ideal que se discute en las mesas y los foros sino al trabajo ordinario, cotidiano, al esfuerzo de un gobierno que batalla todos los días con la realidad.

Cambiar el mundo o hablar del mundo, como decía Schopenhauer, desde una mesa bien provista, es muy fácil, pero transformar el mundo desde lo ordinario, desde la cruda realidad, esa sí es una tarea difícil.

Por eso es importante puntualizar y recordar que detrás del éxito 2012 del Hay Festival Xalapa, de las nuevas circunstancias que ha vivido la entidad, está naturalmente el esfuerzo y la determinación de un joven gobernador porque Veracruz viva un clima de paz social, de estabilidad y de armonía.

En otros momentos, Duarte de Ochoa ha dicho que aún a costa de su propia popularidad tuvo que tomar decisiones difíciles, todo, única y exclusivamente por el compromiso que ha tenido con sus gobernados.

Por eso el reconocimiento de la embajadora del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte en México, Judith Anne Macgregor, quien ha destacado el compromiso del Gobierno de Veracruz para garantizar la tranquilidad de los veracruzanos.

“Yo sé que había problemas en Veracruz en el pasado y que su gobierno tiene mucho compromiso para reducirlos y, por supuesto, yo solamente deseo buena suerte con esto porque es importante y, también apoyamos todas las iniciativas, minimizar la corrupción, promover la transparencia en México y, sobre todo, sus instituciones”, expresó la diplomática británica.

Quizá por eso también el Premio Nobel de Literatura 2008, Jean-Marie Gustave Le Clézio, dijo, después de aceptar que “Veracruz es un centro cultural muy importante en México”, que la entidad “tiene los recursos para vencer el pesimismo y la actitud negativa porque es un estado que ha vivido experiencias tan difíciles y siempre logró sobrepasar las dificultades y encontrar las soluciones; especialmente porque la gente en este estado es muy inventiva, es gente que tiene mucha libertad de imaginación y de carácter”.

Enrique Vila-Matas, quien ha visitado cuatro veces nuestro estado y que mantiene una relación personal de hace muchos años con el escritor Sergio Pitol, repitió lo que uno de sus personajes de su novela “Lejos de Veracruz”, dice: “Porque yo soy de Veracruz” y reiteró, en entrevista periodística, que a las playas lejanas –parodiando la canción de Agustín Lara– siempre ha pensado en volver.

Uno a uno, los escritores, periodistas internacionales y académicos fueron desgranando sus ideas y visión del mundo.

El hombre de The New Yorker, Jon Lee Anderson, dijo sentirse privilegiado de hablar en Veracruz, donde han muerto colegas periodistas. Paco Ignacio Taibo II pidió investigar las historias de los periodistas fallecidos a profundidad, “porque hay historias de algunos, ligados al narcotráfico o en venganzas”, y Wole Soyinka, que se reunió en Casa Veracruz con el gobernador Duarte de Ochoa y el ex gobernador Miguel Alemán Velasco, destacó el clima de tranquilidad de Xalapa y de Veracruz y dijo que “éste es el lugar ideal para el Hay Festival”.

Semana intensa de cultura, de voces, de expresiones, de ideas.

Las mujeres y los hombres de letras vinieron y dijeron lo que quisieron, se emborracharon de aplausos y de reconocimientos, intentaron transformar el mundo, mientras los hombres y mujeres de la calle, los que trabajan en lo ordinario, siguen luchando porque Veracruz tenga mejores circunstancias de tranquilidad, paz y desarrollo.

RÁPIDO Y FURIOSO

Bien reza el sabio dicho popular que “árbol que nace torcido, jamás su rama endereza”.

Aunque en el caso de Miguel Ángel Yunes Linares también se podría aplicar aquél otro de que “genio y figura… hasta la sepultura”.

Y es que cuentan que hace poco más de una semana, el temperamental ex candidato del PAN a gobernador de Veracruz le pegó tremenda gritoniza, vía Lada internacional, al coordinador de los senadores panistas y presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo.

¿El motivo? Según trascendió, Yunes Linares, quien lleva casi dos meses vacacionando a más de diez mil kilómetros de México, se enteró que Cordero estaba excluyendo y bloqueando a su hijo Fernando Yunes Márquez para presidir alguna de las principales comisiones legislativas en el Senado y que solamente lo tenía considerado como secretario en las comisiones sin importancia.

La presión de Yunes Linares se debía a que ya dos senadores veracruzanos del PRI presidian comisiones de suma relevancia: José Francisco Yunes Zorrilla en la de Hacienda y Héctor Yunes Landa en la de Protección Civil, mientras que el vástago del ex director del ISSSTE estaba a punto de quedarse sin nada importante.

Yunes Linares se comunicó telefónicamente con Cordero Arroyo y le dijo que si no le daban una presidencia relevante a su cachorro, retornaría a México para armarle un escándalo a él y al presidente del CEN del partido blanquiazul, Gustavo Madero, como en su momento lo hizo en Veracruz con la dirigencia estatal, a quienes igualmente presionó en la sucesión estatal de 2010 y en la elección federal de este año para que le cumplieran todos sus caprichos y exigencias.

Ante las amenazas de Yunes Linares, Cordero Arroyo se movilizó y cabildeó para que el junior Yunes Márquez obtuviera la presidencia de la Comisión de la Defensa Nacional y la secretaría de la de Seguridad Pública, desde donde Yunes Linares –ducho en la materia, pues en la administración del presidente Vicente Fox fue subsecretario de Seguridad Pública al lado del guanajuatense Ramón Martín Huerta, quien murió en septiembre de 2005 en un sospechoso accidente aéreo cuando se trasladaba al penal de La Palma, antes Almoloya, en el Estado de México– podrá hacer ruido en Veracruz con el tema de la inseguridad, utilizando a su dócil hijo contra el gobernador Javier Duarte a pesar de que la realidad en esa materia es más contundente.

Sin duda alguna, Yunes Linares sigue moviendo los hilos detrás de sus cachorros para que sobresalgan en las esferas políticas, porque éstos, solos, simplemente estarían perdidos.

Columnas recientes