Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• PAN, PRI, la izquierda y Peña Nieto • Del Senado hasta Azerbaiyán

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

24/10/2012

alcalorpolitico.com

La escena política nacional se pone interesante. No admite lecturas en blanco y negro. Mientras Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto tienen la sexta reunión de la transición que dura cuatro horas y media y el segundo sale sonriente, el partido aún en el gobierno, el PAN, le pega con todo al PRI en la Cámara de Senadores por la reforma laboral y vota feliz con el PRI en la de Diputados por la Ley de Transparencia Gubernamental. Una cosa es la transición y otra el papel del PAN en las cámaras, parece…

Al mismo tiempo, mientras se anuncia que hoy “gobernadores del PRD” —sin especificar quiénes— se reunirán con Peña Nieto, el de nuevo nada amoroso Andrés Manuel López Obrador se aparece por el Senado, llama al presidente electo “Peñita”, y tira línea a todos los senadores de izquierda (cercanos o no a él): que ni se les ocurra moverse de su escaño a la hora de votar la reforma laboral. Que nadie se enferme ni vaya al baño ni quede atrapado en el tráfico, nada.

Además va adelantando la guerra (por así decirlo): una vez que ya tenga más avanzada la creación de Morena, el nuevo partido. Que parte de la propuesta que viene de esa “banda de malhechores que mal gobierna el país” será aumentar el IVA y, claro, “entregar” el petróleo nacional. No habló de manifestaciones, tampoco las desechó. Poco antes, ante los senadores, había dicho que la reforma laboral “alentará la descomposición social, los resentimientos, la inseguridad y la violencia”.

A todo esto, no hay muchos gobernadores del PRD. Casi seguro que el de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre —que sí, aunque aún me cueste escribirlo, es del PRD— va, igual que Graco Ramírez, de Morelos. No creo que Miguel Mancera tenga bronca, ya se sacó la temida foto con él. ¿Lo hará Arturo Núñez, cercano a AMLO? Sobre todo, ¿irá Ebrard? Él ha dicho en varias ocasiones que no… ¿Quizá los aliancistas Gabino Cué, Rafael Moreno Valle y Mario López de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, respectivamente?


Con esta bronca internacional que el DF se trae con Azerbaiyán, el que no se la va a acabar ahora es el ex senador Carlos Navarrete.

Lo publicó ayer Eunice O. Albarrán en La Razón. El entonces presidente del Senado viajó a ese país del 11 al 13 de julio pasado; lo acompañaron los también senadores, pero priístas, Francisco Arroyo y Melquiades Morales. Estaban los tres a punto de terminar sus funciones. La visita fue, hasta donde entendemos, para que conocieran el país, y se reunieron nada menos que con el hijo del dictador ahora vuelto estatua de la polémica: Ilham Heydar Oglu Aliyev.

Como todo viaje de nuestros legisladores debe tener un informe, el que entregó Navarrete decía: “El senador Navarrete resaltó la alta capacitación del presidente para dirigir los destinos de la nación. Hizo una mención especial al hecho de que su partido será gobierno, una vez más, en la ciudad de México, por lo que las dos plazas que habrán de inaugurarse próximamente como obsequio del pueblo de Azerbaiyán dejarán una huella perceptible en la capital”.

Uy. A todo esto, me parece increíble que a todos se les haya “pasado” la iniciativa del gobierno azerí de poner la estatua del dictador. ¿El que ellos desembolsaran los cerca de 65 millones de pesos les da autorización de poner cualquier cosa en “su” parque? Me gustaría saber a quién se le fue el detalle, ¿quizá a Daniel Escotto, quien funge como titular de la Autoridad del Espacio Público? (Por cierto, aunque suene raro, así es el cargo: titular de la Autoridad… ¿qué tal?).

Si así es, pues avisen. Que yo puedo pensar en muchas personas que encantadas pagarían eso y más por tener su parque y su estatua…


Por cierto, la apuesta de los perredistas: las movilizaciones y la indignación social. Esa es su carta. La iniciativa de reforma laboral regresa a la Cámara de Diputados.

Es, sí, la petición de transparencia a los sindicatos —aprobada ayer por los 128 senadores— que buscarán que indigne más tras la reeleción de Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps, pero también el famoso “derecho de los trabajadores”. Ahí buscarán que la reforma sea re-revisada por los diputados y cambiada en gran parte presionados por la opinión pública, dicen (y yo digo que comenzando por los mismos diputados de izquierda que la aprobaron en primer lugar al abandonar el recinto sin explicación). Se le atribuye a Einstein la frase: “Locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”. Suena como que esto pasará y la iniciativa preferente volverá a ser una iniciativa cualquiera que podría quedar en la congeladora, esperando que pronto alguien la vuelva a resucitar como una de las “reformas urgentes que México necesita” (frase que llevo escuchando 15 años).


¿Quién es el ex gobernador mexiquense, cuyo nombre comienza a sonar para colaborar en el próximo sexenio con Peña Nieto? Se lo digo en la edición on line de esta columna, además de la poca confianza que le tenemos a las autoridades, las llamadas de secretarios de Estado y la resaca por el último debate de Obama y Romney


Aunque no en un puesto de secretario de Estado, no descarte usted que en el próximo gobierno de Enrique Peña Nieto se incorpore un exgobernador mexiquense.
No, descuide, no me refiero a Arturo Montiel... sino a Alfredo Del Mazo.


En la columna de ayer lo decía medio en broma, pero resulta que más bien es cierto. Sólo uno de cada cuatro mexicanos cree que La Marina mató a Heriberto Lazcano "El Lazca". Cuatro de cada diez cree que el líder del cártel de los Zetas de plano no murió en la confrontación; tres de cada diez no sabe si creer o no. Los números son de una encuesta de Parametría.


El consenso es parejo: el presidente y candidato demócrata Barack Obama le volvió a ganar al gobernador y aspirante republicano, Mitt Romney en el último de los debates rumbo a las elecciones de noviembre próximo, aunque no tiene garantizado ganar la presidencia.

Momento cumbre fue cuando Romney reclamó que Estados Unidos tenía menos buques que en 1916, a lo que Obama, irónico le contestó: "Bueno, gobernador, también tenemos menos caballos y bayonetas porque la naturaleza de nuestra milicia ha cambiado. Tenemos estas cosas llamadas portaaviones, donde los aviones aterrizan y buques que van por debajo del mar, submarinos nucleares".

Se vale sobar. ¿A todo esto, porqué México no apareció como tema ni de refilón?


Ayer recibí una llamada telefónica muy interesante. Era de la oficina de un joven secretario de Estado. Su asistente, de quien me reservo el nombre para no meterla en conflictos laborales, solicitó revisar mis datos a fin de que "su jefe se llevara completo y actualizado su directorio". Caray, su equipo sí que tiene mucha energía y ganas de quedar bien con el jefe.


Premio a la declaración de la semana:

--No hay duda que éste es el sindicato más transparente, plural y poderoso de de América Latina: Elba Esther Gordillo. Mmm. Yo me quedaría con que es uno de tres.

Columnas recientes