Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Un hombre de resultados

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

25/10/2012

alcalorpolitico.com

Ni falta el que se va ni sobra el que se queda, dice el refrán. También se afirma que no hay indispensables. Pero de que hay gente necesaria, eso ni quien lo dude.
 
Desde hace ya varias semanas se ha venido manejando la salida del gobierno del estado del secretario de Finanzas y Planeación, Tomás Ruiz González.
 
Apenas hace unos días de pronto y coincidentemente casi al mismo tiempo, en varios medios del Distrito Federal se manejó en columnas que iría o a la dirección general del ISSSTE o a la del IMSS bajo el madrinazgo de la maestra Elba Esther Gordillo.
 
Dado la coincidencia de las menciones, más que una versión con sustento parecía un comentario interesado, a propósito, de alguien o de algunos que quisieran que se fuera. A alguien o a algunos, al parecer, les debe estorbar.
 
Hasta donde se sabe, Tomás, si bien no está peleado con su ex protectora política tampoco conserva ya la cercanía y está totalmente entregado al encargo que le confió el gobernador Javier Duarte de Ochoa.
 
Aunque él lo niega si alguien le pregunta si es cierto que se va, también, según trasciende, tendría invitación para incorporarse al nuevo equipo presidencial, varios de cuyos integrantes –como comenté aquí oportunamente– o han sido sus maestros, o han sido sus alumnos, o han sido sus compañeros en la administración pública federal. Así, como dicen en Xalapa “las puede”.
 
Pero ya faltan solo unos cuantos días para que sepa la verdad.
 
Ciertamente, Tomás Ruiz no es indispensable en el gobierno estatal, pero, sin duda también, cuánto ha contribuido a la buena marcha económica y financiera de la administración de Javier Duarte de Ochoa.
 
Dados los positivos resultados que se tienen, si llegara a marcharse, tal vez sus servicios, hacia adentro del gobierno, llegaran a extrañarse.
 
Para nadie es un secreto que al cambio de gestión en diciembre de 2010, el principal reto que se veía para la administración que entraba era cómo enfrentar y con éxito el gran déficit, la gran deuda económica que se heredaba.
 
Entonces los veracruzanos no estaban preocupados por la violencia organizada, porque por alguna razón ésta no se manifestaba como lo hizo al poco tiempo.
 
La población estaba expectante y una parte de ella, los acreedores, prestadores de servicios, comerciantes, industriales, preocupada por saber cómo se les iba a pagar lo que se les había quedado a deber.
 
Lo mismo pasaba con las autoridades municipales, que tenían las arcas vacías, pero además los programas estaban parados. La total inacción amenazaba.
 
Hasta la fecha no se sabe con exactitud cuánto se debe ya que mientras que se maneja una cifra oficial, otras fuentes citan una cifra estratosférica y ha habido la aceptación pública de que todavía se debe a acreedores y prestadores de servicio, a quienes, al parecer por fin, este fin de año se les acabaría de liquidar.
 
Lo cierto, lo único cierto es que mientras que finalmente el fenómeno de la delincuencia organizada se manifestó abiertamente y se ha constituido en una preocupación latente, no se ha resuelto pero se ha contenido en buena medida con el apoyo de la fuerzas federales, en especial de la Marina y el Ejército.
 
Pero por donde se esperaba que la crisis se desbordara a causa de la escasez o de la falta de fondos públicos, es decir, de la economía y de las finanzas, el fenómeno estaría controlado y de ahí los recientes anuncios que ha empezado a hacer el gobernador Javier Duarte de Ochoa; habría ahora ya no solo un respiro sino también un desahogo.
 
Ahí es donde entra en juego un experto como Tomás Ruiz González, todo un estratega en casos de crisis y emergencia económica, como quedó demostrado cuando el presidente Vicente Fox lo llamó para que se hiciera cargo de la Lotería Nacional y no solo saneara y rescatara a la institución de la crisis en que se encontraba sino también para que limpiara todo en lo que estaba involucrada su esposa la “señora Martha”.
 
Aquí las medidas que se tomaron fueron dolorosas, en especial por el despido de trabajadores de contrato o eventuales y la liquidación a los de base con el programa de “retiro voluntario”, amén de otras acciones de austeridad obligadas.
 
Independientemente de todo lo que se vaya a anunciar en el Segundo Informe de Gobierno, se podría adelantar –por lo menos ese es mi punto de vista, así como para el Primer Informe dije que lo más meritorio era la creación de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz– que para este año lo más destacable de la administración estatal (lo de la seguridad en buena medida es con el gobierno federal) es y será la estabilidad y recuperación económica que se ha logrado, teniendo el ejecutivo del estado como artífice al titular de la Sefiplan.
 
El lunes, en el diario especializado El Economista se publicó destacadamente que varios estados con mayor deuda no solo han implementado ajustes fiscales sino que han realizado esfuerzos para mejorar su perfil financiero. Cita concretamente dos casos: Veracruz y Coahuila.
 
La información está avalada por Fitch Ratings, una organización enfocada esencialmente a prestar servicios de calificación financiera.
 
“En Las siete entidades federativas que registraron el mayor incremento de su deuda del 2008 a la fecha también se observó la implementación de importantes ajustes fiscales para balancear su situación financiera”, reportó Fitch Ratings.
 
Se explica que dichas medidas incluyen mayor fiscalización, incremento de impuestos y tasas de deuda de corto y largo plazo, así como pasivos no bancarios.
 
“Entrevistado por El Economista, tras difundir su reporte: ‘Tendencias y perspectivas en las calificaciones de entidades subnacionales en México’, el director de Finanzas Públicas de la calificadora, Humberto Panti, detalló que Coahuila, Veracruz, Nuevo León, Jalisco, Chihuahua, Quintana Roo y Michoacán fueron los estados que reportaron mayores avances en términos absolutos durante el periodo. En conjunto, explican 63% del incremento”.
 
Quiero creer que esa mejoría o consolidación económica y financiera ha influido para que, por ejemplo, el martes el gobernador Duarte haya anunciado en firme, en acto oficial, la construcción de la autopista Córdoba-Xalapa que durante su gestión anunció varias veces el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán. “Comenzó hoy”, dijo el actual ejecutivo.
 
Si se marchara, Tomás Ruiz González habría cumplido con creces la tarea que se le encomendó. Sin duda, es un hombre, un funcionario de resultados. Dejaría un verdadero reto para quien llegara a sucederlo.
 
Convalecientes
 
Desde estas líneas se desea pronto restablecimiento al colega Francisco “Paco” Martínez Lozada, de Telever, quien ayer fue sometido a una intervención quirúrgica… Igualmente, al líder de la bancada priista en el Congreso local, Jorge Carvallo Delfín, quien igualmente fue operado en días pasados… Liliana Calatayud invita: “Los camaradas de la ciencia invitan a su sesión La Ciencia en el Bar a escuchar la charla "El cielo de los Mayas …acercándonos a su astronomía” que ofrecerá el M. en C. Carlos Rubén de la Mora Basáñez, del Departamento de Inteligencia Artificial de la Universidad Veracruzana. La cita es este jueves 25 de octubre a las 8 de la noche en el salón La Burbuja del Hotel Xalapa. La entrada es libre”.

Columnas recientes