Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

No se va

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

26/10/2012

alcalorpolitico.com

Un asunto que al principio enojaba sobremanera al gobernador Javier Duarte de Ochoa era el malicioso rumor que sus enemigos políticos y uno que otro aspirante priista a ocupar anticipadamente su cargo echaron a andar después de las elecciones federales de julio sobre su posible incorporación al gabinete presidencial de Enrique Peña Nieto en diciembre próximo.
 
En declaraciones públicas y comentarios privados, el gobernante veracruzano ha tenido que reiterar hasta el cansancio que su único compromiso por el momento es con el pueblo veracruzano que lo eligió para un mandato que constitucionalmente concluirá hasta noviembre de 2016.
 
Este martes 23, por ejemplo, entrevistado en Córdoba donde anunció la integración del fideicomiso para la autopista a Xalapa, Duarte de Ochoa negó nuevamente que vaya a incorporarse al equipo del Presidente electo, con el cual se reunió en la ciudad de México al día siguiente, miércoles 24.
 
“Enrique Peña tiene muy claros sus compromisos y su corazón puesto en Veracruz, lo he platicado con él y hay varios proyectos para la entidad…”, subrayó Duarte de Ochoa en Córdoba.
 
Veinticuatro horas después, en el boletín que la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado emitió con motivo del encuentro de Javier Duarte con Peña Nieto en el Distrito Federal, se destacó que ambos personajes sólo hablaron sobre el futuro de la entidad. “Vienen muy buenos tiempos para Veracruz, en los que se consolidarán los proyectos y programas iniciados por esta administración en favor de los veracruzanos”, afirmó el gobernador al término de su audiencia con el mexiquense.
 
El comunicado oficial fue acompañado de una fotografía en la que ambos personajes figuran muy sonrientes, lo que contribuyó a disipar también todo tipo de dudas acerca de su excelente relación política y personal.
 
Sin embargo, aún así, este jueves 25 el mandatario estatal fue entrevistado otra vez sobre la misma especie desmentida en múltiples ocasiones. Abordado en un hotel de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río donde inauguró el XXXV Encuentro Nacional de Desarrollo Rural, Javier Duarte aclaró que no había ido a pedirle chamba a Peña Nieto.
 
“Cómo cree que voy a pedirle empleo, si yo ya lo tengo”, respondió tajante el gobernador, quien aclaró que sólo habló con Peña de los proyectos y de nuevas inversiones en obras que van a consolidar la infraestructura del estado, como la autopista Tuxpan-Tampico y la nueva Terminal Portuaria de Tuxpan, en la que la empresa SSA México, subsidiaria de Stevedoring Services of America Marine (SSA Marine), invertirá 350 millones de dólares y generará 4 mil empleos indirectos y mil 200 directos en el municipio donde gobierna bien el alcalde priista Alberto Silva Ramos.
 
Duarte de Ochoa dijo que también informó a Peña Nieto sobre el estado que guardan las finanzas públicas de Veracruz, de la estrategia que asumió al inicio de su administración para reducir el gasto corriente y eficientar los recursos del pueblo veracruzano, y que además le comentó “que necesitamos el apoyo de la Federación”.
 
Seguramente abordaron otros temas más que por discreción política no han sido difundidos oficialmente. ¿O a poco Duarte no invitó personalmente a Peña para que el próximo 15 de noviembre asista a su segundo informe de gobierno en Xalapa?
 
Se presume que igualmente debieron haber tocado otros asuntos como el de los futuros nombramientos de los nuevos delegados federales en la entidad, algunos de los cuales, como los de la Sedesol, la Sagarpa y del programa Oportunidades serán operadores políticos estratégicos para las elecciones locales de julio de 2013, cuando en Veracruz se elijan los 212 presidentes municipales y los 50 diputados al Congreso del estado, 30 de mayoría relativa y 20 de representación proporcional.
 
CASO ALAMO
 
Por cierto, en Álamo, una de las 30 cabeceras distritales de la entidad, los grupos priistas y de ex priistas que después de la alternancia en el poder abandonaron el tricolor para irse a cobijar políticamente al PAN, ya comenzaron a reclamar al PRI el pago de facturas ante la cercanía del proceso electoral local.
 
Y es que ante la votación que en ese distrito fue favorable a los candidatos del Revolucionario Institucional en las elecciones federales del pasado 1 de julio, de pronto, los “padrinos” del triunfo fueron muchos, pues además de los delegados priistas como el ex alcalde pozarricense Marcos López Mora, el ex munícipe tuxpeño Crisóforo Hernández Cerecedo, y el ex edil de Catemaco, Arturo Cárdenas Escobar, también se atribuyen el mérito los ex legisladores Juan Bustillos Montalvo –de reciente reingreso al PRI, venido ahora del PAN– y su pariente Balfrén González Montalvo, al igual que otros aspirantes a la alcaldía y diputación local como Pepe Arenas, Paulino Vázquez Villalobos, el doctor Antonio Argüello Morales, Chico Ríos y otros más que seguramente reclamarán los sumen a la causa priista.
 
Los seguidores de Arenas y Paulino Vázquez dan por hecho que ambos repetirán en las candidaturas para la presidencia municipal y diputación, respectivamente, aunque los dos le garanticen al PRI una nueva derrota, pues ya fueron derrotados en el 2010 por el PAN.
 
Su fracaso también arrastró al candidato del PRI a gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien no pudo ganar en ese distrito.
 
Pero ahora, con Enrique Peña Nieto en vísperas de tomar posesión como Presidente de la República, francamente se ve difícil que pudieran repetir los presuntos candidatos “amarrados”. Y es que a partir de diciembre próximo, seguramente en el PRI variarán las circunstancias y también las consideraciones para la designación de candidaturas.
 
El doctor Argüello Morales, encargado del Centro de Salud y presidente del Comité Municipal del PRI, también quiere ser nominado a la alcaldía. Caso distinto es el del transportista Manuel Mejía Del Ángel, de quien dicen que participa pero no aspira a candidatura alguna, optando por ver a los toros desde la barrera de primera fila.
 
En cambio, la licenciada y maestra en Administración Pública y Acción Política, Jennifer del Ángel Rueda, quien participa como secretaria general del CDM del PRI, sí aspira a una candidatura, específicamente a la diputación.
 
Jennifer viene de la cultura del trabajo partidista. El sexenio anterior integró la dirigencia juvenil cuando Adolfo Ramírez Arana, actual alcalde de Paso de Ovejas, lideraba el FJR en la entidad.
 
Ahora, radicada en Álamo, donde despacha en la Notaría Nueve como titular, la licenciada Del Angel Rueda es la coordinadora distrital de la Fundación Colosio y participó de manera importante en las campañas del diputado federal Genaro Ruiz Arriaga, y en la de los senadores José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa.
 
Próxima a titularse como Doctora en Administración Pública y Acción Política por el Colegio de Veracruz, Jennifer espera ser tomada en cuenta en el examen de perfiles y posibilidades a ras de tierra, para una candidatura.
 
Ella viene participando en la política regional de Álamo pero con la prudencia de no enfrentarse con los grupos locales de poder, lo que quizá la haga vulnerable para marginarla de alguna candidatura, favoreciendo a otros que podrán ganar las nominaciones pero no las elecciones.
 
Jennifer es hija de Jenaro del Ángel Amador, ex diputado local, ex diputado federal por Tuxpan, ex servidor público y notario público en aquélla región del norte del estado.

Columnas recientes