Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Crisis del comercio en Veracruz

Economía y sociedad

Por: Hilario Barcelata Chávez

29/10/2012

alcalorpolitico.com

El sector comercial en Veracruz se encuentra inmerso en una profunda crisis. Durante los ocho primeros meses del año registró una caída del -0.4%. Este adverso comportamiento es continuación de la pobre evolución que este sector ha mostrado en los últimos años, en los que ha permanecido estancado, con una ínfima expansión de 0.2% en 2010 y de 0.5% en 2011. Esto trajo como resultado que en el período 2010-2012 apenas acumulara un incremento del 0.1%, es decir, el sector ha estado prácticamente paralizado.

Al analizar de manera desagregada los componentes del sector comercial se puede observar un comportamiento diferenciado, notándose un mejor desempeño en el comercio al menudeo, que durante 2010 y 2011 creció en 3.4 y 3.5% respectivamente, aunque en 2012 su aumento fue de sólo 1.5%. Esto le permitió acumular un ascenso de 5% en todo el período. En cambio, las ventas al mayoreo acusan una fuerte crisis interna ya que de 2010 a 2012 cayeron en 6.3%, al presentar tasas anuales decrecientes de -3.7%, -3.3 y -3.1% respectivamente para cada uno de los años del período.

Esta situación contrasta con la observada a nivel nacional donde en el mismo período, las ventas del sector comercial crecieron 3.6%, resultado de una expansión de 2.8% en 2010, 3.2 en 2011 y 0.4% en 2012.

De igual manera la evolución de los componentes del sector fue mejor a nivel nacional ya que el comercio al mayoreo creció 3.1% mientras que las ventas al menudeo aumentaron 4.2%.

Esta situación refleja un momento preocupante en la economía veracruzana pues las ventas comerciales representan uno de los principales indicadores de la salud económica del estado, dado que su reducción refleja la caída del consumo, tanto de las familias como de las empresas, lo cual es resultado del freno de la actividad productiva en general, que propicia una disminución de los ingresos derivados de las utilidades y de los salarios. En otras palabras, si las ventas comerciales se han reducido es porque no hay dinero para comprar, ni en lo bolsillos de las personas, ni en la caja de las empresas y eso es una grave señal, tanto desde la perspectiva económica, como desde una óptica social.

[email protected]

Columnas recientes