Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Urgente aplicar políticas públicas eficientes para evitar accidentes viales

Metrópoli

Por: Francisco L. Carranco

29/10/2012

alcalorpolitico.com

Recientemente hemos abordado temas de interés público, precisamente, aquellos que atraen la atención y visibiliza su importancia porque hay un creciente problema que está causando serios daños en el patrimonio, la infraestructura y la propia salud pública de la ciudad y ciudadanos, nos referimos al incremento de los accidentes automovilísticos tanto en tramos carreteros, federales y estatales, como en las ciudades que concentran mayor aforo vehicular.

En la ciudad de Xalapa, el Cabildo en votación unánime, emitió una prohibición para que los vehículos de carga, considerados pesados, circulen durante el día por las avenidas de la ciudad, se espera que pronto con la inauguración del libramiento esta ciudad quede liberada de todo el trafico de carga terrestre.

Una buena medida sin duda, pero, hay que ver que es una disposición que toma el ayuntamiento y que su aplicación es una forma de prevenir accidentes y evitar lamentables daños provocados por estos siniestros que causan graves daños.

Sin embargo las autoridades del ramo, SCT; no han hecho ninguna acción que ayude a detener el incremento de siniestros en las carreteras veracruzanas, excepto echarle la culpa a los automovilistas; en las ciudades, la prohibición del trafico carguero en el día, ayuda y es una buena medida, pero no suficiente.

El problema no se arregla con declaraciones, hay que emprender medidas de vialidad segura en donde todos debemos intervenir, los niveles de autoridad municipal, estatal y federal, tienen reglamentación y la responsabilidad de aplicar la ley y las sanciones a todos los que infrinjan las normas y los reglamentos.

También tienen la obligación de aplicar las medidas preventivas, orientación y vigilancia para que las calles, carreteras, caminos y autopistas tengan una vialidad segura que no comprometa daños económicos, salud y vida.

En este aspecto se debe hacer una nueva revisión desde el regidor de transito y vialidad, pasando por el encargado de transito y transporte del estado, así como el similar de la carreteras federales, para distinguir las mejores practicas para prevenir accidentes.

A la fecha no hay mucha información divulgada, aunque creemos que cada dependencia debe tener información cuantitativa de los accidentes y sobre los efectos de algunas medidas para prevenirlos, es decir, alguien debe resguardarla.



A veces falta la información, debido a que un área en concreto no suele evaluar las medidas de forma cuantitativa, o a veces porque es muy difícil o incluso imposible llevarla a cabo.

Anteriormente el Instituto del Transporte del Estado, antes de desaparecer, tenía la responsabilidad de dar cursos de formación de conductores y educación sobre seguridad vial, estos cursos daban, por lo menos, la certidumbre de que los conductores habían tenido un contacto preventivo y saber de una norma para la buena practica de manejo.

La extinta dirección de Transito Municipal, tenía la responsabilidad de las campañas preventivas apara mitigar los accidentes viales en las ciudades, índices de víctimas (heridos y muertes) y daños económicos derivados de los siniestros.

Ahora es responsabilidad de la Secretaria de Seguridad Pública ordenar el transito y trasporte en los municipios y estado.

Dado el incremento de todo tipo de accidentes en las calles citadinas, carreteras estatales y carreteras federales, es urgente y necesario la aplicación de un programa de educación vial que no esté orientado, exclusivamente, a los niños en las escuelas, sino que incluyan a los jóvenes que son los que mas rápido se incorporan a la masa automovilistas y los adultos que no tienen mayor conocimiento de como se debe manejar en ciudades de gran concentración vehicular.

Y definitivamente a los conductores de transporte urbano, suburbano, rural, estatal y federal, educarlos en la responsabilidad de respetar la vida de los pasajeros y transeúntes, en respetar los límites de velocidad y darles ayuda psicológica para mitigar el estrés y traumas en el que están inmersos en el falso concepto del tiempo y la carrera para ganarle al compañero el pasaje manejando a mayor velocidad.

Suburbio 1

Esto solamente es una reflexión, seguramente las autoridades en este momento están diagnosticando qué se debe hacer, cómo y cuándo empezar, digo, los accidentes causan muchas víctimas y la autoridad, pues nomás no se ve.

fl_carranco@hotmail.com

Columnas recientes