Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La foto, otra lectura

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

06/11/2012

alcalorpolitico.com

Comenté ayer la foto de Perote, del rancho San Julián propiedad de la familia Yunes Suárez-Zorrilla. Hice algunas lecturas, una de ellas por qué el gobernador Javier Duarte se hizo acompañar solo por el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Erick Lagos Hernández, así como por el actual presidente municipal de Boca del Río, Salvador Manzur Díaz.
 
Si se parte de que la reunión habría sido para definir alguna estrategia que procure más recursos para Veracruz, de cara a la aprobación del presupuesto federal para 2013, tomando en cuenta la estratégica posición del senador José Yunes Zorrilla como presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, hay otra lectura en el caso de Manzur.
 
Escribí que su presencia en la reunión lo apuntaría para ser diputado local y presidir la Junta de Coordinación Política del Congreso local y por eso tendría que estar enterado del teje y maneje de los recursos públicos federales asignados al estado.
 
Pero parecería ser que en realidad el ahora alcalde boqueño habría asistido al encuentro porque estaría proyectado para ser el próximo titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación en sustitución de Tomás Ruiz González, quien emigraría al Distrito Federal invitado para incorporarse al nuevo equipo presidencial.
 
En ese escenario, no se descartaría entonces que a la Junta de Coordinación Política llegue el actual alcalde de Tuxpan, Alberto Silva Ramos, de quien se tiene la seguridad que ganaría la elección en su distrito como candidato a diputado local.
 
Por cuanto hace a Erick Lagos, dije que continuaría al frente del PRI estatal, a menos que se presentara algún contratiempo. Parece que se le está presentando… pero para bien suyo. Erick, quien cumple un periodo estatutario que vence el próximo 20 de noviembre, estaría a punto de dejar la dirigencia estatal.
 
Según versiones que no se pueden desechar, estaría considerado para arribar a la Secretaría de Gobierno en lugar de Gerardo Buganza Salmerón, a quien escucharían en su ruego de que no lo envíen a Córdoba como candidato a presidente municipal, pero le catafixiarían el cargo: lo enviarían a la Secretaría de Comunicaciones a sustituir a Raúl Zarrabal Ferat, quien a su vez será candidato a presidente municipal por Boca del Río.
 
(A Erick, ayer el presidente de la Junta de Coordinación Política, Jorge Carvallo Delfín, le tiró no una flor, sino un verdadero ramo: declaró sobre político de Isla: “Nosotros le damos un aval de garantía. No puedo decir que se quede, eso lo debe determinar el Consejo, creo que ha hecho un buen trabajo, creo que tiene un buen manejo, tiene buena mano izquierda, tiene buena mano derecha”. Si se recuerda, en algún momento se supo que eran irreconciliables a causa de que Erick lo combatía a causa del celo por la cercanía con el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán.)
 
Aparejados a esos movimientos, se darían otros dentro de la estructura del gobierno del estado. Marcelo Montiel Montiel habría aceptado, por fin, volver a contender como candidato a alcalde de Coatzacoalcos y en su lugar llegaría una gente cercana a él. Pero habría más movimientos en los cargos de los llamados mandos medios.
 
El Consejo Político Estatal del PRI está contemplado celebrarse el próximo 18 de este mes, tres días después del Segundo Informe de Gobierno, cuando comenzará a desgranarse la mazorca.
 
Coatzacoalcos
 
Todo el largo puente que pasó la pasé en Coatzacoalcos. Viajé a visitar la tumba de mi padre y a estar y convivir con mi familia. Pero siempre aplico aquello de que donde está un periodista hay una noticia. Así que me lancé a hacer un sondeo para palpar cómo anda la ciudad con miras a la renovación municipal.
 
Platiqué con muchas personas del pueblo, las que votan, con el taxista, con la empleada de hotel, con los comerciantes del populoso mercado Morelos, del mercado principal, con quienes asistieron a los panteones (por allá me encontré y saludé a viejos y buenos amigos como Alfonso Villalobos, corresponsal de Telever-Televisa, Federico Lagunes, regidor y periodista, el abogado Abel Rivera Hernández, Fernando Caballero, etc.), con vendedores ambulantes, me subí al camión urbano y hablé con colonos. En fin.
 
Es indudable que el panorama no es nada alentador para la causa tricolor a causa de la división entre los grupos políticos.
 
El resultado que obtuve me arrojó que los priistas mejor posicionados para llegar a la alcaldía son Marcelo Montiel Montiel y Joaquín Caballero Rosiñol, uno actualmente secretario de Desarrollo Social y el otro diputado federal. Marcelo conserva su arrastre en las colonias. Lo recuerdan bien. “Es que Marcelo nos apoyó”, fue el comentario generalizado. Según una versión atrasada, él se resistía a volver; según una versión que obtuve ayer, habría aceptado ir a defender la causa tricolor.
 
No aprueban con entusiasmo pero tampoco rechazan a la señora Mónica Robles de Hillman, de quien me dijeron sobre todo mujeres que sí votarían por ella. Quién sabe si alguna vez ella ha pensando contender y si lo haría por el PRD o por el PRI, por el PRD dada la militancia de su madre en ese partido, por el PRI a causa de que su esposo es tricolor.
 
En el caso del PAN, no aprueban a Gonzalo Guízar Valladares, pero más que por su persona por su familia. Se ve que han dañado mucho su imagen algunos sonados casos de sus hermanos. Pero tiene sus simpatizantes, no se crea.
 
Lo que más me sorprendió es que quien sí tiene una gran aceptación, tanto de panistas como de priistas y hasta de perredistas es el ahora panista Rafael García Bringas, oftalmólogo, ex presidente municipal priista y recién ex diputado federal albiazul. Varios priistas me dijeron que si su partido no postula a un buen candidato irán a votar por este hombre.
 
(Actualmente, en el malecón, a manera de tarjeta de presentación, tiene un gran espectacular anunciado sus servicios profesionales. Es una forma inteligente de balconearse aparentemente sin hacer campaña. Recién, en ese espacio tuvo otro dando las gracias a los ciudadanos que lo hicieron diputado federal.)
 
Desde hace ya un buen tiempo, tanto Guízar Valladares como García Bringas, ambos ex priistas, en mancuerna han estado trabajando en las colonias. Al PRI le urge que defina sus candidaturas porque aquéllos le pueden sacar un buen tranco, le pueden dar un buen susto y hasta le pueden ganar.
 
Algo que no puedo dejar de mencionar. El alcalde Marcos Theurel, buen amigo mío, atento, caballeroso, deberá tener cuidado con algunos de sus colaboradores porque le dañan su imagen, la del Ayuntamiento y la de su partido. Escuché quejas contra el director de Gobierno porque trata mal, en público, a los necesitados de los programas sociales. Vendedores ambulantes, que me dijeron que han sido priistas de toda su vida, se quejaron de los inspectores de comercio porque no los dejan trabajar ni siquiera en lugares donde no afectan a nadie. Un vendedor de empanadas de manjar, de nombre Mario Reyes, muy molesto, me dijo que no volverá a votar por el PRI.
 
Por lo que percibí, lo cierto, lo único cierto, es que el tricolor no la tiene fácil.

Columnas recientes