Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El PRD de Peña

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

13/11/2012

alcalorpolitico.com

Entre los operadores políticos del Presidente electo Enrique Peña Nieto ha causado extrañeza la mano negra que en Veracruz, a menos de tres semanas de la toma de posesión del mexiquense, está confrontando a los grupos locales del PRD que de manera porril se están disputando el control del partido del sol azteca en la entidad con miras a la elección municipal de 2013, cuyo resultado adverso o a favor del PRI incidirá en la sucesión del gobernador Javier Duarte de Ochoa en el año 2016.

Pero la inquietud entre los peñistas no es tanto porque desaprueben este tipo de tácticas divisorias a las que el propio ex gobernador del Estado de México recurrió para mantener la hegemonía del partido tricolor en su entidad y ganar posteriormente la Presidencia de la República, sino que la razón se debe más bien al “timing” político.

Y es que Peña y sus operadores no desean en este momento agitar las aguas y menos en contra de los grupos moderados de la dirigencia nacional del PRD que se han deslindado de su ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y han decidido mantener una relación institucional con el nuevo gobierno federal que está por encabezar el mexiquense.

Ayer, por ejemplo, el coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, confirmó la asistencia de los legisladores perredistas a la toma de protesta de Enrique Peña, el próximo 1 de diciembre.

Barbosa adelantó que estarán presentes en la ceremonia y que mantendrán una conducta respetuosa. “Estaremos presentes porque es un hecho político de los poderes públicos. Los senadores tendremos una conducta republicana y respetuosa porque vamos a asistir a un acto protocolario”, dijo el legislador del partido del sol azteca, quien adelantó que el PRD presentará un posicionamiento conjunto, que será crítico pero no irrespetuoso.

“Se pronunciará un discurso de partido de oposición, un discurso fuerte, pero que no ofenda ni denigre la política”, anunció el líder de los senadores perredistas, quien insistió en llamar a Peña a construir un acuerdo nacional que fije la agenda de los temas más importantes para el país.

Barbosa aseguró que el PRD está dispuesto a dialogar, siempre y cuando se fije una posición clara sobre los asuntos que requieren la atención de las fuerzas políticas. “La izquierda no se va a marginar, va a estar en la mesa de diálogo, va a discutir y va a votar”, afirmó.

Por eso, en Veracruz, no sería raro que en breve aminore el acoso del grupo de Freddy Ayala González en contra de Juan Vergel Pacheco, el presidente del CEE del PRD supuestamente desconocido y destituido por los consejeros veracruzanos del partido del sol azteca, el cual sigue sosteniéndose en la dirigencia estatal por su vínculo político con la poderosa tribu de “Los Chuchos” que lideran Jesús Ortega y Jesús Zambrano, actual dirigente nacional que recientemente operó para Peña la reunión con los gobernadores perredistas electos y en funciones.

Después del 1 de diciembre quizá sea otra la relación de Peña con esta corriente nacional del perredismo. Pero, por lo mientras, los peñistas no quieren hacer olas ni agitar vientos que antes de su toma de posesión pudieran despeinar el copete del flamante Presidente de la República electo.

En Veracruz, pues, los operadores priistas habrán de esperar y buscar otras estrategias para impedir, neutralizar o contrarrestar la virtual alianza electoral que el dirigente perredista presuntamente “destituido” pretendería hacer en 2013 con el PAN, específicamente con el grupo del ex candidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, a quien, por cierto, apoyó Freddy Ayala en la sucesión estatal de 2010, lo que le costó al ahora detractor de Juan Vergel una “expulsión” simulada ya que al año siguiente fue reivindicado en la secretaría general del Comité Ejecutivo Estatal, al lado precisamente de Vergel Pacheco.

EMBAJADOR DE LUJO

Por cierto, ayer en este espacio comentamos que Enrique Peña Nieto no asistiría el próximo jueves 15 a la ceremonia del segundo informe de gobierno de Javier Duarte de Ochoa, y que la representación del Presidente electo recaería en el ex gobernador del Estado de México, Miguel Ángel Osorio Chong, uno de los operadores políticos más cercanos del mexiquense.

Pero ahora ha trascendido que tampoco vendrá Osorio Chong como el propio gobernador Duarte de Ochoa lo había anunciado, sino que el representante personal de Peña sería otro destacado peñista oriundo del Estado de México: Luis Videgaray Caso, ex coordinador de la campaña presidencial del ex candidato del PRI.

La asistencia de Videgaray, quien se perfila como el hombre fuerte del gabinete de Peña, tiene obviamente muchas otras connotaciones políticas. Por lo mientras confirma la cercanía del mandatario veracruzano con el primer círculo del naciente peñismo.

¿OTRO CASINO?

Aunque usted no lo crea, en Xalapa está por empezar a operar un cuarto casino.

Lo que parece desmentir que en la capital veracruzana exista tanta pobreza, desempleo o subempleo, como muchos quieren creer.

Y lo que haría suponer también que Xalapa ya no sigue siendo sólo una ciudad de burócratas en la que el circulante únicamente fluye los días 15 y 30 de cada mes.

El permisionario de esta nueva casa de apuestas, según ha trascendido, es un empresario emparentado políticamente con una influyente funcionaria del Ayuntamiento xalapeño, el cual enfrentaba hace apenas 8 días serios problemas con la justicia por unos pendientes en el vecino estado de Puebla.

El pasado lunes 5 habría sido detenido en un afamado restaurante de mariscos de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Columnas recientes