Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los vencidos del tiempo

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

14/11/2012

alcalorpolitico.com

El tiempo castiga y se castiga con el tiempo.

Ayer cuando vi en la tribuna del Senado de la República a Manuel Bartlett Díaz, era ostensible la erosión que le ha causado el paso de los años.

Llegó al atril con paso lento y esgrimió su argumentación con voz sin aliento. Traía en su bagaje la <<coordinación>> del Partido del Trabajo, habiendo dejado en el baúl de las antigüedades la currícula que construyó cuando era priista, y también, uso las palabras suaves de quien se siente respaldado por el poder que hoy no tiene.

Como emisario de AMLO de quien dijo hace algunos días, que le debe la senaduría, recalcó en sus palabras que la iniciativa de reformas a la ley laboral, toda ella violaba la constitución general de la república, y de allí no salió <<no podría, por sus antecedentes personales, combatir el linaje de donde viene>>, para rematar aventándole a Enrique Peña Nieto, que llegaría a la presidencia con la ilegitimidad que siempre cuestiona el dos veces derrotado tabasqueño, y que él, no gana y quizá no gane en mucho tiempo. Manuel Bartlett abundó en que la votación “aplasta” y que por ello el senado no es un Parlamento. Y al final se enojó y se mostró el democrático que n nunca fue.

La sesión, ayer, en el Senado de la República, agotó muchas horas en la discusión de la minuta que los diputados le regresaron a los miembros de la Cámara Alta, y todo para darle salida a la segunda iniciativa preferente que el presidente Calderón atrampó como despedida del poder.

Los tres lobitos, Javier Lozano Alarcón-Gil Zuart y Cordero se pusieron el overol y estuvieron en su papel de arietes y mostraron complacencia con el resultado de la jornada en la que también fueron bizarros defensores para el pase que, finalmente precipitó a mayor profundidad el proceso de divorcio entre <<espurios y legítimos>> que al parecer, ha concluido en su etapa legislativa, aunque, sin embargo, les queda el recurso de apelación y, además, en su oportunidad, la promoción de amparos y todo lo que la ley permita para continuar con el matrimonio.

Queda claro: La reforma va sin los artículos 388bis y 390 que se dejaran para otra ocasión, y se van <<otra vez>> a la de diputados, con el disgusto y enojo de los perredistas y socios, que alegaron violación a la constitución general de la república, y se publicará sólo lo aprobado.

P.D. Al final en lo que todos los senadores calificaron como un día histórico -unos como tragedia y otros de celebración-el pleno de la Cámara de Alta aprobó por mayoría absoluta, la reforma laboral, la segunda iniciativa preferente que enviara el presidente Calderón. Por 99 a favor a favor, 28 en contra y 0 abstenciones <<son en total 128 senadores>>, estos legisladores aprobaron en lo general la reforma laboral, y actualizaron la Ley Federal del Trabajo que no se había movido desde hace 42 años.

La senadora Alejandra Barrales, <<promovente del artículo 88 bis se mostró decepcionada porque el resultado de estos cambios legislativos representan en los hechos, dijo, -“ una contrarreforma pues de una u otra manera “se empeoran las condiciones y calidad de vida de los trabajadores y familias por una actuación de los diputados del PRI “de mala fe”. AMLOista, al fin.

Columnas recientes