Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El trasplante, lo más trascendente

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

26/11/2012

alcalorpolitico.com

De entre tantas cosas que se han dicho hasta ahora de las acciones del gobierno del estado en su segundo año de gestión, por el avance médico que representa y la esperanza que abre para muchos veracruzanos enfermos de cáncer, tal vez lo más trascendente ha sido el primer trasplante de médula ósea que se realizó en el Centro Estatal de Cancerología, de lo que dio cuenta el viernes pasado el secretario de Salud Pablo Anaya Rivera.

En su momento, en junio pasado, cuando tuvo lugar tan destacado acontecimiento médico, consideré que era algo obligado de comentar, pero también caigo en el lugar común de ocuparme más de asuntos políticos que son de menor relevancia que de lo que verdaderamente es importante, trascendente, pero que no es escandaloso ni provoca morbo o rumor, y se me pasó hacerlo.

La comparecencia ante diputados el fin de semana pasada del secretario de Salud estatal me da pie para volver al tema y porque considero que es de justicia hacerle todo el reconocimiento a los médicos, enfermeras, técnicos y hasta el personal de limpieza que participó entonces, héroes anónimos a los que debemos tanto pero de los que nos ocupamos poco.

Y lo hago porque sé de casos de familias e incluso algunos colegas amigos míos que tienen enfermos, algunos niños como el que fue beneficiado ya, que ahora viven con la esperanza de recobrar a sus seres queridos, cosa que sinceramente y de todo corazón les deseo.

Esas cosas son las que hablan bien de un gobierno, como la de que se haya construido en Xalapa una de las cuatro cámaras especiales que hay en el país para atender este tipo de tratamientos, cirugías que, por lo demás, tienen un costo de 2 millones y medio de pesos.

En ese tema, es de desearse que el gobernador Javier Duarte de Ochoa decida continuar impulsando ese tipo de trasplantes y que el secretario de Salud, Anaya Rivera, aliente, como lo ha venido haciendo, pero además estimule en la medida de las posibilidades de su dependencia, al personal médico especializado veracruzano, obra calificada ya, para que sigan salvando vidas.

Acerca de lo que dijo el doctor Pablo Anaya el viernes, me llamó la atención también que en el periodo del que dio cuenta se realizaron 20 trasplantes renales en hospitales del puerto de Veracruz y de Xalapa, pero además que se obtuvo en donaciones un corazón, seis riñones, siete tejidos óseos y cuatro córneas, cultura de donación que se debe fomentar porque nadie está a salvo de no necesitar alguna vez de un trasplante.

Acaso lector, lectora, el tema me sea sensible, porque en días pasados he vivido la preocupación por un familiar enfermo que, por fortuna, tiende a estabilizarse, lo que, como siempre sucede en estos casos, lleva a uno a valorar los servicios médicos tanto oficiales como privados y a desear que las políticas públicas en materia de salud tengan el mayor alcance en especial para los de escasos recursos económicos (preocupación que quizá sea la causa de algunos lapsus que he tenido a la hora de escribir por lo que he tenido que estar pidiendo a mis amigos editores que hagan correcciones a mis textos, lo que de paso les agradezco).

He leído todo un rosario de logros que alcanzó la Secretaría de Salud estatal este año, programas, cifras, acciones, proyectos, y ojalá la salud siga siendo verdaderamente prioritaria para el gobierno del estado y que el titular del ramo Pablo Anaya Rivera no baje la guardia, que continúe su buena labor como la que ha hecho hasta ahora. Muchas familias, cientos, se los van a reconocer y, no me cabe duda, a agradecer.

Y en otro tema, los que han de haber dormido a pierna suelta y ronca que ronca han de haber sido los 100 mil maestros federalizados y estatales en el estado porque recibirán en tiempo y forma su pago de aguinaldo y otras prestaciones de fin de año, según anunció el jueves pasado el secretario de Educación Adolfo Mota Hernández.

Me llamó mucho la atención que Adolfo haya hecho el anuncio ese día y que no se haya esperado para decirlo en su comparecencia, pero sin duda lo consideró tal relevante, como lo es por el beneficio que representa para 100 mil familias veracruzanas, y por eso adelantó que el gobernador Javier Duarte garantiza el cumplimiento.

La educación como la salud son pilares fundamentales de todo gobierno y en esas áreas es donde se mide el verdadero avance de una administración, donde se puede cuantificar mejor. Y, aunque parezca materialista, en el caso de los protagonistas como son los maestros, no se puede medir mejor el avance que en el bolsillo, que se traduce en pan seguro en la mesa, en satisfactores para toda la familia.

Y ya de paso, y qué bueno, quienes se deben estar frotando las manos deben ser los comerciantes, porque hasta ellos llegará el beneficio. El buen fin va a durar lo que resta de noviembre y prácticamente todo diciembre.

Estas líneas las escribí prácticamente ya en viaje hacia Guadalajara, donde participo con un grupo de compañeras y compañeros editores de la Universidad Veracruzana en el 2º Congreso Internacional de Correctores de Texto en Español (el primero fue en Argentina el año pasado), dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Es un esfuerzo que hace nuestra Casa de Estudios por capacitarnos para ofrecer productos editoriales con mejor calidad. Es también, como quiera que sea, dar presencia a Veracruz ante especialistas de todo el mundo de habla castellana. El nuestro es el mayor grupo que asiste de una universidad mexicana.

El director de la Editorial, Agustín del Moral, ha estado participando como moderador en la presentación de libros. Al Congreso de Correctores asisten Magda Cabrera, coordinadora de editores de la Editorial de la UV; Liliana Calatayud, editora adjunta de la revista La Ciencia y el Hombre y Diana Luz Sánchez, editora responsable de la revista La Palabra y el Hombre.

También participan Paty Maldonado, Angélica Guerra, Aída Villanueva, Enriqueta López y Silverio Sánchez, editores, formadores y diseñadores editoriales, así como Ana Guerrero, asistente de edición de La Palabra y el Hombre.

Por otra parte, Jesús Guerrero, editor, participa a nombre de la Editorial de la UV en el Foro Internacional de Edición Universitaria y Académica mientras que Germán Martínez Aceves, Coordinador de Actividades Académicas y Culturales de la Feria Internacional del Libro Universitario de la UV, Ana Mónica Galindo y Jackeline Alemán hacen amarres para la próxima Feria Internacional del Libro de la UV en Xalapa.

En Guadalajara, a un año de distancia, de Enrique Peña Nieto ya ni quien se acuerde.

Columnas recientes